El dicho "para gustos, colores", bien podría haber sido "para gustos, croquetas". Y es que estas pequeñas porciones crujientes por fuera y melosas por dentro son un manjar que gusta a todo el mundo. ¿O acaso conoces a alguien a quien no le gusten las croquetas?

El 16 de enero es el Día Internacional de la Croqueta. Y en Cocina Fácil nos hemos propuesto que lo celebres cocinando y comiendo croquetas. No son difíciles de hacer, quizá sí un poco laboriosas. Lo que te llevará más tiempo es preparar la bechamel, y ahí sí tenemos un truco: haz bechamel de más y luego divídela para preparar croquetas de diferentes sabores. O congélala y el próximo día que quieras comer croquetas, tendrás el 50% del trabajo hecho.

Recetas de croquetas de carne

Las croquetas de cocido y las de pollo son las más clásicas y tradicionales, precisamente porque permiten aprovechar las sobras de otras recetas convirtiéndolos en un bocado gourmet. Algunas de estas croquetas se preparan con puré de patata en lugar de bechamel, una opción diferente que es típica de algunos países europeos. No es lo mismo, pero también están deliciosas.

Recetas de croquetas de pescado

Las de bacalao son quizás las más famosas, pero también las de gambas o langostinos o las de pescados blancos como rape o merluza. Si quieres, puedes inventar tu propia receta mezclando varios de estos ingredientes, y también añadiendo alguna verdura. Lo bueno de las croquetas es que son un lienzo en blanco y admiten todo tipo de ingredientes. Las últimas de esta selección, por ejemplo, son de mejillones.

Recetas de croquetas de verduras, legumbres y setas

¿Croquetas de guisantes? ¿De garbanzos? ¡Sí! Están buenísimas y son una buena opción para que los más pequeños de la casa coman legumbres. Las de setas como boletus, champiñones o trompetas de la muerte son ya un clásico de la cocina gourmet, y las croquetas de verduras te permiten dar salida a calabacines, berenjenas, pimientos crudos o asados, espinacas, cebollas...

Recetas de croquetas de queso

Morder una croqueta y notar el queso fundido en su interior es un placer absoluto. Lo bueno de las croquetas de queso es que pueden ser muy suaves, por ejemplo si las preparas con mozzarella, mahón o queso tierno, o muy potentes, si utilizas un queso azul o un camembert. Una opción perfecta para los amantes del queso es utilizar diferentes variedades de quesos –una alternativa ideal cuando tienes restos de varios quesos en la nevera–.

Recetas de croquetas originales

El universo croqueta es tan amplio como la imaginación te permita. Aquí tienes una pequeña muestra, como las croquetas de huevos, las de dátiles con beicon o las de arroz y champiñones, primas hermanas de los tradicionales arancini italianos, pero sin carne.

10 errores que pueden hacer que tus croquetas sean un auténtico desastre

Articulo relacionado

10 errores que pueden hacer que tus croquetas sean un auténtico desastre

¿Cómo se hacen las croquetas? 3 trucos mágicos para darles forma y que te queden perfectas

Articulo relacionado

¿Cómo se hacen las croquetas? 3 trucos mágicos para darles forma y que te queden perfectas

Tenemos la genial receta de croquetas de huevos rotos con patatas del chef Paco Roncero

Articulo relacionado

Tenemos la genial receta de croquetas de huevos rotos con patatas del chef Paco Roncero