Cremosas por dentro y crujientes por fuera, estas deliciosas croquetas combinan la suavidad del calabacín y de la bechamel, la intensidad del queso y el sabor robusto y a la vez dulzón de la albahaca

La clave para que las croquetas te queden siempre exquisitas está en la bechamel. Es importante que añadas la harina cuando la mantequilla está totalmente fundida y que no dejes de remover durante su elaboración. Asimismo, el relleno tiene que ser cremoso, pero, a la vez, debe tener cierta consistencia. Para conseguir su punto perfecto, añade la leche a la bechamel poco a poco. 

Lo mejor de las croquetas es la versatilidad de sus rellenos. Se puede usar prácticamente cualquier ingrediente. Las croquetas de berenjenas y queso brie, las croquetas de rape y langostinos, las croquetas de espinacas, queso, piñones y jamón ibérico, las croquetas de boletus y foie y las croquetas de bacalao son buenos ejemplos de ello. 

Ingredientes paraCroquetas de queso y calabacín

  • 1 Calabacín
  • 150 gramos de Queso Gruyer
  • 1 Ajo
  • 40 gramos de Harina
  • 40 gramos de Mantequilla
  • 200 mililitros de Leche
  • 100 gramos de Pan Rallado
  • 1 Huevo
  • Albahaca
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer croquetas de queso y calabacín

1. Haz el relleno

Lava, despunta y corta el calabacín en daditos. Pela y pica el ajo. Calienta la mantequilla en una sartén y sofríe ambos un par de minutos. Agrega la harina y dórala ligeramente durante 1 minuto. Vierte la leche caliente y cuece, sin dejar de remover, hasta que espese.

1. Haz el relleno

2. Refrigera el relleno

Vierte la preparación en una fuente y deja que se entibie. Añade el queso cortado en daditos, unas hojitas de albahaca lavada y picada y salpimienta, remueve y extiende bien la masa. Déjala reposar 4 horas en la nevera.

2. Refrigera el relleno

3. Forma las croquetas y fríe

Pasa las croquetas por el huevo batido y el pan rallado y fríelas en abundante aceite caliente hasta que se doren. Escúrrelas y sírvelas con un poco más de albahaca.

3. Forma las croquetas y fríe

El truco

Para que sea más fácil hacer las croquetas y que queden mejor selladas, rebózalas en harina antes de pasarlas por el huevo batido

Variantes de las croquetas de queso y calabacín:

  • La albahaca es intercambiable por cualquier otra hierba aromática; perejil, salvia, cebollino, etc.
  • En caso de no tener gruyere, usa cualquier otro queso que sea fundente.
  • Si quieres aumentar la presencia de verduras, sofríe cebolla y zanahoria picada junto con el ajo y el calabacín.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla