Si te gusta estar con las manos en la masa y eres feliz preparando tartas y pasteles para los tuyos, esta sugerencia que te mostramos hoy te va a entusiasmar. Se trata de una tarta de manzana rellena. Es laboriosa, como todo lo bueno (ya sabes que en cocina no se pierde tiempo, se invierte...), pero ya verás cómo te sale bien.

El extra de sabor y jugosidad de esta tarta se consigue porque tiene una crema casera, también de manzana, en el interior, además de tener unos gajos de manzana por encima de decoración.

Una vez tengas la base prehorneada, sigue al pie de la letra todos nuestros pasos y el resultado será perfecto. Incorpora la crema de manzana en la base y, enseguida, agrega los gajos de manzana, procurando formar un círculo para que la tarta quede estéticamente más bonita. Déjala hornear el tiempo indicado y, luego, píntala con un poco de mermelada. Quedará brillante y superapetitosa.

¿Te han entrado ganas de cocinar otros postres con manzana? Echa un vistazo al bizcocho de manzana y jengibre, al pastel invisible de manzana con almendras o al strudel de manzana con pasas y almendras.

Ingredientes paraTarta de manzana fácil y jugosa

  • 6 Manzanas
  • 80 gramos de Azúcar
  • 5 Huevos
  • 200 mililitros de Leche
  • 100 mililitros de Nata Líquida
  • 100 mililitros de Mermelada De Melocotón o albaricoque
  • Para la masa
  • 250 gramos de Harina
  • 125 gramos de Mantequilla
  • 1 pizca de Sal

Cómo hacer tarta de manzana fácil y jugosa

1. Echa la harina a un bol

Coloca toda la harina y una pizca de sal en un bol lo suficientemente amplio para que puedas luego introducir las manos sin dificultad.

1. Echa la harina a un bol

2. Agrega la mantequilla

Añade la mantequilla y amasa con la mano, hasta que presente un aspecto de pan rallado. Para que te sea mucho más fácil amasar la harina con la mantequilla, deja esta última fuera de la nevera durante unas horas antes de utilizarla. De este modo se reblandecerá un poco y adquirirá una textura como de pomada, perfecta para trabajarla.

2. Agrega la mantequilla

3. Amasa y compacta

Después, incorpora a la mezcla anterior tres cucharadas de agua y amásala durante 1 minuto, hasta que tome consistencia y se compacte. Forma una bola y cubre el bol con papel film (plástico de cocina). Deja que la masa repose en la nevera alrededor de media hora.

3. Amasa y compacta

4. Estira con el rodillo

Precalienta el horno a 180°C. Mientras tanto, saca la masa de la nevera, extiéndela sobre una superficie limpia y seca con la ayuda de un rodillo.

4. Estira con el rodillo

5. Hornea la base

Haz con ella una base redonda de unos 4 milímetros de grosor aproximadamente. Luego, colócala en un molde redondo apto para el horno, como si quisieras forrarlo. Pincha el fondo con un tenedor para evitar que suba demasiado y hornea durante unos 15 minutos, poco más o menos. Saca la base de la tarta del horno y resérvala.

5. Hornea la base

6. Corta las manzanas

Pela las seis manzanas. Córtalas por la mitad y retírales el corazón. Reserva tres de ellas y corta las otras tres en gajos finos, que utilizaremos para cubrir la superficie de la tarta.

6. Corta las manzanas

7. Tritura con leche y azúcar

Trocea las tres manzanas que habías reservado y tritúralas junto a la leche y el azúcar hasta obtener una crema suave.

7. Tritura con leche y azúcar

8. Hornea la tarta

A continuación, agrega la nata y los huevos y bate bien la mezcla. Cubre con esta mezcla la superficie de la base de la tarta y, seguidamente, reparte los gajos de manzana por encima formando círculos. Hornea a 180°C durante 45 minutos.

8. Hornea la tarta

9. Pinta con mermelada

Calienta la mermelada en un cazo para que se diluya. Desmolda la tarta y dale brillo pintando la superficie con la mermelada.

9. Pinta con mermelada

Consejos para la tarta de manzana rellena

  • Para acortar el tiempo de esta receta, puedes comprar una lámina de hojaldre refrigerado.
  • Si la mermelada queda muy espesa, ponla en un cacito con un par de cucharadas de agua y caliéntala unos segundos. Remueve para que se diluya. Antes de aplicarla sobre las manzanas, deja que se temple.
  • ¿Quieres enriquecer esta tarta? Puedes añadir unas virutas o unos fideos de chocolate.

Con qué acompañar la tarta de manzana

La tarta de manzana queda deliciosa por sí sola, pero si aún quieres darle un plus, acompáñala de una bola de helado. Puedes probar el de caramelo crocanti casero, el clásico helado de vainilla o unas bolas de helado de yogur con melocotón y frambuesa.

Puedes añadir también algunos frutos secos picados por encima o –el colmo de la golosería–, con unas natillas caseras.

Cuánto aguanta la tarta de manzana en la nevera

Si te sobra tarta, no la dejes más de tres días en la nevera. Una vez cortada, cúbrela con film de plástico o papel de aluminio, que no quede muy pegado a la tarta. Y si tienes un recipiente hermético, puede durarte incluso un par de días más. Pero mejor no arriesgues, si sabes que no la vais a consumir en breve, puedes congelarla y te durará hasta seis meses en el congelador.

Si te has quedado con ganas de más, mira en nuestro vídeo, paso a paso, cómo realizar una tarta de manzana clásica, con masa quebrada:

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla