VERDURAS

Salteado de calabaza, espinacas y garbanzos

Con ingredientes sencillos puedes preparar un plato muy aparente. Este salteado lleva calabaza a dados, espinacas que se cuecen solo 1 minuto, garbanzos y unas almendras laminadas.

Personas: 4 Tiempo: 25 min Calorías: 297 Cal

Salteado de calabaza, espinacas y garbanzos

Ingredientes para Salteado de calabaza, espinacas y garbanzos

  • 600 gramos de calabaza
  • 200 gramos de espinacas
  • 300 gramos de garbanzos cocidos
  • 60 gramos de almendras laminadas
  • aceite de oliva
  • sal
  • Para el aceite aromático
  • 1 ramita de perejil
  • aceite de oliva
Sin gluten
Sin lactosa

Dieta: Mediterránea

Temporada: Todo el año , Otoño

Técnica: Salteado , Hervido

Tipo Plato: Primeros platos y entrantes

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
4 (7 votos)

Actualizado a

Si buscáramos un plato con un 10 en nutrición, podría ser este salteado. Porque cada uno de sus 3 ingredientes principales tiene unas propiedades únicas para el organismo, y además combinan muy bien entre sí.

Garbanzos, espinacas y calabaza tienen un sabor elegante y sutil, y no se pisan entre ellos. También generan un divertido juego de contrastes de texturas, un juego que refuerza la almendra laminada y tostada, que aporta un toque crujiente al plato.

Pero volvamos al tema nutricional. ¿Qué aporta cada uno de estos ingredientes?

  • Calabaza: refuerza tus defensas y te protege de gripes y catarros; tiene muy pocas calorías pero es saciante, tiene propiedades antioxidantes y muchas vitaminas y minerales. Pertenece al grupo de alimentos con hidratos de carbono.
  • Espinacas: tienen un alto contenido en vitaminas y minerales, es un alimento anti-colesterol y también adecuado para mantener a raya la hipertensión, el sobrepeso y el colesterol, entre otros beneficios.
  • Garbanzos: son una fuente de proteína vegetal (es decir, a nivel nutricional son el sustituto de la carne, el pescado o el huevo en una comida); tienen mucha fibra, que ayuda a regular el tránsito intestinal, disminuyen el colesterol malo y cuidan el corazón.

Si te sobran garbanzos, puedes aprovecharlos para preparar otros platos deliciosos y súper saludables, como un potaje rápido, esta vez con acelgas, zanahorias y patatas; o una crema muy fácil que te soluciona el entrante del día siguiente; incluso un guiso con langostinos y almejas.

Cómo hacer Salteado de calabaza, espinacas y garbanzos

1. Prepara la calabaza

1. Prepara la calabaza

Corta la calabaza por la mitad y ásala en el horno durante 30-45 minutos hasta que veas que está tierna. Luego, pélala, límpiala y corta la pulpa en daditos.

2. Cocina las espinacas

2. Cocina las espinacas

Limpia y lava las espinacas; cuécelas en 1 dl de agua salada durante 1 minuto y luego, escúrrelas bien.

3. Tuesta las almendras

3. Tuesta las almendras

Tuesta las almendras en una sartén antiadherente, sin añadir grasa, 2 minutos, removiendo con una espátula de madera para que no se quemen.

4. Haz el aceite aromatizado

4. Haz el aceite aromatizado

Lava unas hojas de perejil, sécalas con papel de cocina y tritúralas con un chorrito de aceite de oliva. Con este aceite aromático aliñarás después el salteado.

5. Saltea los ingredientes

5. Saltea los ingredientes

Saltea la calabaza en 3 cucharadas de aceite durante 3 minutos, removiendo. Añade los garbanzos enjuagados y escurridos y las espinacas y prosigue la cocción 2 minutos. Rectifica el punto de sal, agrega las almendras y remueve 1 minuto.

6. Emplata el salteado

6. Emplata el salteado

Pon un aro de cocina en cada plato y rellénalo con el salteado. Desmolda, riega con el aceite aromatizado con perejil y sirve.

El truco:

También puedes tostar las almendras en el horno, mientras asas la calabaza. Estarán listas en unos minutos.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?