El pulpo a la gallega o pulpo a feira (polbo á feira) es uno de los platos más tradicionales de la gastronomía gallega que hay. ¿Quién no disfruta de esta perfecta combinación de pulpo cocido con patatas regadas con aceite y pimentón? Suele ser una de las tapas o raciones más típicas de los bares y restaurantes en casi toda la Península pero, ¿sabes por qué se llama así?

El pulpo a feira se servía en la Feria de Ganado que se celebraba en el municipio de Caballino en el siglo XVI. Los monjes del Monasterio de Oseira cocían trozos de pulpo previamente desecados para conservarlos y los servían con sal y aceite a los visitantes. Como todas, esta receta fue evolucionando hasta la que conocemos hoy en día donde se cuece el pulpo fresco, se añade un puntito de pimentón y se sirve con patatas. Y se fue extendiendo a otras regiones cercanas como León o Zamora.

Lo más importante es cocer bien el pulpo. Hay mucho debate en torno a si se debe golpear el pulpo o no. Antiguamente se golpeaba contra las piedras para ablandar sus fibras pero hoy en día resulta mucho más efectivo congelarlo (y descongelarlo lentamente en la nevera) antes de cocerlo. Así que, si lo compras congelado (algo muy habitual) mejor que mejor.

Para cocerlo, introdúcelo en el agua cuando empiece a hervir. Dependiendo de la cantidad que cuezas necesitarás más o menos tiempo. Para la cantidad que te proponemos necesitarás unos 15 o 20 minutos a fuego fuerte, luego déjalo reposando otra media hora en el agua con el fuego al mínimo.

Ingredientes paraPulpo a la gallega clásico, con patatas y pimentón

  • 600 gramos de Pulpo cocido
  • 4 Patatas medianas
  • Pimentón ahumado
  • Hierbas Aromáticas
  • Aceite De Oliva
  • Sal

Cómo hacer pulpo a la gallega clásico, con patatas y pimentón

1. Prepara las patatas

Precalienta el horno a 180°. Pela las patatas, lávalas y sécalas. Córtalas en cubos de unos 2-3 centímetros. Salpimiéntalas y colócalas bien repartidas en una bandeja de horno. Úntalas con aceite.

1. Prepara las patatas

2. Hornea las patatas

Tapa la bandeja con papel sulfurizado y hornea las patatas durante 15 minutos. Retira la bandeja del horno y destápala con cuidado para no quemarte con el vapor.

2. Hornea las patatas

3. Dora las patatas

Comprueba la cocción de las patatas y vuelve a introducirlas en el horno, destapadas, durante unos 5 minutos, para que terminen de hacerse y se doren.

3. Dora las patatas

4. Trocea el pulpo

Trocea mientras el pulpo, en rodajas de medio centímetro de grosor aproximadamente. Distribuye las rodajas de pulpo sobre las patatas, en la bandeja, apaga el horno y déjala dentro 2 minutos más.

4. Trocea el pulpo

5. Espolvorea con pimentón

Retira la bandeja del horno y sirve el pulpo y las patatas espolvoreados con el pimentón y las hierbas picadas. Riega con un chorrito de aceite de oliva virgen justo antes de servir.

5. Espolvorea con pimentón

Consejos:

  • Dar el toque de pimentón perfecto es parte esencial para que esta receta salga bien. Nuestra propuesta que espolvorees tu pulpo con una pizca de pimentón picante y una media cucharadita de pimentón dulce. Mézclalos previamente en un bol pequeño para que los sabores de ambos se distribuyan por igual en todo el plato.
  • ¿Patata asada o cocida? Nosotras proponemos en esta receta cocinar las patatas en el horno pero lo más habitual es encontrarlas cocidas. No obstante, últimamente también encontramos pulpo a feira con parmentier de patata o con un puré de patata tradicional.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla