Torrijas de la abuela con canela, azúcar y miel (dulce tradicional de Cuaresma)

Sin desviarnos mucho de la receta clásica, añadimos a las torrijas el delicioso toque dulzón de la miel licuada

Laia Piñol
Laia Piñol

Coordinadora web de Cocina Fácil

TORRIJAS A LA CANELA

Las torrijas con canela y miel son deliciosas.

Cocina Fácil
4 personas
40 min

3

(20 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Semana Santa

Festividades

Todo el año

Técnica:

Fritura

Técnica mixta

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

La canela y la miel son tal para cual. Juntas funcionan a las mil maravillas tanto en platos salados como en dulces, y en estas torrijas no son una excepción. Del plato típico de Cuaresma y Semana Santa existen centenares de variantes, la que te proponemos en Cocina Fácil combina armónicamente la cremosidad de la miga empapada en leche, los aromas cítricos del limón, la dulzura de la miel y la calidez de la canela. Es una delicadeza. 

Para que las torrijas te queden perfectas, sigue estos sencillos consejos: calienta la leche a fuego suave sin que nunca llegue a hervir, no empapes las rebanadas en ella más de 10 minutos y escúrrelas un poco para que no chorreen antes de pasarlas por la sartén. Finalmente, fríelas en bien aceite caliente y las rebanadas no perderán su forma ni se desintegrarán.

Ingredientes paraTorrijas de la abuela con canela, azúcar y miel (dulce tradicional de Cuaresma)

  • 1 barra de Pan del día anterior
  • 1 Limón
  • 500 mililitros de Leche
  • 1 Canela en rama
  • 5 cucharadas de Azúcar
  • 2 Huevos
  • 125 mililitros de Miel
  • 2 cucharadas de Canela En Polvo
  • Aceite De Oliva

1. Corta pan

Corta el pan en rodajas de 1 o 2 cm de grosor. A continuación, lava y pela el limón.

1. Corta pan

2. Calienta leche con cáscara de limón

Vierte la leche en un cazo puesto al fuego, con la rama de canela, 3 cucharadas de azúcar y la piel del limón. Caliéntala hasta que hierva, baja la intensidad de la llama y cuece 2 o 3 minutos. Retira, tapa y deja templar; luego, cuela la leche.

2. Calienta leche con cáscara de limón

3. Empapa el pan en leche

Dispón las rebanadas de pan en una fuente grande y honda, sin amontonarlas, vierte la leche por encima y deja que se empapen bien durante 10 minutos. 

4. Pasa por huevo batido

Casca los huevos en un cuenco y bátelos, con las varillas, hasta que estén espumosos. Escurre ligeramente las rebanadas de pan y pásalas por el huevo.

5. Fríe las torrijas

Calienta abundante aceite en una sartén honda y fríe las torrijas, por tandas, 3 minutos por cada lado, hasta que se doren. Retíralas con una espumadera y déjalas escurrir sobre papel absorbente. Pásalas a una rejilla y espera a que se enfríen.

5. Fríe las torrijas

6. Riega con miel

Mezcla el resto del azúcar con la canela molida y reboza las torrijas con esta mezcla. Vierte la miel y 125 ml de agua en un cacito y caliéntala hasta que se licue. Riega las torrijas con ella y sírvelas en seguida.

Variantes de las torrijas con canela y miel

  • Se utilizar también piel de naranja en lugar de limón o usar ambas.
  • Para especiar más la leche, agrega junto con la canela un clavo de olor, una vaina de vainilla o una pizca de nuez moscada.
  • Si no quieres freír las torrijas, prueba estas extraordinarias torrijas al horno con almíbar de naranja. Aumentar la presencia de las frutas en las torrijas no es muy tradicional, pero da estupendos resultados. Atrévete con estas dos recetas; torrijas de frambuesas con chocolate blanco y torrijas de papaya.
  • Si quieres dar un toque más exótico a las torrijas, infusiona la leche con semillas de cardamomo, anís estrellado y jengibre molido.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla