Vasitos de cheesecake con arándanos y grosellas

Si quieres hacer una versión rápida de cheesecake y presentarla de forma individual, apúntate esta receta en vasitos con base de galleta y cobertura de mermelada de arándanos.

Vasitos de cheesecake con arándanos y grosellas
Begoña Montané
Begoña Montané
Experta en cocina tradicional
6 personas
40 min

5

(2 votos)

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Cremosos, con una textura deliciosa y riquísimos, estos vasitos de cheesecake con arándanos y grosellas van a despertar pasiones. Además de ser muy fáciles de hacer y estar elaborados con ingredientes sencillos de encontrar en las tiendas, su presentación en vasitos, comoda y muy práctica, te irá genial cuando tengas invitados en casa. Se los comerán en un abrir y cerrar de ojos. ¿Necesitas más argumentos para prepararlos?

Un consejo, en el momento de realizar la crema de queso, es importante que la nata esté bien fría. Antes de usarla, déjala en la nevera durante al menos 30 minutos y, al montarla con el azúcar, procura que el bol y las varillas eléctricas también estén muy frías. Gracias a este sencillo gesto, la nata se montará antes y quedará mucho mejor. Pruébalo y ya verás. Una vez tengas los vasitos listos, cúbrelos con la mermelada de arándanos y décoralos con las frutas. Se pueden comer de inmediato o dejarlos en la nevera hasta que los vayas a servir. ¡A disfrutar!

Si te apetece descubrir más postres que se presenten de forma individual, no te pierdas los vasitos de bizcocho y crema, el sorbete de chocolate blanco con mango, las frutas a la miel con stracciatella y la mousse helada de chocolate y coulis de frutos rojos. No sabrás por cuál decidirte.

Ingredientes paraVasitos de cheesecake con arándanos y grosellas

  • 300 gramos de Galletas Digestive
  • 400 gramos de Queso Blanco Para Untar
  • 200 gramos de Nata Para Montar
  • 90 gramos de Azúcar
  • 250 gramos de Mermelada De Arándanos
  • 100 gramos de Arándanos
  • Grosellas
  • hojas de Menta
  • 1 cucharadita de Canela
  • 10 gramos de Azúcar Avainillado
  • 30 gramos de Azúcar Moreno

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer vasitos de cheesecake con arándanos y grosellas

1. Monta la nata

Deja la nata en la nevera unos 30 minutos antes de usarla para que esté bien fría. Móntala entonces con el azúcar, mejor con unas varillas eléctricas.

1. Monta la nata

2. Mezcla con el queso

Bate luego el queso. Incorpora, poco a poco, la nata a la crema de queso. Primero añade un par de cucharadas y luego el resto, con movimientos envolventes para que no pierda volumen.

2. Mezcla con el queso

3. Introduce en una manga

Introduce esta preparación en una manga pastelera, con boquilla pequeña, redonda y lisa, y deja en la nevera hasta el momento de utilizarla.

3. Introduce en una manga

4. Tritura las galletas

Pon las galletas en una bolsa de plástico con cierre hermético y agrega el azúcar avainillado, la canela y el azúcar moreno. Ciérrala y pasa por encima la mano de un mortero o un rodillo hasta que obtengas una masa fina y homogénea.

4. Tritura las galletas

5. Monta los vasos

Repártela en 6 vasitos o jarritas de cristal y luego distribuye la crema de queso, dándole forma de espiral, pero sin llegar al borde. 

5. Monta los vasos

6. Añade la mermelada

Incorpora entonces la mermelada, hasta completar los vasos y sírvelos decorados con los arándanos, las grosellas y las hojitas de menta, lavados y secos.

6. Añade la mermelada

Otras ideas para realizar tus vasitos de cheesecake con arándanos y grosellas

  • Con yogur. Si quieres que la receta quede más ligera, sustituye la nata por yogur griego y reduce 1/3 la cantidad de queso.
  • Base bien compacta. Una vez tengas la galleta triturada y repartida en los vasitos, aprieta ligeramente con una cuchara para que no quede demasiado suelta. Nosotros hemos usado galletas digestive, pero también puedes usar otro tipo de galletas. Por ejemplo, las Oreo quedan muy bien.
  • Decoración. Sustituye las frutas del bosque por trocitos de mango, kiwi, piña… También puedes agregar ralladura de limón o de naranja o, incluso, chocolate blanco, en forma de perlitas. Y para dar un toque crujiente, espolvorea por encima con una cucharada de muesli o de frutos secos.
  • Con otras mermeladas. Puedes adaptar la receta y usar cualquier mermelada que tengas en casa: kiwi, melocotón, fresones….
¿Has preparado esta receta?

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?