Con ingredientes básicos y un poco de imaginación, puedes hacer un plato tan apetitoso como esta pechuga de pollo rellena de tomates secos, aceitunas, perejil y queso crema; y sellada con panceta ahumada.

Uno de los trucos para que las recetas con pechuga de pollo no queden tan secas es envolverlas para conservar sus jugos. Y esa es la esencia de esta pechuga rellena envuelta en beicon, un plato de pollo relleno en el que envolvemos la pechuga con lonchas de panceta ahumada para que durante la cocción no se reseque.   

También se puede hacer lo mismo con papel de hornear o de aluminio, por ejemplo, pero al utilizar un alimento para envolverla, como en este caso el beicon, se le suma más sabor. 

Ingredientes paraPechuga de pollo rellena y envuelta en beicon

  • 4 Pechugas De Pollo deshuesadas
  • 200 gramos de Queso Blanco Para Untar
  • 150 gramos de Tomates Secos en aceite
  • 50 gramos de Aceitunas Negras sin hueso
  • 16 lonchas de Beicon ahumado
  • hojas de Perejil
  • hojas de Lechugas
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer pechuga de pollo rellena y envuelta en beicon

1. Abre las pechugas

Abre las pechugas de pollo en forma de libro. Para hacerlo, ponlas sobre una tabla de cortar y, con un cuchillo grande y afilado, corta sin llegar al final un filete de 1/3 del grosor de la pechuga. Gira la pechuga y haz lo mismo, deberá quedarte totalmente abierta y plana.

1. Abre las pechugas

2. Trocea los tomates secos

Salpimienta la pechuga de pollo y reserva. Escurre los tomates secos de su aceite de conservación y trocéalos. Escurre también las aceitunas y pártelas por la mitad.

2. Trocea los tomates secos

3. Mezcla el relleno

Pica el perejil y en un bol mezcla los 3 ingredientes (los tomates, las aceitunas y el perejil). Coloca el relleno en el centro de las pechugas abiertas y enróllalas con cuidado de que el relleno no se salga por los laterales.

3. Mezcla el relleno

4. Extiende el beicon

Elimina los restos de grasa y posibles ternillas del beicon. Dispón las lonchas, de 4 en 4 y ligeramente encabalgadas, sobre la superficie de trabajo. Pon una pechuga sobre cada grupo de lonchas.

4. Extiende el beicon

5. Ata los rollitos

Envuelve las pechugas con el beicon y átalas con hilo de cocina, bien prietas para que conserven la forma durante la cocción.

5. Ata los rollitos

6. Hornea el pollo

Dispón los rollitos en una fuente de horno y hornéalas durante 35-40 minutos en el horno precalentado a 180°. Pasado este tiempo, retira los rollitos del horno y elimina el hilo de cocina.

6. Hornea el pollo

7. Sirve con ensalada

Emplata y sirve los rollitos de pollo cortados en rodajas y con la ensalada aliñada en un bol al lado.

7. Sirve con ensalada

El truco

En lugar de envolver el pollo con beicon, hazlo con panceta ahumada, jamón serrano o ibérico o jamón york.

Trucos para sacar más partido a la pechuga de pollo rellena envuelta en beicon

–Si quieres ahorrarte el paso de abrir la pechuga de pollo en libro, pídele a tu carnicero de confianza que lo haga por ti.

–En lugar de envolver el pollo con beicon, puedes hacerlo con jamón de york, panceta, o jamón serrano o ibérico.

–Varía los ingredientes del relleno: prueba con champiñones, pimiento, huevo duro, queso, espinacas... Es lo que hemos hecho en nuestro pollo relleno de espinacas a la catalana o en las pechugas de pollo rellenas de arroz y queso.

–Esta receta queda también deliciosa con otras carnes, como pechuga de pavo o aleta de ternera, por ejemplo.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla