Postre mágico de limón en minutos, con solo 4 ingredientes (con vídeo)

Si quieres sorprender a tus invitados (o darte un capricho dulce) este postre es infalible. Tardarás poco más de un minuto en tenerlo listo y bastará con que tengas a mano nata, leche condensada, limones y galletas. Sigue el vídeo y triunfarás

Sonia Murillo
Sonia Murillo

Colaboradora

Cocina Fácil

Postre mágico de limón
Cocina Fácil

Esta es la versión rápida e individual del clásico lemon pie americano. Es una receta de esas sencillísimas, pero que va genial después de cualquier comida especialmente copiosa por su frescura.

Se prepara tan solo con cuatro ingredientes y de verdad que el resultado no puede ser mejor. Aunque veas que uno de los ingredientes es leche condensada, no es un postre demasiado dulce, más bien es ácido. Ten en cuenta que a la nata no le añadimos azúcar y que el zumo de limón añade un toque cítrico muy fresquito.

Las galletas que hemos utilizado son tipo digestive, pero si prefieres otro tipo de galletas, puedes usarlas sin problema. Lo único es que las galletas tipo digestive tienen un punto de sal que le va muy bien a este postre.

En minutos y con cuatro ingredientes

Postre mágico de limón
Cocina Fácil

La receta la hemos encontrado en el canal de Youtube 'Las Recetas & Trucos de Anna'. Y nos ha gustado tanto que no hemos podido evitar cocinarla. Tan solo hay que montar la nata, para ello, mejor tenerla bien fría y refrigerar también las varillas metálicas que vayamos a utilizar.

Luego le añadiremos leche condensada y zumo de limón. Una vez que también tengamos las galletas machacadas tan solo nos quedará montar las copas. El truco es poner una base de dos cucharadas de galleta y tres de crema de nata y limón.

Repetimos para un segundo piso y decoramos con más leche condensada, galleta en polvo y ralladura de limón. Queda tener un poco de paciencia y en media hora podremos disfrutar de estas deliciosas copas de lemon pie.

Postre barato con limón
Para 4 personas
Ingredientes
  • 200 mililitros de nata para montar
  • 8 cucharadas de leche condensada
  • 2 limones
  • 7 galletas
Paso a paso
  1. Monta la nata

    Monta la nata previamente refrigerada con las varillas eléctricas.

  2. Incorpora la leche condensada

    Agrega la leche condensada y vuelve a batir.

  3. Agrega el zumo

    Ralla un poco de la cáscara y exprime el zumo de los dos limones. Cuélalo para eliminar las semillas que se hayan podido caer. Mezcla con la nata y la leche condensada.

  4. Machaca las galletas

    Tritura las galletas hasta convertirlas en un polvo fino. Puedes hacerlo con un procesador de alimentos o si no, introduciéndolas en un bolsa con cierre zip y pasándoles el rodillo por encima.

  5. Monta las copas

    Introduce dos cucharadas de polvo de galleta en la base de una copa. Cubre con una capa generosa de crema de nata, leche condensada y zumo de limón. Agrega otras dos cucharadas de galleta y otra buena capa de crema.

  6. Decora y sirve

    Decora con la leche condensada sobrante por encima, un poco de galleta en polvo y la ralladura de limón. Refrigera un mínimo de 30 minutos.

¿Te ha gustado este artículo? Tenemos muchos más contenidos para ti.

Suscríbete a Cocina Fácil

¿Cómo servir el postre mágico de limón?

En Cocina Fácil hemos empleado unas copas de boca ancha (las de boca más estrecha que la base dificultan un poco el montaje de las capas). Es importante que sean de cristal transparente, para que se vean bien las diferentes capas del postre y también su color.

Si no tienes copas, puedes usar vasitos de cristal, o cuencos transparentes. Mejor no utilices recipientes de color, porque alterarían la estética del postre, que es muy apetitosa.

Postre mágico de limón
Cocina Fácil

Alternativas al postre mágico de limón

  • Haz la misma receta pero con zumo y ralladura de naranja en lugar de limón, también queda delicioso.
  • En lugar de leche condensada, utiliza miel para preparar el postre. El sabor variará, pero también estará buenísimo.
  • Si no te importan las calorías, mezcla la galleta de las capas con un poco de mantequilla derretida. Le aportarás sabor y textura.