Si hay un ingrediente que no falta en ninguna cocina, ese es sin duda las patatas. Económicas y versátiles, son las reinas indiscutibles entre las guarniciones que acompañan otros platos, ya sea en forma de puré, fritas, al horno, cocidas... Hoy te proponemos una receta donde son el ingrediente protagonista, unas patatas rellenas de una deliciosa bechamel enriquecida con queso roquefort y nueces picadas, que luego se gratinan al horno. ¿Se hace la boca agua, verdad?

Pues prepararlas es la mar de sencillo, limpia bien las patatas de cualquier resto de tierra, esto es importante, ya que vamos a comerlas con piel. Si es necesario ayúdate de un cepillito. Una vez limpias se asan en el horno hasta que estén tiernas, se retira la parte superior como si fuera una tapa, se vacían de pulpa y se rellenan con la bechamel al roquefort. Un toque de horno para que gratinen y ya las tienes listas.

Echa un vistazo a estas otras propuestas de platos con patata, te van a encantar. Prueba las patatas rellenas con carrilleras y verduras, la lasaña de patatas, puerro, queso y pancita ahumada o las patatas con huevos rellenos de pisto.

Ingredientes paraPatatas gratinadas con bechamel de roquefort

  • 1,2 kilogramos de Patatas medianas o pequeñas
  • 25 gramos de Mantequilla
  • 50 gramos de Harina
  • 600 mililitros de Leche
  • 300 gramos de Queso Roquefort
  • 100 gramos de Nueces peladas
  • 1 pizca de Nuez Moscada
  • Queso Parmesano rallado
  • Pimienta Blanca
  • Sal
  • Para decorar
  • 2 ramitas de Tomillo

Cómo hacer patatas gratinadas con bechamel de roquefort

1. Asa las patatas

Precalienta el horno a 190º . Lava bien las patatas y sécalas. Pínchalas varias veces con una brocheta o con las púas de un tenedor y colócalas en la placa. Cúbrelas con papel vegetal y ásalas durante 30 minutos, hasta que estén tiernas pero enteras. Retíralas y deja templar.

1. Asa las patatas

2. Prepara la bechamel

Pon un cazo al fuego y funde la mantequilla. Agrega la harina y dórala unos instantes, removiendo. Vierte la leche poco a poco y prosigue la cocción, sin dejar de remover, hasta que la salsa espese. Salpimienta la bechamel al gusto y aromatízala con la nuez moscada.

2. Prepara la bechamel

3. Añade el roquefort

Incorpora el roquefort troceado y sigue removiendo hasta que se integre. Rectifica de sal si es preciso. Reserva unas nueces enteras para decorar el plato al final y trocea ligeramente las demás.

3. Añade el roquefort

4. Vacía las patatas

Agrega estas a la crema de bechamel y queso y remueve un par de veces. Haz un corte longitudinal en la parte superior de las patatas, ábrelas como si hicieras una tapa y retira casi toda la pulpa, con cuidado para no romper la piel.

4. Vacía las patatas

5. Rellena y gratina

Rellénalas con la bechamel y espolvorea por encima un poco de queso parmesano. Gratínalas 5 minutos bajo el grill del horno y sírvelas con las nueces reservadas y el tomillo lavado y troceado.

5. Rellena y gratina

El truco

Agrega unos daditos de jamón curado a la salsa de queso y nueces.

Ideas para las patatas gratinadas con bechamel de roquefort

  • Procura que las patatas sean de tamaño medio y todas más o menos iguales, si las horneas de distintos tamaños necesitarán tiempos diferentes.
  • Estas patatas son ideales como entrante, prueba a utilizar patatas pequeñas y tendrás una guarnición perfecta para otros platos.
  • Con la pulpa que retiras puedes preparar un puré o mezclar parte de ella con la bechamel para rellenar las patatas.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla