Hoy te traemos una receta fantástica para combatir el calor. Es de Nieves Álvarez, ¡y está riquísima! "Me chifla el chocolate, y este que veis me lo hago yo misma con una receta mía", escribe en una publicación de su Instagram.

En la foto, vemos a la modelo degustando un polo de chocolate bien fresquito y apetecible, con el que se nos hace la boca agua... ¿Cómo lo prepara? ¡Súper fácil! Mira, mira...

Lo único que hace la Nieves Álvarez es mezclar Kefir con crema de cacao natural, sin azúcares añadidos ni endulcorantes.

Después, introduce la mezcla en un molde para helados y lo mete en el congelador unas horitas para que coja consistencia.

En un ratito, la presentadora consigue unos ricos helados de chocolate, caseros y saludables, ¡listos para comer! ¿Y tú, que recetas tienes para combatir el calor?

Más recetas de helados caseros

En Cocina Fácil encontrarás un montón de elaboraciones sencillas para hacer estos días, solo o en familia. Y, como sabemos que te encantan los helados, aquí te dejamos nuestras recetas caseras favoritas. Fresquitas, ligeritas y, sobre todo, ¡apetecibles!

POLOS DE CHEESECAKE.

Empezamos por unos polos de chocolate como le gustan a la modelo, pero con un ingrediente extra: vainilla. Para hacer la masa, tan solo tienes que mezclar harina de maíz con leche, nata líquida, cacao en polvo y una pizca de sal.

Eso sí, nosotros le añadimos azúcar. Que, en tu caso, si lo prefieres, puede ser opcional. En cuanto a la vainilla, también puedes sustituir el azúcar avainillado por extracto de vainilla.

Otra opción que nos encanta - y seguro que, si eres goloso, a ti también- son los polos de leche merengada. Nuestra receta es muy fácil y quedan riquísimos. ¿Un consejo? Sírvelos con un poco de canela.

Y acabamos con una última alternativa a los helados de Nieves Álvarez: Polos de cheesecake. ¡Una fantasía! ¿Se te había ocurrido antes? Se trata de una variedad helada de la típica tarta de queso, pero con frambuesas.

Por cierto, a Pilar Rubio le encantan los polos de frutas. Que es otra opción genial. Porque además de estar ricos, ser sanos y hacerse en un plisplás, son un recurso ideal para que los niños coman fruta en verano (aquí tienes su receta). ¡A disfrutarlos!