Chips de alcachofa, aperitivo casero crujiente y buenísimo (con vídeo)

Solas están buenísimas, pero las chips de alcachofa tienen muchas aplicaciones: pueden acompañar una crema, una pasta, un arroz... O ser acompañadas con foie, jamón ibérico, gambas...

Cristina Alvarez, directora de Cocina Fácil
Cristina Alvarez

Directora de CocinaFácil.com

Cocina Fácil

Chips de alcachofa (vídeo)
Cocina Fácil

Si eres fan de las alcachofas, en este artículo te contaremos cómo prepararlas con una receta infalible para que queden supercrujientes y muy sabrosas. Pruébala, ya verás que tus aperitivos no volverán a ser los mismos.

No necesitarás más que las propias alcachofas, aceite y sal. Y un poco de paciencia para cortarlas, que es lo más "costoso" (que no difícil) de la receta.

Chips de alcachofa
Cocina Fácil

¿Cómo elegir las alcachofas?

A la hora de elegir las alcachofas, fíjate en que las hojas estén tersas (no blandas) y que no tengan manchas. Eso significará que las alcachofas están frescas y tiernas. Para un aperitivo, unas 4 alcachofas serán suficientes para 2 personas. Ten en cuenta que, aunque crudas abultan mucho, una vez las hayas limpiado y tengas solo el corazón, reducen mucho.

Para manipularlas en casa, nuestro consejo es que te pongas guantes, porque las alcachofas manchan los dedos y los ennegrecen.

Chips de alcachofa
Para 4 personas
Ingredientes
  • 8 alcachofas
  • Aceite de oliva
  • Sal (normal, en escamas, gorda, maldon...)
  • Unas gotas de zumo de limón
Paso a paso
  1. Limpia las alcachofas

    Retira las hojas exteriores, que son más duras, corta el tallo y las puntas de las hojas y quédate solo con el corazón.

  2. Lamina las alcachofas

    Corta el corazón de alcachofa por la mitad y retira el heno (la pelusilla central) con la punta de un cuchillo de cocina. También puedes usar una cucharilla de café. Ahora, corta cada mitad de corazón de alcachofa en láminas finas.

  3. Resérvalas en agua con limón

    Para evitar que las alcachofas se oxiden y se ennegrezcan, pásalas a un cuenco con agua y unas gotas de zumo de limón.

  4. Sécalas bien

    Una vez hayas laminado todas las alcachofas, retíralas del agua y sécalas bien con papel de cocina. Si tienen agua cuando las pongas en el aceite podrían salpicarte.

  5. Fríe las alcachofas

    Pon una sartén al fuego con abundante aceite. Cuando esté caliente, fríe las láminas de alcachofa, por tandas, hasta que estén bien doradas. Retíralas de la sartén y déjalas escurrir sobre papel absorbente, para eliminar el exceso de aceite.

  6. Emplata y sirve

    Pon las chips de alcachofa en un plato y sálalas con escamas de sal, sal gruesa, sal maldon o sal normal. Sirve enseguida, bien calientes.

¿Te ha gustado esta receta? No te pierdas estas otras recetas con alcachofas fritas:

Y si te preocupan las calorías de las alcachofas fritas, puedes prepararlas también en una freidora de aire: