Si, al elaborar un cocido, siempre reservas un poco de carne para poder realizar un plato de ropa vieja, la receta de hoy te va a encantar. Se trata de unas patatas al horno rellenas con ropa vieja de ternera y pollo. En nuestro caso hemos preparado expresamente el cocido con morcillo de ternera y un muslo de pollo, pero tú puedes usar cualquier sobra de carne que tengas. Quedará espectacular.

Cocinar estas patatas al horno no tiene ninguna complicación. Para que el relleno quede exquisito, desmenuza bien la carne del cocido y, luego, rehógala con una zanahoria cocida, también del cocido, cebolla picadita, vino blanco, tomate frito y pimentón. Un consejo: si ves que el relleno queda poco meloso, agrega un par de cucharones de caldo del mismo cocido. ¡Ya verás qué bien queda!

Una vez hayas realizado todos los pasos que te explicamos en la receta, abre las patatas asadas por la mitad, rellénalas con la pulpa de una de las patatas mezclada con nata y mantequilla y, luego, agrega la ropa vieja. Cuece 5 minutos en el horno y… a comer.

Si quieres descubrir más recetas con ropa vieja, aquí tienes algunas sugerencias que te pueden ir muy bien: barritas de caprese y ropa viejaropa vieja con tostas de "pringá" y pan de molde relleno de ropa vieja.

Ingredientes paraPatatas al horno rellenas de ropa vieja de ternera y pollo

  • 5 Patatas medianas y alargadas
  • 250 gramos de Morcillo De Ternera
  • 1 Muslos De Pollo grande
  • 100 mililitros de Tomate Frito
  • 1 Cebollas
  • 2 Pencas De Apio
  • 2 Zanahorias
  • 1 Nabos
  • 50 mililitros de Nata Líquida
  • Pimentón
  • 25 gramos de Mantequilla
  • 1 hoja de Laurel
  • Perejil
  • 150 mililitros de Vino Blanco
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer patatas al horno rellenas de ropa vieja de ternera y pollo

1. Cuece las carnes

Pela las zanahorias y el nabo. Lava el apio. Dispón estas verduras con el morcillo, el muslo de pollo y la hoja de laurel lavada en una olla. Añade 3 litros de agua y lleva a ebullición. Cuece, tapado, 1 h y 1/2 y agrega más agua caliente, si ves que se queda seco.

1. Cuece las carnes

2. Cuela el caldo

Ve retirando las impurezas y la espuma que se forma en la superficie durante la cocción y, hacia la mitad, sazona. Luego, cuela el caldo y resérvalo aparte de las verduras y la carne. Precalienta el horno a 180°.

2. Cuela el caldo

3. Asa las patatas

Lava las patatas, pínchalas con un tenedor, salpimiéntalas y úntalas con aceite. Envuélvelas en papel de aluminio y ásalas durante 50 minutos. Retíralas y déjalas templar. 

3. Asa las patatas

4. Saltea la cebolla

Mientras se cuecen las patatas, pela la cebolla, córtala en juliana y saltéala unos minutos con un chorrito de aceite.

4. Saltea la cebolla

5. Desmenuza las carnes

Deshilacha la carne de morcillo y pollo, y parte la zanahoria cocida en tiras. 

5. Desmenuza las carnes

6. Rehoga los ingredientes

Agrega todo a la sartén, rehoga unos instantes y vierte el vino blanco. Deja evaporar y añade el tomate frito (si queda poco meloso añade un poco del caldo de cocción). Rectifica de sal y pimienta, y espolvorea con pimentón.

6. Rehoga los ingredientes

7. Incorpora la nata al puré

Chafa una patata pelada y salpimiéntala. Calienta la nata, retira y mézclala con la mantequilla hasta que se integren. Vierte esta preparación sobre el puré de patata, removiendo. 

7. Incorpora la nata al puré

8. Corta las patatas

Corta las patatas restantes por la mitad, ponlas en una fuente refractaria y haz un hueco en el centro.

8. Corta las patatas

9. Agrega la ropa vieja

Rellénalas con el puré de patata y luego con la ropa vieja, y cuécelas unos 5 minutos. Retira y sírvelas calientes espolvoreadas con pimienta y perejil lavado.

9. Agrega la ropa vieja

Ideas para que las patatas al horno rellenas de ropa vieja de ternera y pollo queden exquisitas

  • En nuestro caso, solo hemos aprovechado las zanahorias para elaborar el relleno de las patatas, pero también puedes incorporar otras verduras del cocido. El único consejo es que todo tiene que estar bien picado para que no queden trozos muy grandes.
  • Para que la carne quede todavía más deliciosa, puedes condimentarla con hierbas aromáticas. Por ejemplo, puedes poner un poco de tomillo o romero.
  • Si quieres que esta receta te quede perfecta, es importante elegir bien las patatas para que no se deshagan durante la cocción y que queden tiernas. Dos variedades que suelen funcionar muy bien y que se encuentran fácilmente en las tiendas y supermercados son la Monalisa y la Kennebec.
  • Recuerda que el pimentón no debe quemarse porque daría un sabor amargo al plato.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla