Tartar de atún rojo y aguacate (paso a paso con vídeo)

Un tartar siempre es una opción actual, saludable y deliciosa para incorporar más pescado a nuestra dieta. Hoy te animamos a componer uno con atún rojo, cebolla y aguacates.

Aurora Gonzalo
Aurora Gonzalo

Periodista especializada en gastronomía

Tartar de atún y aguacate

Prueba a preparar este tartar con atún rojo y aguacate.

Cocina Fácil
4 personas
15 min

4

(29 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Vacaciones

Verano

Técnica:

Sin cocción

Tipo Plato:

Aperitivos y tapas

Primeros platos y entrantes

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Preparación con antelación

El tartar es un plato a base de carne o pescado crudo, mezclado con diferentes salsas, especias y condimentos que se sirve frío y puede combinarse con otros ingredientes. El nombre viene del francés tartare y, al parecer, se le llamó así por la salsa tártara con la que se solía servir la versión original. 

En nuestra receta hemos combinado un exquisito atún rojo con aguacates maduros. Un plato fresco y sabroso, que luce mucho y es muy fácil de hacer. Es ideal para esas cenas en las que queremos probar algo rico y diferente que no resulte demasiado pesado. 

Hemos acompañado el tartar de atún y aguacate con unas tostadas de pan de chapata y que además nos puede servir para aprovechar el pan del día anterior. Solo tenemos que cortar el pan en rebanadas muy finas y hornearlas hasta que estén doradas y crujientes. 

Si te ha gustado este formato, prueba también el tartar de langostinos y aguacate, o con mango. Otra receta deliciosa con atún es con costra caramelizada.

Ingredientes paraTartar de atún rojo y aguacate (paso a paso con vídeo)

  • 400 gramos de Lomo De Atún rojo
  • rebanadas de Pan De Chapata caseras
  • Germinados
  • Aceite De Oliva virgen extra
  • 2 Aguacates maduros
  • 1 Limón
  • 1 Cebolla Morada
  • Semillas De Sésamo
  • Sal
  • 1 cucharada de Aceite De Sésamo
  • 3 cucharadas de Salsa De Soja

1. Pica las cebollas

Pela y pica la cebolla muy fina. Si no te gusta mucho la cebolla cruda puedes poner solo media o dejarla un rato en agua con hielo para que no tenga un sabor tan fuerte.

1. Pica las cebollas

2. Trocea el atún

Corta el atún en dados pequeños de medio centímetro más o menos.

2. Trocea el atún

3. Haz el marinado

Pon la soja y el aceite de sésamo en un bol grande. Incorpora el atún, mezcla bien y deja marinar unos 30 minutos. Si es verano, hace calor, vas a dejarlo más tiempo marinando o quieres servirlo bien fresquito, guárdalo en el frigorífico.

3. Haz el marinado

4. Corta los aguacates

Pela los aguacates y córtalos, con cuidado de que no se deshagan, en trocitos pequeños.

4. Corta los aguacates

5. Aliña el aguacate con limón y aceite

Pon el aguacate en un bol y aliá con el zumo de limón y con un chorrito de aceite. Añade sal al gusto y mezcla con una cuchara. El limón evitará que el aguacate se oxide y se vuelva oscuro. Si prefieres puedes usar zumo de lima.

5. Aliña el aguacate con limón y aceite

6. Haz una capa de aguacate

Pon una capa de aguacate en un aro de emplatar con un plato debajo. Presiona con la cuchara para que quede firme y no te de problemas al desmoldar.

6. Haz una capa de aguacate

7. Sigue con el atún

Haz una segunda capa generosa de atún. Presiona de nuevo con la cuchara y limpia el plato con papel absorbente si hay restos de líquidos. Con mucho cuidado quita el aro de emplatar.

7. Sigue con el atún

8. Decora con sésamo y germinados

Repite el proceso hasta acabar el atún y el aguacate. Decora con las semillas de sésamo y los germinados. Sirve con unas tostadas de chapata.

8. Decora con sésamo y germinados

Consejos para un tartar de atún y aguacate perfecto:

  • El único secreto de este plato es que los ingredientes sean de la mejor calidad posible, especialmente el atún.
  • Si eres amante del picante, añade a la mezcla de soja y aceite de sésamo del atún unas gotas de tabasco o bien un poco de wasabi, mezcla bien y déjalo marinando, queda delicioso.
  • En vez de atún, puedes optar por salmón, emperador o corvina.
  • ¿Sirve cualquier germinado? Va a gustos. Los germinados no solo aportan belleza, también pueden añadir chispas de sabor. Cada vez es mayor el surtido de brotes germinados en fruterías y supermercados, hay de guisantes, rábanos, lentejas, soja, puerros, col rizada... La cuestión es probar y jugar con sus combinaciones.

¿Cuál es la mejor parte del atún para un tartar?

El lomo y la ventresca de atún son los mejores cortes de este pescado para preparar en tartar. Jugosos y tiernos, tienen menos vetas de grasa (que dificultarían el corte). Evita las partes más oscuras del salmón, que tienen un sabor más fuerte.

De todos modos, si tienes dudas cuando vayas a comprar el atún para preparar tu tartar, lo mejor es que consultes con el pescadero. Él sabrá indicarte cuál es la mejor parte del atún para esta receta.

¿Es necesario congelar el atún antes de hacer el tartar?

Es preferible que cualquier pescado que vayas a comer crudo o marinado pase al menos 24 horas por el congelador, de esta manera evitarás cualquier riesgo, como la presencia de anisakis, una bacteria que podría causarte problemas de salud, desde malestar a vómitos hasta lesiones en el tubo digestivo.

¿Cuánto dura un tartar de atún en la nevera?

El tartar es un plato de pescado crudo y, como tal, es preferible que lo consumas lo antes posible. Puedes reservarlo unas horas en la nevera (no más de 48 horas), siempre bien guardado en un recipiente hermético. Lo ideal sería que guardaras por separado el pescado de los otros ingredientes del tartar.

Si te ha gustado el tartar de atún, prueba también:

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla