¡Qué cremosos y sabrosos quedan los risottos! Si eres fan de este plato tradicional italiano, seguro que la receta que viene a continuación te va a entusiasmar. Se trata de un risotto con champiñones acompañados con solomillo de cerdo con salsa de queso parmesano. Perfecto como plato único, este risotto está tan bueno y queda tan aromático que conquistará tu paladar y el de toda la familia. ¿A que se te hace la boca agua?

Para que el arroz quede exquisito es fundamental ir añadiendo el caldo a cacitos, conforme se vaya absorbiendo, a la vez que remueves continuamente. Luego, una vez hecho, tienes que mantecarlo. Este paso, que consiste en agregarle mantequilla y queso parmesano y mezclar muy bien hasta que se fundan, es una de las claves de la melosidad de este plato. Si sigues estos consejos te quedará un risotto digno del mejor chef.

Si te ha gustado esta sugerencia también te encantarán el risotto a la milanesa, el risotto de tomate y cebolla caramelizada y las chuletas de cabrito con risotto de azafrán y queso

Ingredientes paraSolomillo con salsa de parmesano y risotto con champiñones

  • 400 gramos de Solomillos De Cerdo
  • 240 gramos de Arroz Arborio
  • 1 Cebolla
  • 2 Dientes De Ajo
  • 100 gramos de Champiñones
  • hebras de Azafrán
  • 100 mililitros de Vino Blanco
  • 620 mililitros de Caldo De Pollo
  • 25 gramos de Mantequilla
  • 100 gramos de Queso Parmesano en un trozo
  • 100 mililitros de Nata Líquida
  • 1 cucharada de Harina De Maíz
  • tallos de Cebollino
  • Aceite De Oliva
  • Pimienta Negra
  • Sal

Cómo hacer solomillo con salsa de parmesano y risotto con champiñones

1. Corta la carne

Precalienta el horno a 180º. Retira toda la grasa, las telillas y los tendones de la carne y córtala en rodajas no demasiado gruesas.

1. Corta la carne

2. Séllala por los dos lados

Condiméntalas con sal y pimienta molida y dóralas, por ambos lados, en una sartén con un fondo de aceite. Retira del fuego y riega con el aceite caliente.

2. Séllala por los dos lados

3. Cuécela en el horno

Dispón los filetes de solomillo en una fuente refractaria y hornéalos durante 15 minutos. Retíralos y deja que reposen unos minutos.

3. Cuécela en el horno

4. Ralla el parmesano

Haz virutas con el queso haciéndolo pasar por un rallador de agujeros gruesos.

4. Ralla el parmesano

5. Elabora la salsa de queso

Vierte la nata en una sartén y caliéntala. Agrega la harina de maíz disuelta en unas cucharadas de agua y mezcla bien. Añade la mitad del parmesano, renueve de nuevo y cuece unos minutos, a fuego suave, hasta que espese. Salpimienta y retira.

5. Elabora la salsa de queso

6. Corta los champiñones

Pela la cebolla y los ajos y pícalos. Corta la base terrosa de los champiñones. Lávalos rápidamente, sin dejarlos en remojo, escúrrelos y córtalos en láminas.

6. Corta los champiñones

7. Saltéalos con la cebolla y el ajo

Saltea los champiñones en una cazuela con un fondo de aceite hasta que se doren. Añade la cebolla y el ajo y rehoga todo junto 5-7 minutos.

7. Saltéalos con la cebolla y el ajo

8. Agrega el arroz

Incorpora el arroz y dóralo unos instantes, removiendo. Añade el azafrán y el vino blanco y deja que se evapore, a fuego vivo, unos 2 minutos.

8. Agrega el arroz

9. Incorpora el caldo

Agrega 1 cacillo del caldo caliente y cuece unos 16 minutos, sin dejar de remover y añadiendo más caldo, cacillo a cacillo, a medida que el arroz lo vaya absorbiendo.

9. Incorpora el caldo

10. Añade la mantequilla

Aparta del fuego, salpimienta e incorpora la mantequilla cortada en dados y el resto del queso. Remueve hasta que se fundan y el risotto esté bien cremoso.

10. Añade la mantequilla

11. Sirve el risotto con el solomillo

Reparte el risotto en los platos y dispón encima las rodajas de solomillo. Riégalas con la salsa de parmesano y espolvorea con el cebollino lavado y picado.

11. Sirve el risotto con el solomillo

Ideas y variantes para el solomillo con salsa de parmesano y risotto con champiñones

  • Para elaborar el risotto usa siempre una variedad que suelte almidón, como el arborio o el carnaroli.
  • Ralla el parmesano justo antes de utilizarlo, para que no pierda aroma, y agrégalo a la nata poco a poco. Cuece la salsa solo el tiempo necesario, así evitarás que se corte.
  • En lugar de usar champiñones, puedes elegir otras setas. Por ejemplo, con los boletus o ceps quedará irresistible.
  • Una vez tengas el risotto acabado, déjalo reposar 5 minutos para que acabe de asentarse.
  • En lugar de caldo de pollo puedes usar caldo de verduras.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla