Esta modalidad de risotto no hace falta que te explicamos de dónde procede, porque ha conservado el topónimo. El "risotto alla milanese" se toma en toda la zona de la Lombardía italiana y, desde hace años, en medio mundo. En sus orígenes era un plato hecho solo con 3 ingredientes, pero con el paso del tiempo se han ido añadiendo otros, como el queso, la mantequilla o el vino Marsala, o vino blanco fuera de sus fronteras. En la tradición gastronómica de Milán era el acompañanante del ossobuco.

La elaboración es sencilla, pero como todos los platos precisan de mimo. Primero se pocha la cebolla antes de incluir el arroz, que luego se riega con el vino blanco y después con el caldo caliente. Es un risotto que debe quedar muy cremoso.

Si te gusta la textura del risotto y quieres alguna variante con productos autóctonos, pruébalo con Idiazábal y jamón o acompañando unas costillas de cabrito. Y, para sorprender con un toque gourmet, el risotto de boletus con trufa.

Ingredientes paraRisotto a la milanesa

  • 350 gramos de Arroz Arborio
  • 4 cucharadas de Queso Parmesano rallado
  • 1 Cebolla
  • 1 vasito de Vino Blanco
  • 2 tallos de Cebollino
  • 2 cucharadas de Mantequilla
  • 1 litro de Caldo De Carne
  • hebras de Azafrán
  • Pimienta
  • Sal

Cómo hacer risotto a la milanesa

1. Calienta el caldo

Lleva el caldo a ebullición en un cazo y, cuando hierva, apaga el fuego. Deslía el azafrán en 3 cucharadas del caldo caliente y añádelo al cazo del caldo. Remueve.

1. Calienta el caldo

2. Pocha la cebolla

Derrite 1 cucharada de mantequilla en una cazuela de fondo grueso. Agrega la cebolla, pelada y picada muy fina, y rehógala unos 15 minutos, hasta que esté blandita y transparente.

2. Pocha la cebolla

3. Añade el arroz

Añade el arroz y saltéalo durante 1 minuto, removiendo con una cuchara de madera. Riégalo con el vino blanco, sube la intensidad de la llama y deja que reduzca unos instantes.

3. Añade el arroz

4. Vierte el caldo

Vierte la mitad del caldo caliente sobre el arroz, salpimienta y mezcla. Cuece unos 15 minutos a fuego medio, removiendo a menudo y vertiendo el resto del caldo poco a poco, a medida que el arroz lo vaya absorbiendo.

4. Vierte el caldo

5. Añade el queso

Retira la cazuela del fuego, agrega el queso y la mantequilla restante, y mezcla hasta que se fundan. Deja reposar el risotto unos instantes. Repártelo en platos y sírvelo enseguida, espolvoreado con el cebollino lavado y picado.

5. Añade el queso

Cómo hacer un risotto a la milanesa perfecto

  • El arroz. Lo primero es elegir una variante de arroz idónea para el risotto. En este caso hemos utilizado arroz arborio. Para este plato también se puede usar carnaroli.
  • El azafrán. Antes de desleírlo en el caldo caliente puedes tostarlo un poco para que tenga aún más sabor. Mete las hebras en un paquetito de papel de aluminio y pásalo por el quemador del fuego unos segundos.
  • El vino. Si quieres hacerlo con ingredientes típicos de Milán, busca un vino Marsala. Si no, elige un buen vino blanco autóctono. Pero nunca uno de poca calidad.
  • La cebolla. Tienes que cortarla muy fina, para que no se note prácticamente al paladar pero sí quede su sabor. Hay que pocharla a fuego lento unos 15 minutos.
  • El parmesano. Compra una cuña y rállalo al momento con un rallador de orificios gruesos.
  • El caldo. Es una de las máximas del risotto: ir añadiendo el caldo caliente y remover constantemente.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla