Paletilla de cordero al horno

La paletilla de cordero al horno es un clásico que agradecen los amantes de la buena carne. Se prepara al horno, con hierbas aromáticas, patatas y cebolla y un chorro de vino blanco.

PALETILLA DE CORDERO AL HORNO.
Óscar Sanz
Óscar Sanz
Cocinero
4 personas
105 min

3

(75 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Horno

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Sin gluten
Sin lactosa

Una buena paletilla de cordero al horno, solo acompañada de patatas y cebolla, es un manjar. Además, la preparación es muy sencilla y no hay más secreto que respetar bien los tiempos y comprar una carne de calidad.

¿Conoces los tipos de carne de cordero hay en el mercado? Seguro que la que más te suena es la de lechal. Esta es la carne más tierna porque son corderos que se sacrifican a los 25 días de vida, con unos 6 kg de peso y solo han sido alimentados con leche materna. El recental, ideal para el asado, es de unos 15 kg. El denominado pascual es el que se sacrifica pasados los 4 meses, con una carne más oscura y algo más dura. Y, por último, el ovino mayor, que con más de 1 año de vida su carne solo se recomienda para guisos.  Y, en cuanto a las piezas, la paletilla es la preferida para el asado. La pierna tiene más carne y es más compacta, por eso se prefiere para filetes.

Si te gusta preparar paletilla al horno, pruébala también asada a la miel. También queda muy rica la pierna de cordero rellena de frutas secas. Igual que delicioso y festivo es el costillar de cordero o carré con patatas o con salsa de vino.

 

Ingredientes paraPaletilla de cordero al horno

  • 2 Paletillas De Cordero
  • 6 Patatas
  • 6 Cebollas pequeñas
  • 1 ramita de Romero
  • 1 copa de Vino Blanco
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer paletilla de cordero al horno

1. Sazona la carne

Precalienta el horno a 180°C. Mientras tanto, lava y seca bien las paletillas. Sazónalas con una pizca de sal y pimienta y colócalas en una bandeja apta para el horno. Hazlo con la parte de la piel hacia bajo.

1. Sazona la carne

2. Asa el cordero

Rocía un chorrito de aceite de oliva sobre el cordero y echa medio vaso de agua en la bandeja para que no se reseque la carne durante la cocción. Ásalo durante 30 minutos más o menos.

2. Asa el cordero

3. Corta las patatas y la cebolla

Mientras se está horneando el cordero, pela las cebollas y córtalas por la mitad. Pela, también, las patatas, lávalas bien y sécalas con un paño. Córtalas a rodajas y salpimiéntalas.

3. Corta las patatas y la cebolla

4. Dale la vuelta

A continuación, retira la bandeja del horno y da la vuelta al cordero. Reparte en la bandeja las patatas y la cebolla, echa un chorrito de aceite por encima y agrega una ramita de romero.

4. Dale la vuelta

5. Añade el vino

 Echa el vino por encima y vuelve a introducir la bandeja en el horno. Prolonga el asado durante otros 40 minutos aproximadamente.

5. Añade el vino

6. Trocea y sirve

A la hora de servir, emplata la paletilla troceada con un pedacito de la ramita de romero encima.

6. Trocea y sirve

El truco

Para que el cordero quede doradito, sube la temperatura a 220ºC los últimos 3 minutos, pero no más, porque se puede resecar.

Consejos para una paletilla de cordero al horno perfecta:

–La primera premisa es siempre comprar una carne de cordero de buena calidad en un establecimiento de confianza. La carne de paletilla es la idónea para asar al horno. Y una vez limpia y seca, se salpimienta y se coloca con la piel hacia abajo y se rocía con un chorro de aceite, agua y vino blanco para que no se reseque.

–A esta pieza grande sí que hay darle la vuelta, a la media hora de cocción, aproximadamente. En ese momento aprovechamos para introducir las rodajas de patata las cebollitas partidas por la mitad.

–Necesitas más de una hora para que el asado quede en su punto a una temperatura de 180º C. Solo puedes subirlo unos minutos a 220º C al final para que quede crujientito.

–Elige un vino blanco seco, de buena calidad, para rociar la carne. Aunque luego, a la hora de comer, marida perfectamente con un tinto de Rioja o Ribera del Duero.

–El romero le da el toque aromático. Si te gusta el sabor más intenso, puedes hacer una salsita con una mezcla de ajo, perejil, aceite y un poco de vinagre de Jerez, triturada y añadirla en el último momento.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?