Plato de origen griego que triunfa en todo el mundo, la musaka, también llamada moussaka o musaca, es todo un placer para el paladar. Elaborada originalmente con rodajas o tiras de berenjena, carne de cordero picada, sofrito de tomate y besamel, también se puede cocinar con carne de ternera, cerdo o una mezcla de las dos (mixta). Hoy te descubrimos una variante que te va a gustar mucho porque, además de tener un sabor irresistible, se presenta en forma de timbal. Se trata de una musaka de cerdo con patatas. Prepárala un día que tengas invitados a comer como plato principal y… triunfarás.

Muy fácil de hacer, para que la musaka te salga perfecta, te recomendamos que, primero, te dediques a elaborar todos los pasos de la receta y, luego, a realizar el montaje. Cuando tengas todo a punto, sitúa los aros de repostería en la bandeja de horno y empieza a montar las capas. Coloca una capa de patatas fritas en la base (así tendrá más estabilidad en el momento de servirla), luego incorpora la berenjena y, encima, la carne. Añade más capas de berenjena y carne, cubre con la besamel y… a hornear. En los últimos minutos, incorpora el queso con el pan rallado y gratina. Quedará exquisita.

Si quieres viajar con el paladar a Grecia, no te pierdas las recetas que te proponemos. Desde una deliciosa ensalada griega con paté de pipas de calabaza y alcaparras hasta un dulce baklava de queso y fresones a la vainilla o una salsa tzatziki con yogur de pipas de girasol.

Ingredientes paraMusaka de cerdo con patatas

  • 500 gramos de Carne De Cerdo picada
  • 2 Berenjenas
  • 2 Patatas
  • 1 Cebolla
  • 1 Ajo
  • 1 vaso de Salsa De Tomate
  • 2 vasos de Salsa Bechamel
  • ½ vaso de Vino
  • 2 cucharadas de Pan Rallado
  • 50 gramos de Queso rallado
  • Aceite
  • Sal
  • Tomillo
  • Romero

Cómo hacer musaka de cerdo con patatas

1. Corta y fríe las berenjenas

Lava las berenjenas, córtalas en rodajas no muy finas y fríelas ligeramente, en aceite caliente hasta dorarlas; resérvalas sobre papel absorbente. 

1. Corta y fríe las berenjenas

2. Dora las patatas

Pela y corta las patatas, en rodajas finas y fríelas, sin que lleguen a dorarse, hasta que estén tiernas; escurre y reserva.

2. Dora las patatas

3. Incorpora la carne

Pela y pica la cebolla y el ajo y sofríelos en una sartén con aceite. Incorpora la carne, rehoga hasta que cambie de color, vierte el vino y deja que reduzca. 

3. Incorpora la carne

4. Agrega el tomate

Agrega la salsa de tomate, sal, 2 ramitas de tomillo y 2 de romero picadas muy fino y cocina 5 minutos, removiendo.

4. Agrega el tomate

5. Monta las capas

Monta las minimusakas con un aro poniendo una primera capa de patata, luego de berenjena y después, de carne. 

5. Monta las capas

6. Hornea con bechamel

Añade más berenjena y carne y cubre con bechamel. Hornea 15 minutos a 170º, espolvorea con el queso mezclado con el pan rallado y gratina hasta dorar.

6. Hornea con bechamel

Consejos para la musaka de cerdo con patatas

  • Las berenjenas siempre amargan un poco. Para evitarlo, córtalas en rodajas no demasiado finas (para que no se rompan), sálalas y déjalas reposar unos 30 minutos en un colador. Luego, lávalas y sécalas con papel absorbente de cocina.
  • Para una versión más ligera de este plato, puedes cocinar las berenjenas a la plancha en lugar de freírlas. Absorberán menos aceite.
  • Conforme vayas poniendo las capas dentro del aro de repostería, aplástalas un poco con el dorso de la cuchara para que la musaka quede más compacta. De esta manera, se cortará mejor.
  • Si te apetece enriquecer esta receta, puedes agregar unas rodajas de calabacín o unos champiñones a la musaka. Incluso, si quieres, puedes añadir unas aceitunas negras kalamata. Originarias de Grecia, aportarán al plato su intenso sabor.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla