Lasaña con atún, tomate y espinacas

La lasaña es un plato que siempre triunfa en la mesa. Prepárala hoy con un toque verde, rellenándola de espinacas baby, tomate y atún. Queda riquísima gratinada con queso.

Lasaña con atún y espinacas
4 personas
60 min

5

(1 voto)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Muy fácil de hacer y resultona, la lasaña es un plato que se puede elaborar con infinidad de ingredientes. Se puede preparar con una boloñesa de carne, con pescado y gambas, con setas… hoy te proponemos una realizada con espinacas baby, atún en conserva y salsa de tomate frito. Una propuesta deliciosa, que gustará a todo el mundo y que, gracias a la gran variedad de ingredientes que lleva, puede convertirse en un estupendo plato único. 

Perfecta para servir tanto un día de diario como en una comida especial, el éxito de esta lasaña es formar un relleno gustoso y muy meloso con la cebolla, las espinacas, el atún y la mitad de la bechamel. Remueve bien para que todos los ingredientes se mezclen bien. Una vez tengas las láminas de lasaña cocidas al dente, es el momento de empezar a montar las capas. Un consejo, cuando coloques las láminas de lasaña, procura que queden una al lado de la otra para que luego, al cortar, no se desmonten. Quedará perfecta.

Ideal como plato principal o segundo, esta lasaña con atún, tomate y espinacas se puede acompañar con un gazpacho clásico, una ensalada de berros con manzana y salsa de yogur o una ensalada de tomate con miel y romero.

 

Ingredientes paraLasaña con atún, tomate y espinacas

  • 300 gramos de Espinacas baby
  • 1 Cebolla
  • 5 latas de Atún En Conserva
  • 500 mililitros de Salsa Bechamel
  • 1 paquete de Placas Para Lasaña
  • 100 gramos de Salsa De Tomate frito
  • 100 gramos de Queso Emmental rallado
  • Aceite De Oliva
  • Sal

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer lasaña con atún, tomate y espinacas

1. Saltea la cebolla y las espinacas

Pela la cebolla, pícala y póchala en una sartén con un fondo de aceite unos 5 minutos. Lava las espinacas y escúrrelas bien, presionándolas un poco con las manos. Incorpóralas y ajusta de sal. Deja cocer hasta que se evapore toda el agua que sueltan.

1. Saltea la cebolla y las espinacas

2. Añade el atún

Escurre el atún, desmenúzalo y agrégalo a la sartén de las espinacas. Mezcla durante unos segundos para que se integre. Retira unos 120 gramos de esta preparación y resérvala para decorar la lasaña.

2. Añade el atún

3. Agrega bechamel

Agrega la mitad de la salsa bechamel al resto de la mezcla de atún y espinacas y remueve. Precalienta el horno a 200°. 

3. Agrega bechamel

4. Cuece la lasaña

Cuece las láminas de lasaña según indica el envase para que queden al dente, escúrrelas bien y extiéndelas sobre un paño húmedo.

4. Cuece la lasaña

5. Monta las capas

Reparte un poco del resto de la salsa bechamel en el fondo de una fuente grande de horno, pon encima una capa de láminas de lasaña, una al lado de la otra, añade otra capa del relleno de espinacas y atún, y luego más bechamel. Alterna los ingredientes en capas hasta agotarlos; acaba con una de pasta.

5. Monta las capas

6. Hornea con queso

Extiende por encima la salsa de tomate, repartiéndola bien, la bechamel y la mezcla de espinacas y atún antes reservadas. Espolvorea con el queso rallado y cuece unos 10 minutos en el horno, hasta que el queso se haya fundido y esté ligeramente dorado.

6. Hornea con queso

7. Trocea y sirve

Retira del horno y deja templar unos 5 o 7 minutos antes de trocearla, para que no se desmonte. Repártela en cuatro platos llanos y sírvela entonces.

7. Trocea y sirve

Ideas para que la lasaña con atún, tomate y espinacas quede estupenda

  • Al dente. Cuece las placas de lasaña en abundante agua salada el tiempo que indique el envase para que queden al dente y, una vez escurridas, extiéndelas en un paño ligeramente húmedo. Procura que no queden unas encima de las otras para que no se peguen entre ellas.
  • Más sabor. En el momento de saltear las espinacas agrega unos piñones tostaditos. También puedes añadirles unos pimientos asados cortados en tiritas.
  • Bechamel. Hoy en día podemos encontrar bechamel ya preparada en las tiendas. Si quieres hacerla en casa, echa un vistazo a nuestra receta de salsa bechamel.
¿Has preparado esta receta?

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?