Las albóndigas siempre son un éxito en los menús. Sean de la carne que sean, esas bolitas apetitosas, con salsa, siempre apetecen. En nuestra receta de albóndigas de pollo con salsa de piquillos y tomate las hemos elaborado con carne de pechuga de pollo y les hemos introducido un dado de queso semicurado en el interior.

La masa de las albóndigas se consigue triturando el pollo con cominos, orégano, sal, pimienta y clara de huevo. Y además de la sorpresa del queso, le añadimos una suculenta salsa hecha con pimientos del piquillo, tomate asado, vino y ajos.

Si quieres variar de tipo de albóndigas, además de cambiar de salsas, ve innovando con la masa. No dejes de probar las albóndigas de merluza, las de arroz y bacalao o unas clásicas con carne picada y tomate.

Ingredientes paraAlbóndigas de pollo con salsa de piquillos y tomate

  • 2 Pechugas De Pollo
  • 1 Clara De Huevo
  • 100 gramos de Queso Manchego semicurado
  • 2 Tomates
  • 4 Ajos
  • 4 Pimientos Del Piquillo
  • ½ vaso de Vino Blanco
  • Harina
  • Orégano
  • Comino
  • Cebollino
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta Negra

Cómo hacer albóndigas de pollo con salsa de piquillos y tomate

1. Tritura las pechugas

Limpia, lava y pica las pechugas. Ponlas en un bol con unos cominos, orégano, sal, pimienta y la clara y tritura hasta que obtengas una pasta homogénea.

1. Tritura las pechugas

2. Pon dados de queso

Coge porciones con las manos  humedecidas en agua, forma círculos y pártelos por la mitad. Corta el queso en dados, repártelos sobre la carne y forma las albóndigas. 

2. Pon dados de queso

3. Asa ajos y tomates

Lava y trocea los tomates. Ásalos con los ajos pelados, los pimientos, un chorrito de aceite y el vino 15 minutos en el horno a 175º. Luego, sazona y tritura todo hasta lograr una salsa.

3. Asa ajos y tomates

4. Ensarta las albóndigas

Ensarta las albóndigas (pasadas ligeramente por harina, si quieres) en brochetas y fríelas en abundante aceite caliente hasta que se doren.

4. Ensarta las albóndigas

5. Sirve con la salsa de piquillos

 Sírvelas con la salsa de piquillos y tomate y espolvoreadas con cebollino lavado y picado.

5. Sirve con la salsa de piquillos

Acompañamientos para tus albóndigas de pollo con salsa de piquillos y tomate

  • Arroz blanco. Si las acompañas de un timbal de arroz blanco, tendrás un plato completísimo.
  • Patatas fritas. Si las van a comer niños, será su acompañamiento perfecto.
  • Ensalada. Y si quieres un acompañamiento más ligero, acompáñala de una ensalada de brotes o de rúcula.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla