Tronco de Navidad clásico

El tronco de Navidad también se está convirtiendo en un postre típico de las fiestas navideñas. Prueba a prepararlo porque es más fácil de lo que parece. La cobertura es de chocolate negro y el relleno de nata montada con un crocanti de almendra.

Cargando vídeo: Tronco de Navidad clásico

Tronco de Navidad clásico
6 personas
60 min

4

(164 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Navidad

Técnica:

Horno

Técnica mixta

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Desde Francia nos llega la tradición del Bûche de Nöel, un bizcocho fino enrollado con relleno y habitualmente chocolate por fuera para asemejarse al aspecto de los troncos que echamos a la lumbre, de ahí su nombre, Tronco de Navidad.

Aunque a simple vista te parezca un dulce complicado, no lo es. Primero preparamos la clásica masa de bizcocho, con cacao, y la extendemos en un molde rectangular para que quede bien fina. Una vez horneado el bizcocho, lo rellenamos de nata montada y crocanti de almendra, del que reservamos parte para la cobertura.

Y ya para terminar, hacemos una cobertura de chocolate fondant con nata y la extendemos con un utensilio muy práctico en cocina, un peine repostero, para hacerle rayas por el exterior.

Los troncos de Navidad quedan muy vistosos, y más aún si haces la modalidad red velvet o el de doble chocolate. Así que ya sabes, estas fiestas sorprende a todos con tu Bûche de Noêl...

Si quieres más propuestas de recetas navideñas, mira nuestro E-book.

Ingredientes paraTronco de Navidad clásico

  • Para el bizcocho
  • 110 gramos de Azúcar
  • 45 gramos de Azúcar Moreno
  • 6 Huevos
  • 40 gramos de Harina
  • 30 gramos de Cacao
  • Para el relleno
  • 500 mililitros de Nata Para Montar
  • 75 gramos de Azúcar
  • 100 gramos de Crocanti De Almendra
  • Para la cobertura
  • 310 gramos de Nata Líquida
  • 90 gramos de Chocolate Negro

1. Bate los huevos

Bate 3 huevos y 3 yemas con el azúcar. Monta las 3 claras restantes y añade el azúcar moreno. Incorpóralas a la mezcla de huevo y azúcar y remueve con cuidado.

1. Bate los huevos

2. Tamiza la harina

Incorpora el cacao y la harina tamizada. Mezcla bien y extiende la preparación sobre la placa forrada con papel de horno. Hornea 6-7 minutos a 180º C y deja enfriar.

2. Tamiza la harina

3. Monta la nata

Monta la nata del relleno con varillas. Añade el azúcar en forma de lluvia y mezcla con movimientos envolventes. Luego, extiéndela sobre el bizcocho.

3. Monta la nata

4. Reparte el crocanti

Reserva un poco de crocanti para decorar el tronco una vez hecho y reparte el resto por encima de la nata montada de modo que haya lo mismo por todas partes.

4. Reparte el crocanti

5. Enrolla el bizcocho

Enrolla el bizcocho con ayuda del papel sulfurizado para que mantenga la forma, apretándolo ligeramente y con cuidado de no romperlo. Retira la nata que se salga.

5. Enrolla el bizcocho

6. Haz la cobertura

Pon a calentar 110 g de nata, añade el chocolate troceado y remueve hasta fundirlo. Agrega el resto de la nata y bate hasta obtener una crema.

6. Haz la cobertura

7. Márcale rayas

Úntalo con una capa de chocolate y, para darle aspecto de tronco, márcale rayas con un peine para tartas. Por último, espolvoréalo con el crocanti reservado.

7. Márcale rayas

Consejos para un tronco de Navidad perfecto:

  • Para este tronco, que se asemeja a nuestro tradicional brazo de gitano, elaboramos primero un bizcocho tipo genovés, bien fino y en un molde rectangular. Para la masa es importante batir 3 huevos con 3 yemas y el azúcar. Las 3 claras restantes se montan aparte y se añaden con azúcar moreno. Y se deja solo 7 minutos en el horno a 180º C.
  • Una vez que se enfría el bizcochito se rellena con la nata montada y el crocanti y para enrollarlo bien, sin que se rompa, nos ayudamos de papel sulfurizado.
  • Si quieres pedir a los Reyes regalos para tu cocina, este año que no falte un tamiz, que te irá genial para la harina y el cacao que se agregan en este bizcocho y en la mayoría. Otro utensilio menos conocido es el peine para tartas, que te permitirá dar acabados rayados a las coberturas.
  • El crocanti de almendra que lleva el relleno y la cobertura puedes comprarlo preparado o, si tienes tiempo y ganas, prepararlo en casa con unas buenas almendras marconas que se pasan por la sartén con aceite, añadiendo luego azúcar. Es entretenido, porque luego tendrás que picarlo también, pero el resultado merece la pena.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla