De textura tierna y esponjosa, similar al tradicional brazo de gitano, este tronco de Navidad red velvet sorprenderá a todos tus invitados por el intenso color rojo del bizcocho, que le aporta una gran vistosidad, y por el contraste de colores que se crea con el relleno de nata y queso. A la que lo lleves a la mesa, desaparecerá en un abrir y cerrar de ojos.

Cuando tengas el bizcocho horneado, no debe estar más de 10 minutos porque si no quedaría seco, vuélcalo sobre un paño limpio y húmedo, y enróllalo todavía templado con mucho cuidado para que no se rompa. Este es el momento más decisivo de la receta. Luego, una vez frío, ya lo puedes desenrollar y rellenar con la crema de nata y queso. Espolvoréalo con azúcar glas, agrega unas grosellas y… listos. Causará sensación.

Otros troncos que también quedarán perfectos en la mesa navideña son el de cacao con frambuesa y nata, el de trufa con cobertura de dos chocolates y el de crema pastelera.

Ingredientes paraTronco de Navidad red velvet

  • 4 Huevos
  • 100 gramos de Azúcar
  • 100 gramos de Harina
  • 2 cucharadas de Colorante Alimentario en gel de color rojo
  • Para el relleno
  • 250 gramos de Queso Blanco Para Untar
  • 250 gramos de Nata Para Montar
  • 75 gramos de Azúcar
  • Para decorar
  • Azúcar Glas
  • Grosellas

Cómo hacer tronco de Navidad red velvet

1. Elabora la masa

Casca los huevos separando las yemas de las claras. Bate las primeras con la mitad del azúcar y el colorante. Añade la harina y mezcla. Semimonta las claras, agrega el resto del azúcar y termina de montarlas. Mézclalas con la masa anterior.

1. Elabora la masa

2. Cuece el bizcocho

Precalienta el horno a 160º. Forra la placa con papel de horno y extiende la masa en ella. Hornea 8 o 10 minutos. Retira el bizcocho y vuélcalo sobre un paño limpio y húmedo. Elimina el papel, enróllalo con cuidado y déjalo enfriar.

2. Cuece el bizcocho

3. Cúbrelo con la crema de queso

Mezcla el queso del relleno con el azúcar. Monta la nata e incorpórala lentamente. Desenrolla el bizcocho, cúbrelo con la crema y enróllalo de nuevo. Sírvelo decorado con azúcar glas y con las grosellas lavadas.

3. Cúbrelo con la crema de queso

Trucos para que el tronco de Navidad red velvet quede perfecto

  • Recuerda que antes de realizar la masa del tronco, debes sacar los huevos de la nevera para que estén a temperatura ambiente. Así te quedará perfecta.
  • Espolvorea el azúcar glas justo en el momento de llevar el postre a la mesa, para que la humedad del bizcocho no lo absorba.
  • Si quieres que el tronco quede todavía más gustoso, extiende una capa de mermelada de fresa sobre el bizcocho y, luego, añade la crema de queso.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla