Mousse de sandía

Esta mousse de sandía triunfará en tus mesas de verano. Se prepara con gelatina y, luego, se sirve en vasos individuales. También lleva dados de sandía fresca.

MOUSSE DE SANDÍA.
Óscar Sanz
Óscar Sanz
Cocinero
4 personas
20 min
200 Cal

4

(10 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Verano

Técnica:

Sin cocción

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Muy fácil de hacer, con una textura suave que se funde en la boca y una práctica presentación en vasitos, esta mousse de sandía es perfecta para servir como postre cuando tengas invitados a comer en verano y quieras quedar muy bien sin complicarte demasiado. Elaborada con ingredientes sencillos de encontrar, sandía, unas hojas de gelatina, limón, azúcar y nata para montar, esta mousse se puede preparar con antelación. ¿Necesitas más argumentos para ponerte manos a la obra?

Para que la mousse quede perfecta es importante usar bien la gelatina. Una vez tengas el puré de sandía caliente, retíralo del fuego antes de que llegue a ebullición y, entonces, añade la gelatina escurrida. Remueve para que se disuelva bien y agrega el resto de puré. Luego, incorpora la nata montada, pasa la preparación a una manga pastelera y deja reposar 1 hora en la nevera. Una vez haya transcurrido el tiempo, ya podrás introducirla en los vasitos y… a comer.

Con la sandía se pueden elaborar postres deliciosos. Por ejemplo, una tarta fina con cuajada y sandía, unos polos de sandía y yogur con pepitas de chocolate o una sandía con chocolate y pistachos. También la puedes dorar a la plancha y servirla con tiras de pollo, también a la plancha.

Ingredientes paraMousse de sandía

  • 500 gramos de sandía sin semillas
  • 6 hojas de gelatina
  • zumo de 1 limón
  • 40 gramos de azúcar
  • 125 mililitros de nata para montar
  • 1 ramita de menta

Cómo hacer mousse de sandía

1. Prepara la sandía

Retira la corteza de la sandía, separa una tercera parte de la pulpa, córtala en daditos de tamaño parecido y resérvala. Pasa el resto por la batidora. 

1. Prepara la sandía

2. Deja la gelatina en remojo

Introduce las hojas de gelatina en un cuenco con agua fría y déjala en remojo durante 5 minutos. 

2. Deja la gelatina en remojo

3. Monta la nata

Coloca la nata en un cuenco y móntala con la ayuda de unas varillas eléctricas. Luego, reserva en la nevera.

3. Monta la nata

4. Incorpora la gelatina

Calienta 1 vasito del puré de sandía con el azúcar. Antes de que llegue a ebullición, apaga el fuego y agrega la gelatina escurrida. Remueve hasta que se disuelva y añade esta mezcla al resto del puré. 

4. Incorpora la gelatina

5. Añade la nata

Deja enfriar e incorpora la nata montada. Pásala a una manga pastelera de boquilla estriada y déjala reposar 1 hora en la nevera. 

5. Añade la nata

6. Llena los vasitos

Reparte entonces los dados de sandía reservados en 4 vasitos, rellénalos con la crema y sírvelos decorados con la menta lavada.

6. Llena los vasitos

El truco

Si la sandía tiene pepitas, tamiza la mousse.

Enriquece tu mousse de sandía

  • Crocanti de frutos secos. Pica unos frutos secos y espárcelos sobre la mousse de sandía. Puedes utilizar nueces, almendras, avellanas, pistachos…
  • Base crujiente. Antes de montar el vasito, puedes introducir en la base unos trozos de bizcocho o cookies de chocolate.
  • Con chocolate. Añade unas virutas o unos fideos de chocolate por encima. Incluso, si quieres darle un toque divertido, puedes agregar fideos de colores. Si tienes niños en casa, les encantará.
  • Con caramelo. Pon azúcar en un cazo y caliéntalo sin remover. Cuando esté disuelto, retíralo del fuego y viértelo, poco a poco, sobre una hoja de papel sulfurizado. Luego, deja que se enfríe el caramelo y despégalo del papel.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?