La tarta más clásica de la repostería italiana estrena imagen. En este caso, el tiramisú adopta la forma de un layer cake muy original en el que los bizcochos de soletilla se cambian por tres bizcochos de distintos tonos cubiertos con cremas de colores a juego. 

Esta deliciosa tarta le gusta a todo el mundo, incluso hay quienes presumen de haber probado todas las versiones de tiramisú... ¿Es tu caso? Genial porque tenemos un plan que te va a encantar: hacer un layer cake casero de tiramisú,  con tus propias manos. Nuestro layer cake de tiramisú es tan original que no lleva bizcochos de soletilla sino de café, que tendrás que cocer en el horno. Para que sea más húmeda, riégalos con unas cucharadas de amaretto (licor italiano de almendras), siempre y cuando este postre no lo vaya a tomar ningún niño. 

También la crema de mascarpone se hace de forma diferente, en lugar de añadirle yema y clara de huevo al queso, batimos este con nata. Y además hemos teñido con distintas cantidades de cacao tanto los bizcochos como la crema, y nos ha quedado un bonito degradado.
Para decorar la tarta puedes cubrir la superficie con una buena capa de cacao en polvo (o con virutas de chocolate negro, si lo prefieres) y unas cuantas fresas o frutas rojas para darle color. 

Si te gusta el café en todos los formatos, prueba otras recetas que lo llevan, como este pastel esponjoso de tiramisú, ideal para una fiesta de cumpleaños,  el impresionante layer cake de chocolate y moka, totalmente recubierto de bolitas de chocolate,  la tarta de caramelo, chocolate y café, con un toque de vainilla, y también esta tarta ópera con ganache de chocolate, un milhojas de bizcochos de almendra absolutamente sublime.

Ingredientes paraLayer cake de tiramisú

  • Para los bizcochos
  • 300 gramos de Mantequilla
  • 280 gramos de Azúcar
  • 5 Huevos
  • 310 gramos de Harina
  • 12 gramos de Levadura En Polvo
  • 1 tacita de Café preparado
  • 50 gramos de Cacao En Polvo puro
  • Aceite De Oliva suave
  • Para las cremas
  • 300 gramos de Queso Mascarpone
  • 400 mililitros de Nata Para Montar
  • 75 gramos de Azúcar Glas
  • Cacao En Polvo puro
  • Para decorar
  • 3 Fresas
  • Cacao En Polvo puro

Cómo hacer layer cake de tiramisú

1. Ablanda la mantequilla

Trocea la mantequilla, disponla en un cuenco grande y déjala a temperatura ambiente al menos 30 minutos, hasta que se ablande y esté a punto de pomada.

1. Ablanda la mantequilla

2. Precalienta el horno

Enciende el horno unos 15 minutos antes de cocer el bizcocho y precaliéntalo a 180º, con calor arriba y abajo. Mientras, prepara los moldes y la masa.

2. Precalienta el horno

3. Prepara los moldes

Unta con un poco de aceite en interior de tres moldes de 16 o 18 cm de diámetro y espolvorea cada uno con 10 g de harina. Ponlos boca abajo y sacúdelos ligeramente para eliminar el exceso de harina.

3. Prepara los moldes

4. Bate los huevos

Añade el azúcar al cuenco con la mantequilla y bate, con varillas eléctricas, hasta que la preparación esté cremosa. Casca los huevos e incorpóralos, de uno en uno y sin dejar de batir; no agregues el siguiente hasta que el anterior esté integrado.

4. Bate los huevos

5. Agrega la harina

Mezcla 280 g de harina con la levadura, hazlas pasar a través de un tamiz o de un colador de malla fina, y remueve con una espátula. Vierte el café y mezcla de nuevo con la espátula hasta obtener una masa lisa y suave.

5. Agrega la harina

6. Tiñe la masa

Divide la masa anterior en tres partes iguales. Añade a una 10 g de cacao, 15 g a otra y 25 g a la tercera, y mezcla bien. Así conseguirás tres bizcochos con distintos tonos de marrón: uno casi blanco o beis, otro marrón claro y otro marrón oscuro.

6. Tiñe la masa

7. Cuece los bizcochos

Vierte cada masa en un molde y hornea los bizcochos entre 30 y 35 minutos. Antes de retirarlos, pincha el centro de cada uno con un palillo y, si no sale completamente limpio, prosigue la cocción 5 minutos más. Espera a que se templen, desmóldalos sobre una rejilla y deja que se enfríen del todo.

7. Cuece los bizcochos

8. Lava las fresas

Sumérgelas en un recipiente hondo con agua fría y lávalas rápidamente, sin dejarlas en remojo. Escúrrelas muy bien, sécalas con papel de cocina y córtalas por la mitad. 

8. Lava las fresas

9. Haz la cremas

Coloca el queso mascarpone en un cuenco, con la nata y el azúcar glas. Bate todo, con varillas eléctricas, hasta obtener una mezcla cremosa. Divide esta crema en tres partes, una de ellas un poco mayor que las demás. Añade 1 o 2 cucharadita de cacao a una de las cremas restantes y 2 o 3 a la otra; de este modo obtendrás tres coberturas con distintos colores: blanco, marrón claro y marrón oscuro. Introduce las tres cremas de queso, en otras antas mangas pasteleras con boquilla lisa.

9. Haz la cremas

10. Monta el layer cake

Rellena los tres bizcochos con casi toda la crema de queso blanca. Coloca el bizcocho más oscuro como base de la tarta y superpón los demás según la intensidad de su color, de más a menos oscuro, para formar un degradado.

10. Monta el layer cake

11. Extiende las coberturas

Con ayuda de las diferentes mangas pasteleras ve cubriendo los lados de cada bizcocho con la crema a juego con su color, empezando por la base (es más fácil si colocas antes los bizcochos superpuestos sobre un plato giratorio). Pasa luego una rasqueta por la superficie todo alrededor, sin presionar demasiado, para extender bien las tres cremas.

11. Extiende las coberturas

12. Espolvorea cacao

Espolvorea la superficie del layer cake con cacao puro en polvo. Decora con las fresas y reserva en la nevera hasta el momento de servir.

12. Espolvorea cacao

Consejos para que tu layer cake de tiramisú sea un éxito

  • En teoría, puedes preparar esta receta de layer cake de tiramisú con cualquier queso fresco cremoso como el que utiliza para untar en las tostadas, por ejemplo. Pero hazlo solo si no te queda más remedio porque el auténtico tiramisú se tiene que preparar con queso mascarpone. Para que la crema te quede suave, sin grumos y esponjosa, saca el mascarpone media hora antes del frigorífico para que se atempere un poco.
  • Otro de los ingredientes básicos de este postre es el café y es muy importante que utilices uno de buena calidad. Aunque solo vayas a agregar una tacita a la masa de tu layer cake, lo notarás en el resultado final.
  • Deja reposar el layer cake de tiramisú en la nevera al menos 4 horas antes de servirlo, o incluso más si es posible, para que las capas de crema adquieran la consistencia necesaria. Sácalo unos 10 minutos antes de llevarlo a la mesa y vuelve a espolvorear de nuevo cacao por encima ya que la primera capa estará húmeda y esta última le pondrá el toque del chef.
  • También puedes hacer este layer cake de tiramisú con antelación, porque se conserva perfectamente en la nevera varios días. En ese caso, no espolvorees el postre con el cacao hasta que vayas a servirlo.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla