Sí, no nos hemos equivocado, no son unos fideos a la cazuela, es un bizcocho hecho a la cazuela, sin necesidad horno. La elaboración de la masa es con la base típica del bizcocho de yogur, batiendo los huevos con el azúcar, la ralladura de piel de limón, el yogur, la harina, la levadura y el aceite. Puedes preparar deliciosas tartas con las recetas de bizcocho de yogur.

La masa de nuestro bizcocho la hemos enriquecido con orejones, higos secos, uvas pasas y arándanos deshidratados.
Para la cocción en cazuela tendrás que untarla con mantequilla y echar la masa sobre papel sulfurizado y con un aro de repostería en el interior  para componer la forma de rosco. El toque final se lo da el glaseado y los orejones troceados por encima.

Si te gustan con fruta, prueba este borracho con piña y echa un vistazo a todas nuestras propuestas de bizcochos.

Ingredientes paraBizcocho a la cazuela con frutas deshidratadas

  • 3 Huevos
  • 1 Yogur
  • 3 medidas de yogur de Harina De Trigo
  • 2 medidas de yogur de Azúcar
  • 1 medida de yogur de Aceite De Oliva
  • 1 sobre de Levadura En Polvo
  • 1 cucharadita de Piel De Limón rallada
  • 1 cucharadita de Mantequilla
  • 30 gramos de Orejones De Albaricoque
  • 30 gramos de Higos Secos
  • 15 gramos de Uvas Pasas
  • 15 gramos de Arándanos secos
  • Para el glaseado
  • 150 gramos de Azúcar Glas
  • 1 cucharada de Queso Blanco Para Untar
  • 30 mililitros de Leche
  • ½ Limón
  • 20 gramos de Orejones De Albaricoque

Cómo hacer bizcocho a la cazuela con frutas deshidratadas

1. Bate los huevos

En un cuenco, introduce los huevos y el azúcar y bate con unas varillas eléctricas un par de minutos. Agrega la piel de limón, el yogur y la harina y la levadura tamizadas. Mezcla de nuevo y agrega el aceite.

1. Bate los huevos

2. Agrega las frutas

Corta los orejones y los higos en trozos pequeños. Por último, añade a la masa las frutas deshidratadas ligeramente enharinadas.

2. Agrega las frutas

3. Coloca un aro

Unta una cazuela con mantequilla, cubre la base con papel de horno y coloca en el centro un aro metálico bien untado con mantequilla o aceite. Vierte la masa, tapa la cazuela y cuece a fuego bajo durante 45-55 minutos.

3. Coloca un aro

4. Pincha la masa

Comprueba la cocción del bizcocho pinchándolo con un palillo (debe salir limpio) y deja que se enfríe por completo. Luego, pasa un cuchillo por los bordes y desmóldalo.

4. Pincha la masa

5. Haz el glaseado

Para hacer el glaseado, bate el queso con el azúcar, la ralladura y la leche con las varillas, hasta lograr una mezcla homogénea. Viértela sobre el bizcocho y, antes de que se seque, esparce por encima los orejones troceados.

5. Haz el glaseado

El truco

Puedes cambiar la ralladura de limón por ralladura de naranja, y aromatizar la masa con vainilla.

Consejos para un bizcocho a la cazuela con frutas deshidratadas perfecto:

  • Las medidas de nuestro bizcocho son las del envase de yogur natural entero que utilizamos: 3 son de harina, 2 de azúcar y 1 de aceite, lo hemos utilizado de oliva, aunque también puedes utilizar de girasol.
  • Si las frutas deshidratadas que echamos troceadas a la masa se enharinan un poco no se irán a parar al fondo.
  • Dos imprescindibles para un óptimo resultado final es batir los huevos con el azúcar y luego tamizar el harina y la levadura con una malla fina para que no queden grumos.
  • Hasta que no lo hayas desmoldado y esté frío por completo no hay que echarle el glaseado, porque el calor fundiría la glasa y no se adheriría. Se prepara batiendo el queso de untar con azúcar, ralladura de limón y leche. Viértelo con cuidado para que te quede en una bonita cascada por los laterales.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla