Albóndigas de cazón en salsa verde con espárragos y huevo duro

Una manera original de preparar el cazón, en forma de albóndigas con una rica salsa verde y acompañado de espárragos y huevo duro, ¡sencilla y deliciosa!

paso_a_paso_para_realizar_albondigas_de_cazon_en_salsa_verde_con_esparragos_y_huevo_duro_resultado_final
4 personas
70 min
540 Cal

5

(6 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Las albóndigas de pescado son una manera diferente y original de presentarlo que gusta mucho a los peques de la casa. En esta receta, vamos a prepararlas de cazón, un pescado de la familia de los tiburones, que seguramente conozcas por la popular receta gaditana de cazón en adobo o bienmesabe. El cazón tiene un sabor suave por lo que es ideal para preparar con aderezos que potencien su sabor.

Para acompañar nuestras albóndigas te proponemos unos huevos de codorniz cocidos y unos espárragos blancos, todo un manjar que aparece en el mercado entre los meses de abril y junio. Elígelos de tamaño medio, no demasiado gruesos, son más económicos y tardarán menos en cocer. Si estás fuera de temporada no te preocupes, puedes utilizar espárragos ya cocidos en conserva, eso sí, que sean de calidad.

Si te apetece probar otras combinaciones donde las albóndigas sean las protagonistas, aquí tienes varias opciones. Una deliciosa cazuela de albóndigas con sepia, unas albóndigas con salsa de almendras o unas albóndigas de pollo con champiñones. ¡Te encantarán!

Ingredientes paraAlbóndigas de cazón en salsa verde con espárragos y huevo duro

  • 600 gramos de Cazón
  • 1 Cebolla Morada
  • 3 Ajos
  • 1 Huevo
  • 50 gramos de Miga De Pan seca
  • 15 mililitros de Leche
  • 8 Huevos De Codorniz
  • 1 manojo de Espárragos Blancos
  • 10 gramos de Azúcar
  • 15 gramos de Mantequilla
  • 1 Cebolla
  • 40 gramos de Harina + harina para rebozar
  • 150 mililitros de Vino Blanco
  • 500 mililitros de Caldo De Pescado
  • 250 gramos de Guisantes (congelados o frescos sin vaina)
  • Sal
  • Pimienta
  • Aceite para freír
  • 1 manojo de Perejil fresco

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer albóndigas de cazón en salsa verde con espárragos y huevo duro

1. Forma las albóndigas

Pela y trocea la cebolla morada. Desmenuza el cazón y mézclalo con la cebolla, 1 ajo picado, el huevo, el pan y la leche. Salpimienta, forma las albóndigas, enharínalas, fríelas ligeramente en aceite y reserva.

1. Forma las albóndigas

2. Cuece los huevos

Cuece los huevos de codorniz durante 4-5 minutos en abundante agua. Pélalos y resérvalos. Lava y pela superficialmente los espárragos. Corta el extremo inferior del tallo.

2. Cuece los huevos

3. Cuece los espárragos

Coloca los espárragos de pie, atados, cubiertos de agua hasta donde empiezan las yemas. Agrega ½ cucharadita de sal, el azúcar y la mantequilla. Cuécelos 10-15 minutos dependiendo del grosor. Apaga el fuego, da la vuelta al manojo para sumergir las puntas en el agua, y reserva así durante 5 minutos más.

3. Cuece los espárragos

4. Prepara la salsa

Pela y ralla la cebolla restante. Pela, quita el germen y pica los otros 2 ajos. Sofríelos con una pizca de sal removiendo para que no se tuesten. Una vez blanditos, agrega los 40 g de harina y tuéstala un poco sin dejar de remover.

4. Prepara la salsa

5. Incorpora los guisantes

Añade el vino blanco y, cuando se haya reducido el alcohol, agrega el caldo. Deja que hierva un par de minutos, incorpora los guisantes, y deja que cueza todo junto 5 minutos más.

5. Incorpora los guisantes

6. Incorpora las albóndigas

Añade las albóndigas de cazón y los espárragos troceados. Incorpora también los huevos de codorniz pelados y en mitades. Y decora con el perejil fresco, lavado y seco.

6. Incorpora las albóndigas

Trucos para unas albóndigas perfectas

  • No piques el pescado en exceso, hay que encontrar trocitos de pescado en las albóndigas. Un exceso de picado nos dará como resultado unas albóndigas secas.
  • Moja la miga de pan en la leche y deja que la absorba antes de añadirla al pescado, quedará una albóndiga mucho más jugosa. No utilices pan rallado, quedará una albóndiga mucho más seca.
  • Si tienes intolerancia a los lácteos puedes sustituir la leche por un caldo de pescado y potenciar así el sabor.
  • Forma las bolitas con las manos ligeramente humedecidas para que no se enganche mucha cantidad de masa.
  • ¿Y el tamaño perfecto? Pues ni más ni menos que el de un bocado.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?