Si te has cansado de las recetas de albóndigas clásicas o buscas un plato con el que sorprender o introducir nuevos alimentos en la dieta de tu familia sin que se quejen demasiado, esta es tu receta. Combina dos tipos de carne diferentes en las albóndigas, la de ternera y la cerdo, y trocitos de sepia en una salsa de lo más sabrosa.

Es una de esas recetas que de mar y montaña que te servirá para que en casa también tome sepia. Es una mezcla distinta pero seguro que consigue enamorar a quien la pruebe. Lo que más tiempo lleva es hacer las albóndigas, claro, pero no es algo que resulte complicado en lo absoluto. De hecho puede ser hasta divertido formar las bolitas así que no dejes de incluir a los más pequeños de la casa en esta tarea para que se impliquen y luego disfruten mucho más del plato.

Luego se fríen y se elabora la salsa en la que han de cocinarse junto con la sepia más adelante. Se trata de una salsa básica de tomate a la que se le agrega la bolsita de tinta de la sepia para darle un sabor más intenso. Si crees que esto va a ser demasiado para los más peques, agrega menos cantidad o no se la pongas directamente hasta que se acostumbren al sabor del plato.

Ingredientes paraAlbóndigas con sepia

  • 1 cebolla
  • 200 gramos de tomate
  • 250 mililitros de caldo
  • 1 vaso de vino tinto
  • sal
  • 600 gramos de sepia
  • pimienta
  • atadillo de hierbas
  • 4 cucharadas de piñones
  • aceite
  • Para las albóndigas
  • 150 gramos de carne de cerdo picada
  • 300 gramos de carne de ternera picada
  • 1 huevo
  • 1 ajo
  • perejil
  • 1 rebanada de pan
  • ½ vaso de leche
  • 4 cucharadas de harina

Cómo hacer albóndigas con sepia

1. Mezcla las carnes

Mezcla las carnes de cerdo y ternera y añade el ajo y el perejil picados, el huevo batido y el pan, previamente remojado en la leche y escurrido. 

1. Mezcla las carnes

2. Fríe las albóndigas

Salpimienta y forma bolitas con la masa. Reboza las albóndigas con harina y fríelas. Retira y reserva.

2. Fríe las albóndigas

3. Rehoga la sepia

Limpia la sepia, reservando su bolsita marrón para la salsa, córtala en dados y rehógala en tres cucharadas de aceite 4 minutos. Reserva. 

3. Rehoga la sepia

4. Prepara la salsa

Añade dos cucharadas de aceite a la cazuela y rehoga la cebolla troceada. Echa la harina, los tomates picados, las hierbas, el vino, la bolsita de la sepia y el caldo o agua. Cuece 10 minutos, salpimienta y pasa por el colador chino para obtener una salsa.

4. Prepara la salsa

5. Guisa las albóndigas con la sepia

Luego, coloca las albóndigas y la sepia en la cazuela y cubre con la salsa. Tapa y cocina a fuego muy lento 30 minutos. Antes de finalizar la cocción, añade los piñones. Sirve en cazuelitas, bien caliente.

5. Guisa las albóndigas con la sepia

Consejos:

  • Puedes elaborar las albóndigas con un solo tipo de carne si así lo prefieres. También puedes usar carne de ave, ya sea pollo y/o pavo, para aligerar la receta.
  • ¿Qué hierbas hay que incluir en el 'atadillo'? Las más comunes son laurel, orégano y tomillo aunque siempre puedes personalizar tu guiso con las que tú quieras. Si puedes hacer el atadillo, perfecto, pero si no, puedes poner las hierbas secas que tengas en la despensa y listo. La cantidad, al gusto.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla