Las albóndigas son todo un clásico de nuestra gastronomía, tanto las de carne, como las de pescado. Entre estas últimas, unas de las más populares son sin duda las albóndigas de bacalao, y hoy te mostramos con esta receta como prepararlas para que te queden de chuparse los dedos. Para que sean más jugosas, se prepara una rica salsita aromatizada con vino y se añaden unas chirlas. ¡Son perfectas para que los peques de la casa coman pescado!

La masa de las albóndigas es muy sencilla de preparar, triturar el bacalao, no mucho, para que quede textura, y mezclar con el resto de los ingredientes, huevo, pan, cilantro, zanahoria y calabacín rallado, sal y pimienta. Una vez todo bien mezclado, deja que repose en la nevera para que enfríe y te sea más fácil darles la forma.

Y si te han gustado estas albóndigas de bacalao, echa un vistazo a estas otras versiones, te encantarán. Prueba las albóndigas con sepia, las albóndigas de salmón en salsa verde o las albóndigas de berenjena con tomate.

Ingredientes paraAlbóndigas de bacalao

  • 600 gramos de Bacalao sin espinas ni piel
  • 300 gramos de Chirlas
  • 1 Cebolla
  • 2 Ajos
  • ½ Calabacín
  • ½ Zanahoria
  • 1 Huevo
  • Miga De Pan de 1 rebanada de pan de hogaza
  • 30 mililitros de Leche
  • 200 mililitros de Caldo De Verduras
  • 150 mililitros de Vino Blanco
  • Aceite
  • Sal
  • Pimienta
  • Harina
  • Cilantro fresco

Cómo hacer albóndigas de bacalao

1. Ralla las hortalizas

Pela y ralla la zanahoria y el calabacín, escurre este envuelto en una gasa, enrollando y apretando la parte superior. Empapa la miga con la leche. Lava y pica unas ramitas de cilantro.

1. Ralla las hortalizas

2. Tritura el pescado

Tritura el pescado y mezcla con las hortalizas ralladas, el huevo, el pan, 1 cda. rasa de cilantro picado, sal y pimienta, tapa y deja unos 30 min en la nevera.

2. Tritura el pescado

3. Fríe las albóndigas

Forma las albóndigas del tamaño de una nuez y enharínalas. Fríelas por tandas con aceite a fuego medio hasta dorarlas por todos los lados y reserva.

3. Fríe las albóndigas

4. Pocha la cebolla

Pela los ajos y pícalos. Pela y ralla la cebolla; póchala con aceite hasta que esté transparente, agrega el ajo y rehoga 5 min. Añade 20 g de harina y sofríela.

4. Pocha la cebolla

5. Reduce la salsa

Vierte el vino y deja que reduzca. Espolvorea el cilantro picado; vierte el caldo poco a poco espesando la salsa y salpimienta. Vierte el vino y deja que reduzca.

5. Reduce la salsa

6. Abre las chirlas

Abre las chirlas con 100 ml de agua y 1 cda. de aceite y reserva. Agrega las albóndigas a la salsa verde, dales un suave hervor, añade las chirlas y su jugo y deja reposar 2 min antes de servir.

6. Abre las chirlas

El truco

Doradas por todos lados. Añádelas cuando el aceite esté caliente y dóralas a fuego medio alto. Antes de retirarlas, comprueba que están prácticamente hechas.

Consejos para unas albóndigas de bacalao perfectas

  • Para que mantengan la forma, la masa debe estar bien fría. Una vez formadas las bolas, vuelve a ponerlas un rato en la nevera antes de enharinar, incluso puedes darles unos minutos de congelador.
  • No las reboces demasiado con harina, una vez pasadas, sacúdelas para que eliminen el exceso, ya que si no absorberán mucho aceite y espesarán mucho la salsa.
  • Si las dejas reposar de un día para otro, los sabores serán más intensos, pero abre las chirlas en el momento de servir.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla