Tarta de queso japonesa con frambuesa

Esponjosa, suave y de sabor delicioso, esta tarta de queso japonesa hará las delicias de tu paladar. Se hornea en molde alto al baño maría.

paso_a_paso_para_realizar_tarta_de_queso_japonesa_con_frambuesa_resultado_final
Amanda Laporte
8 personas
70 min
309 Cal

4

(25 votos)

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Horno

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Las tartas de queso en todas sus versiones son uno de los dulces más preparados en casa. Horneadas, sin horno, con base de galleta..., las posibilidades son muchas y todas deliciosas. Hoy te proponemos preparar una tarta de queso japonesa, de textura ligera, suave, esponjosa y delicada, esta tarta  se conoce también con el nombre de "cotton cheesecake" gracias a su textura aérea que recuerda al algodón. La acompañamos de unas frambuesas para darle un toque de frescor.

Prepararla no es complicado, pero sí que hay que tener en cuenta algunos puntos para que quede perfecta. Es una tarta que se cuece en el horno al baño maría, de ahí su textura, en un molde alto y hay que dejarla enfriar dentro del horno con la puerta ligeramente abierta para que este enfriamiento sea lento y la tarta no baje en exceso.

Si te gustan las tartas de queso, no dejes de preparar estas otras opciones deliciosas y originales. Prueba este clásico cheesecake al estilo neoyorkino, estos vasitos de cheesecake con arándanos o, en versión salada, esta tarta de queso con ensalada.

Ingredientes paraTarta de queso japonesa con frambuesa

  • 250 gramos de Queso Blanco Para Untar
  • 125 mililitros de Leche
  • 50 gramos de Mantequilla
  • 6 Huevos
  • 60 gramos de Harina
  • 20 gramos de Harina De Maíz
  • 170 gramos de Azúcar
  • ½ Limón el zumo
  • 1 cucharadita de Piel De Limón
  • 1 cucharadita de Aroma De Vainilla
  • pizca de Sal
  • 10 Frambuesas
  • 2 cucharadas de Azúcar Glas

Cómo hacer tarta de queso japonesa con frambuesa

1. Calienta la leche

En una cacerolita, calienta a fuego lento el queso junto con la leche y la mantequilla, removiendo, hasta conseguir una mezcla homogénea. Deja enfriar.

1. Calienta la leche

2. Bate las yemas

Separa las claras de las yemas. Bate las yemas con la vainilla y el zumo y la ralladura de limón, hasta que resulten cremosas.

2. Bate las yemas

3. Incorpora la harina

Añade la harina y la maicena tamizadas a la mezcla de queso y leche, removiendo hasta integrarlas por completo. Luego, agrega las yemas y mezcla de nuevo para lograr una masa homogénea y sin grumos.

3. Incorpora la harina

4. Monta las claras

Monta las claras a punto de nieve. Sin dejar de batir, añade la sal y el azúcar, poco a poco y en forma de lluvia, y continúa batiendo para obtener un merengue firme. Incorpora el merengue a la masa, con movimientos envolventes con ayuda de una espátula.

4. Monta las claras

5. Vierte en el molde

Vierte la mezcla en un molde de 20 cm de diámetro, previamente engrasado. Cuece al baño maría, en el horno precalentado a 200°, durante 18 minutos.

5. Vierte en el molde

6. Enfría en el horno

Baja la temperatura del horno a 160° y continúa la cocción durante 35 minutos más. Transcurrido este tiempo, apaga el horno y deja que el pastel se enfríe dentro. Luego, desmóldalo con cuidado. Antes de servir el bizcocho, espolvoréalo con azúcar glas y completa con frambuesas.

6. Enfría en el horno

El truco

Es básico dejar enfriar la tarta dentro del horno hasta que esté a temperatura ambiente.

Trucos e ideas para una tarta de queso japonesa perfecta

  • Monta bien las claras con picos blandos, es importante que estén a temperatura ambiente para que monten mucho mejor y que añadamos una pizca de sal o un poco de cremor tártaro para darles estabilidad.
  • El molde debe ser bien alto, la tarta se cuece al baño maría y no debe caer agua dentro. Forra con papel de horno para que te sea más fácil desmoldar.
  • Te recordamos la importancia de dejar enfriar muy lentamente, dentro del horno y con la puerta ligeramente entreabierta. Si se enfría de forma rápida, la tarta bajará y no tendrá la textura tan esponjosa.
  • En lugar de frambuesas frescas, puedes servirla con tu confitura favorita.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?