La pechuga de pollo tiene fama de ser seca y poco gustosa, pero no tiene porqué ser así. Depende de cómo la cocines, puede quedar riquísima. 

Si buscas recetas con pechuga de pollo que sean muy sabrosas, aquí tienes unas pechugas de pollo con salsa de miel y mostaza, una de las salsas más eficaces para hacer que un plato resulte delicioso. Prueba también estos rollitos de pollo en salsa o el pollo en salsa con guisantes.

Además, como el pollo lo hemos cocinado al horno y las patatas las hemos cocido antes de tostarlas en la sartén, no resulta un plato demasiado pesado.

Ingredientes paraPechuga de pollo con salsa de miel y mostaza

  • 4 Pechugas De Pollo deshuesadas
  • 4 cucharadas de Aceite De Oliva
  • Sal
  • Pimienta
  • Para la salsa
  • 2 cucharadas de Aceite De Oliva
  • 1 cucharada de Miel
  • 1 cucharada de Mostaza De Dijon
  • 1 cucharada de Mostaza A La Antigua
  • 1 cucharada de Mostaza amarilla
  • 1 cucharada de Vinagre
  • ½ cucharadita de Pimentón
  • ½ cucharadita de Romero
  • ½ cucharadita de Tomillo seco
  • ½ cucharadita de Perejil seco
  • ½ cucharadita de Pimienta Negra en grano
  • Para acompañar
  • 400 gramos de Patatas
  • Aceite De Oliva
  • Sal
  • Germinados

Cómo hacer pechuga de pollo con salsa de miel y mostaza

1. Prepara la salsa

Mezcla en un bol todos los ingredientes de la salsa, emulsiónala con unas varillas manuales y resérvala.

1. Prepara la salsa

2. Hierve las patatas

Lava las patatas y hiérvelas en una olla con abundante agua salada, durante 20- 25 minutos. Retíralas y espera a que se enfríen.

2. Hierve las patatas

3. Marca las pechugas

Salpimienta las pechugas. Calenta el aceite en una sartén y márcalas por ambos lados. Ponlas en una fuente, vierte la salsa reservada por encima y hornéalas 30-35 minutos en el horno precalentado a 190°.

3. Marca las pechugas

4. Dora las patatas

Corta las patatas en trozos. Calienta el aceite en una sartén y saltéalos hasta que estén dorados. 

4. Dora las patatas

5. Decora y sirve

Sirve las pechugas en rodajas, decoradas con germinados y acompañadas por las patatas.

5. Decora y sirve

El truco

Aprovecha que enciendes el horno para cocinar las patatas a la vez que el pollo. Trocéalas y hornéalas con aceite, sal y pimienta.

Trucos para sacar más partido a las pechugas de pollo con salsa de miel y mostaza

–Puedes cocinar de la misma forma un pollo entero al horno. Prepara el doble de salsa y píntalo varias veces durante la cocción para que no se reseque. Necesitará unos 50 minutos de horneado.

–En lugar de con germinados, puedes decorar las pechugas de pollo con salsa de miel y mostaza con cebolla caramelizada.

–Córtala en plumas y póchala a fuego lento con un poco de miel y vinagre de Módena hasta que caramelice.

–Si quieres ahorrar tiempo y energía, puedes aprovechar el horneado del pollo para cocer las patatas en otra bandeja. Trocéalas y hornéalas con aceite, sal y pimienta.

–También las puedes acompañar con arroz, quinoa o cuscús en lugar de las patatas.

–Si quieres un plato único, puedes acompañar las pechugas de pollo con salsa de miel y mostaza con una ensalada de lechuga, tomate y pepino, por ejemplo, y ya tienes el menú completo.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla