¿Cuántas veces has pensado en que hacer tus propias galletas de avena no debía ser tan complicado? Pues así es, toma nota de nuestra receta, que es supersencilla y te quedarán unas galletas caseras de avena y plátano riquísimas. Tienen, además, un suave toque de canela, vainilla y miel.

Para estas galletas hemos elegido plátanos de Canarias porque son más jugosos y tienen un sabor más intenso que las bananas. Esto ocurre porque permanecen más tiempo en la planta, mientras que los plátanos canarios pasan unos 6 meses, las bananas lo están 3. El resultado es que tienen un mayor índice de humedad, de aroma y sabor. Si te gusta incorporarlos a tus postres, echa un vistazo a nuestras recetas con plátano.

Esta receta de galletas es facilísima. Porque solo tenemos que mezclar el plátano chafado con la avena, la canela molida, la esencia de vainilla miel y aceite de semillas.  Si te gusta las galletas de avena, prueba también a darles un toque de chocolate o a añadirles nueces y pasas.

 

 

Ingredientes paraGalletas de avena y plátano

  • 150 gramos de Copos De Avena
  • 2 Plátanos
  • 1 cucharadita de Aceite De Semillas
  • 1 cucharadita de Canela En Polvo
  • 1 cucharadita de Esencia De Vainilla
  • 1,5 cucharadas de Miel

Cómo hacer galletas de avena y plátano

1. Mezcla los plátanos

Pela los plátanos y aplástalos con un tenedor. Mézclalos con los copos de avena, la canela molida y la esencia de vainilla. Luego, incorpora 1 cucharada de miel y el aceite de semillas, remueve todo bien y amasa un poco con las manos.

1. Mezcla los plátanos

2. Reparte la masa

Precalienta el horno a 180º y coloca una hoja de papel sulfurizado en la placa. Reparte pequeñas porciones de la masa de avena, separadas entre sí, y dales forma de galletas ayudándote de un tenedor o una cuchara y aplastándolas un poco.

2. Reparte la masa

3. Hornea las galletas

Introduce la bandeja en el horno y cuece las galletas durante unos 15 minutos a 180º, hasta que estén doraditas. Tienen que quedar crujientes.

3. Hornea las galletas

4. Sirve con miel

Espera a que se enfríen las galletas para separarlas con cuidado del papel y disponlas en una fuente. Sírvelas rociadas con unas gotitas de miel.

4. Sirve con miel

El truco

Si rocías el plátano machacado con un poco de zumo de limón, además de evitar que se oxide, potenciarás su sabor.

Trucos para unas galletas de avena y plátano riquísimas

  • La forma. No te preocupes si la forma de tus galletas no queda perfecta. Con los copos de avena es difícil, pero así tiene un toque más casero. Cuando formes las bolitas para hacer las galletas, si quieres, cháfalas ayudándote de un pedazo de papel de horno para que no se te pegue nada a las manos. Siempre puedes recortar un poco el contorno si las quieres redondear.
  • El horno. El horneado es rápido, en 15 minutos a 180º tienes listas tus galletas. No las dejes más tiempo o te quedarían secas.
  • Guárdalas. Lo ideal siempre es consumirlas recién hechas, pero si te sobran, guárdalas en una caja metálica o un bote hermético. Te durarán en buen estado unos tres días.
  • Añade frutos secos. Si te gusta enriquecer tus galletas, puedes añadirle frutos secos troceados, como nueces o pasas de corinto. Y también, pepitas de chocolate.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla