A mí las lentejas no me salen bien. ¿A ti también te pasa? Parece un plato sencillo: echar verduritas, las lentejas rápidas (sin remojar porque no tienes tiempo...) y algo de chorizo, panceta o costilla en crudo y ¿listo? Eso hacía yo.

Pero he descubierto gracias a los consejos de chefs y amigas mejores cocineras que yo, que con un buen sofrito el plato pasa del "si quieres las comes y si no las dejas" a que no quede ni rastro en el plato...

¿Tienes poco tiempo?

  • Una forma fácil y rápida de dar más sabor con las verduras que añadimos es poner en la olla las hortalizas en pedazos grandes (zanahoria, puerro, tomate, ajo, cebolla...).
  • Cuando ya está cocido el guiso, sacamos las verduras (que al no haberlas troceado, se cogen mejor), las trituramos y las volvemos a echar al caldo. Así quedará más espeso y sabroso el caldo de las lentejas.
  • Y para una versión exprés de sofrito, si echas un chorrito de aceite extravirgen a la sartén, un par de dientes ajos y una pizca de pimentón dulce de la Vera, lo doras unos minutos y lo echas a las lentejas con el puré de verduras, el resultado del plato será aún más sabroso.

Cómo hacer el sofrito perfecto para las lentejas

Si quieres que las lentejas te queden de chef y dispones de más tiempo (y ganas), empieza por preparar un sofrito clásico en la sartén. Para hacerlo bien solo necesitas paciencia para guisar en su punto las verduras y que estas sean frescas y de calidad.

sofrito
  1. La elección de ingredientes está en tus manos, pero no puede faltar: zanahoria, puerro, cebolla, ajo, tomate o pimiento.
  2. Poner o no patata al guiso va a gustos pero no la añadas troceada en el sofrito. Si quieres añadírsela debería ser durante la cocción de las lentejas, cuando falte poco para que estén (dependiendo del tamaño a la que cortes la patata).
  3. Igualmentesi les pones arroz: que sea al final calculando que necesita unos 15 minutos para cocerse.
  4. Las verduras se sofríen troceadas en un tamaño similar, a fuego lento, y cuando ya están listas, se añade el agua (o mejor aún caldo de verduras), una hoja de laurel y las lentejas.
  5. Si te gustan al estilo tradicional, puedes añadirles chorizo, morcilla, costilla, panceta o la carne que prefieras (también puedes dorarla previamente antes de introducirla al guiso). Otro clásico son las lentejas "viudas", solo con verduras.
  6. También puedes darle un toque con azafrán, pimentón o pimiento choricero.
  7. Los chefs más arriesgados incluso les dan un toque de curry o incluso de jengibre fresco rallado. ¡Pruébalo si quieres innovar!
Añadir pimiento choricero
Cocina Fácil