La brandada de bacalao es un plato típico de la zona del Mediterráneo que se prepara de forma muy sencilla. Solo necesitas cocer el bacalao junto con una patata en agua y leche y luego triturarlo con un ajo e ir añadiendo poco a poco el líquido de cocción. Se puede utilizar para untar en un poco de pan tostado o para rellenar unos pimientos o unos canelones o, como aquí, unos champiñones.

Hay varias maneras de hacer este plato, la de aquí es más ligera y sencilla pero hay otras en las que se le pone nata y una buena cantidad de aceite de oliva. Añadas lo que añadas siempre hay que hacerlo poco a poco y sin dejar de remover para que se forme una especie de salsita que quede ligada pero nunca demasiado líquida. Tiene que tener una textura ligeramente firme para que la podamos usar para untar o rellenar otras preparaciones.

Los champiñones que hemos elegido aquí combinan de maravilla con el sabor de la brandada y lo acompañan sin eclipsarlo. Hay que hornearlos una vez que los tenemos bien limpios y les hemos retirado el pie y después ponerles encima la brandada y un buen montoncito de queso rallado. Procura que esté rallado muy fino para que aguante en su sitio y que al derretirse no acabe cubriendo todo el champiñón porque queremos que se vea la base.

Ingredientes paraChampiñones rellenos de brandada

  • 400 gramos de Champiñones
  • 100 gramos de Queso rallado
  • 400 gramos de Bacalao
  • 1 Patata
  • 1 Diente De Ajo
  • ½ vaso de Agua
  • 250 mililitros de Leche
  • 50 mililitros de Aceite De Oliva

Cómo hacer champiñones rellenos de brandada

1. Prepara la brandada de bacalao

Escalda el bacalao 4 minutos con la leche y el agua. Sácalo y retira la piel y las espinas. Pela, lava y trocea la patata y cuécela 15 minutos en el mismo líquido. Pela el ajo y dóralo en una sartén con aceite. Pasa todo por la batidora con dos cucharadas de aceite. Añade poco a poco el líquido de cocción mientras sigues batiendo hasta lograr una crema fina y espesa. Deja enfriar.

1. Prepara la brandada de bacalao

2. Hornea los champiñones

Quita los pies de los champiñones y ponlos hacia arriba en una bandeja de horno forrada con papel vegetal. Sala. Precalienta el horno a 150° C y hornéalos 5 minutos.

2. Hornea los champiñones

3. Gratínalos con queso rallado

Luego, deja templar y rellénalos de brandada. Espolvorea queso rallado sobre los champiñones y hornea 15 minutos a 170° C.

3. Gratínalos con queso rallado

Consejos:

  • Limpia los champiñones con un paño húmedo para retirarles la tierra que puedan tener adherida a la superficie. Nunca los metas debajo del grifo ni mucho menos los sumerjas en agua para que queden relucientes. De esta manera absorben el líquido y luego tienen una textura menos agradable que si les hacemos una "limpieza en seco" con un pañito.
  • Compra un queso de cuña de buena calidad y rállalo tú. Muchos preparados que se venden en bolsitas llevan de todo menos queso de verdad y aunque dan el pego por el sabor no son nada saludables además de que salen bastante caros.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla