Tiernas, jugosas y llenas de sabor, las albóndigas son un plato tradicional, muy sencillo de hacer, que gusta a todo el mundo, especialmente a los más pequeños de la casa. Además, acompañada con un poco de pasta o una ensalada, pueden convertirse en un estupendo plato único. ¿Qué más se puede pedir?

En esta ocasión te proponemos una variante deliciosa a las albóndigas a la jardinera. En lugar de la receta tradicional con guisantes y zanahoria, las acompañamos con muchas verduras y todas cortaditas en tiras: pimiento rojo, verde y amarillo, calabacín, zanahoria, cebolla y judías verdes. Todo un acierto. 

La clave, para que el plato te quede perfecto, es freír bien las albóndigas. Deben quedarte doraditas por fuera, pero jugosas por dentro. Antes de ponerlas en la sartén, enharínalas y vigila que el aceite esté a la temperatura correcta. Debe estar a fuego medio-fuerte. Si al ponerlas ves que se doran demasiado rápido, baja el fuego porque se van a quemar y te van a quedar crudas por dentro. Lo ideal, para que la temperatura del aceite no baje, es freírlas por tandas. Pon cada vez unas 4 o 5 albóndigas en la sartén. Luego, a medida que estén hechas, colócalas sobre papel absorbente de cocina para que suelten todo el aceite.

Las albóndigas están deliciosas en infinidad de platos. Las puedes comer solas con una salsita de tomate, acompañadas con champiñones  o espaguetis. Y si te gusta un mar y montaña, no te pierdas la cazuela de albóndigas con sepia.

Ingredientes paraAlbóndigas con salsa y verduritas

  • 600 gramos de Carne Picada mixta
  • 2 Huevos
  • 2 Dientes De Ajo
  • 2 ramitas de Perejil
  • 50 gramos de Pan Rallado
  • 1 hoja de Laurel
  • Harina
  • ½ Pimiento Rojo
  • ½ Pimiento Verde
  • ½ Pimiento Amarillo
  • ½ Calabacín
  • 1 Zanahoria
  • 1 Cebolla
  • 100 gramos de Judías Verdes
  • 1 cucharada de Tomate Concentrado
  • 400 mililitros de Caldo De Verduras
  • Sal
  • Pimienta
  • 100 mililitros de Nata Líquida
  • Aceite De Oliva

Cómo hacer albóndigas con salsa y verduritas

1. Prepara la mezcla

Lava el perejil, sécalo con papel de cocina y pícalo bien fino. Pela los dientes de ajo y pícalos. Dispón la carne picada en un bol, añade el ajo y el perejil picados, el pan rallado y los huevos batidos. Condimenta con sal y pimienta negra recién molida.

1. Prepara la mezcla

2. Forma las albóndigas

A continuación, mezcla bien los ingredientes, coge pequeñas porciones y da forma a las albóndigas. Enharínalas ligeramente y fríelas durante 1-2 minutos en una sartén con aceite hasta que estén doradas. Déjalas escurrir sobre papel absorbente de cocina para que suelten todo el aceite.

2. Forma las albóndigas

3. Limpia los pimientos

Mientras las albóndigas se están escurriendo, prepara todas las hortalizas. Limpia los pimientos, retirando los filamentos blancos y las semillas. Lava el calabacín y despúntalo. También pela la cebolla y la zanahoria. Cuanto tengas todas las hortalizas a punto, córtalas en tiras finas. Lava las judías verdes, escúrrelas bien, despúntalas y pártelas por la mitad.

3. Limpia los pimientos

4. Rehoga las hortalizas

Calienta dos cucharadas de aceite de oliva en una cocotte, añade la hoja de laurel y todas las hortalizas preparadas, y rehógalas durante 5-8 minutos a fuego medio.

4. Rehoga las hortalizas

5. Incorpora el tomate

Sazona con sal y pimienta las verduras, incorpora el tomate concentrado y mezcla bien con una cuchara de madera para que todos los sabores se integren. Transcurridos unos minutos, vierte el caldo, remueve otra vez y lleva a ebullición, siempre a fuego medio.

5. Incorpora el tomate

6. Añade las albóndigas

Cuando el caldo esté hirviendo, agrega las albóndigas reservadas, agita un poco la cocotte y deja cocer suavemente durante 15 minutos. Por último, añade la nata líquida, comprueba el punto de sal y termina de cocer 5 minutos más, para que la salsa espese un poquito.

6. Añade las albóndigas

El truco

Dora ligeramente el ajo picado en un poco de aceite antes de añadirlo a la masa de las albóndigas; atenuarás su sabor y las albóndigas tendrán un sabor más suave.

Variantes de la receta de albóndigas con salsa y verduritas

Si quieres dar a estas albóndigas tu toque personal, no te pierdas estas sugerencias. Seguro que te serán de gran ayuda.

  • Este plato está igual de delicioso sin la nata líquida. Si quieres que espese un poco, puedas añadir una cucharadita de harina de maíz desleía en un poco de caldo.
  • Si no quieres que las albóndigas sean de mezcla de ternera y cerdo, puedes hacerlas con pechugas de pollo, pavo o, incluso, elaborarlas con pescado. Por ejemplo, prueba las albóndigas de merluza. Tienen un sabor exquisito y muy original ya que llevan un poco de leche de coco tanto en la albóndiga como en la salsita.
  • En el momento que estés preparando la masa de las albóndigas, puedes sustituir el perejil por otras hierbas aromáticas, como el orégano o el tomillo. Así variarás de sabor. Y en la salsa también puedes añadir unas rodajitas de pimienta de cayena. Le aportarán un toque picante.
  • Estas albóndigas también estarán deliciosas si las preparas el día anterior, pero sírvelas siempre bien calientes.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla