Albóndigas de ternera con champiñones

Aquí tienes un sencillo, pero apetitoso, plato: unas albóndigas de ternera guisadas con champiñones y cebollita. Prepáralo y… triunfarás.

ALBÓNDIGAS CON CHAMPIÑONES.
Óscar Sanz
Óscar Sanz
Cocinero
4 personas
45 min

4

(36 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Fritura

Técnica mixta

Rehogado

Tipo Plato:

Segundos platos y platos principales

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Sin lactosa

¿Te apetece elaborar unas albóndigas al estilo tradicional? No te pierdas la idea que viene a continuación. Se trata de unas albóndigas de ternera guisadas a fuego lento con cebollita, champiñones, una copita de vino blanco y caldo. Muy fáciles de realizar, estas albóndigas quedan tiernas, sabrosas… Son una auténtica maravilla. Perfectas para una comida de diario, para llevar al trabajo o, incluso, para una celebración, estas albóndigas gustarán a todos los miembros de tu familia, especialmente a los pequeños de la casa. A la que las lleves a la mesa, desaparecerán en un abrir y cerrar de ojos.

Para que las albóndigas queden deliciosas, es básico usar una carne picada de calidad que no esté muy picada. Mézclala con el ajo y el perejil bien picaditos, el huevo y la miga de pan escurrida. Sobre todo, no te olvides de este último ingrediente ya que le aportará jugosidad. También es importante, una vez preparada la mezcla, que la dejes reposar en la nevera unos 20 minutos como mínimo. Luego, forma las bolitas, fríelas ligeramente y cocínalas con los champiñones. Quedarán estupendas.

Si quieres completar el menú, acompaña estas albóndigas con unas judías verdes con cítricos y frutos secos, un caldo de pollo con verduras o una crema de calabacín con teja crujiente de queso manchego

Ingredientes paraAlbóndigas de ternera con champiñones

  • 600 gramos de Carne Picada de ternera
  • 1 rebanada de Pan
  • 4 Dientes De Ajo
  • 1 ramita de Perejil
  • 1 Huevo
  • ¼ vaso de Leche
  • Harina De Trigo
  • Aceite De Girasol
  • Aceite De Oliva
  • 6 Almendras
  • 1 copita de Vino Blanco
  • ½ taza de Caldo De Verduras o de pollo
  • 1 Cebolla
  • 250 gramos de Champiñones
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer albóndigas de ternera con champiñones

1. Remoja el pan

Pon a remojar la rebanada de pan en la leche. Pela y pica bien pequeñitos los cuatro dientes de ajo y pica del mismo modo la ramita de perejil.

1. Remoja el pan

2. Amasa la carne

Coloca la carne picada en una bol grande que te permita trabajarla con las manos, agrega la mitad del ajo y la mitad del perejil picados, el pan bien escurrido y el huevo. Sazónalo todo con sal y pimienta y amasa la carne para que se acaben mezclando bien todos los ingredientes.

2. Amasa la carne

3. Forma bolitas

Posteriormente, forma pelotas con la carne procurando que todas queden del mismo tamaño y, después, rebózalas en harina.

3. Forma bolitas

4. Dora las albóndigas

Calienta una sartén con abundante aceite de girasol o de oliva suave especial para freír y cocina las albóndigas hasta que se doren, unos 5 minutos poco más o menos. Ve moviendo la sartén haciendo círculos con el fin de que las albóndigas se doren por todos los lados. Retíralas y resérvalas sobre papel absorbente.

4. Dora las albóndigas

5. Corta los champiñones

Limpia bien de tierra los champiñones, descarta el tallo y corta cada champiñón a cuartos. Resérvalos. A continuación, pela y corta a juliana la cebolla.

5. Corta los champiñones

6. Rehoga la cebolla

En una sartén limpia agrega tres cucharadas de aceite. También puedes colar una parte del aceite en el que has cocinado antes las albóndigas. Rehoga en él la cebolla durante unos 5 minutos más o menos.

6. Rehoga la cebolla

7. Saltea los champiñones

Una vez rehogada la cebolla, añade los champiñones, el resto de ajo y saltea aproximadamente unos 3 o 4 minutos.

7. Saltea los champiñones

8. Echa el vino

Transcurrido ese tiempo, cúbrelo todo con la copita de vino blanco y deja que reduzca unos cuantos minutos.

8. Echa el vino

9. Cuece el guiso

A continuación, incorpora el caldo de verduras (o de pollo) y añade también las albóndigas. Cuece el guiso alrededor de 5 minutos a fuego lento.

9. Cuece el guiso

10. Sirve con perejil

Para servir las albóndigas, ponlas en pequeños boles, bien calientes y espolvorea por encima de cada plato un poco del perejil que habías reservado.

10. Sirve con perejil

Consejos para las albóndigas con champiñones

  • La carne picada se estropea con facilidad. Si no la puedes cocinar el mismo día, lo mejor es que la congeles.
  • En el momento de picar los ajos, quítales el germen central. Así no te repetirán. También puedes usar ajo en polvo.
  • Al freír las albóndigas, es fundamental que no las pongas todas de golpe en la sartén para que se puedan girar sin problemas y queden doraditas por todas partes. Ten en cuenta que no han de quedar totalmente cocidas porque luego se acabarán de cocinar con los champiñones.
  • En otoño puedes usar setas de temporada para aportar al plato su aroma y sabor a bosque.
  • Para que el guiso esté todavía más rico, escoge un vino blanco que sea de calidad.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?