Los postres con fruta siempre son un acierto y resultan mucho más saludables. Este que hemos preparado es ideal si quieres darte un capricho dulce pero sin incorporar calorías de más a tu dieta ya que resulta de lo más ligero. Hemos hecho una base de granola casera que te puede servir también para tomarla como desayuno cualquier día de la semana con un poco de leche.

Lleva frutos secos, nosotras hemos utilizado avellanas y almendras pero se puede personalizar a tu gusto. También lleva sirope de agave en lugar de azúcar pero es prescindible, aceite de coco, avena y canela. Se cocina todo a fuego lento y luego se hornea sobre papel vegetal para secarlo. Acuérdate de remover de vez en cuando para que no se formen pegotes.

El cremoso de coco se prepara con la materia grasa que flota sobre la leche de coco cuando se enfría en la nevera, para conseguirla la leche que compres tiene que tener al menos un 20% de M.G. Luego solo hay que mezclarla con sirope de agave y dejarla en el congelador durante unas horas. Para finalizar, solo hay que montar los vasitos y decorarlos con la fruta que elijas, en este caso kiwi verde.

Ingredientes paraVasitos de kiwi fresco y cremoso de coco con base de granola

  • 3 Kiwis maduros
  • 400 mililitros de Leche De Coco (con alta materia grasa aprox. 20%)
  • 300 mililitros de Sirope De Agave
  • 250 gramos de Copos De Avena
  • 80 gramos de Almendras
  • 80 gramos de Avellanas
  • 90 gramos de Dátiles sin hueso
  • 2 cucharaditas de Canela En Polvo
  • 2 cucharaditas de Aceite De Coco
  • 2 cucharadas de Agua

Cómo hacer vasitos de kiwi fresco y cremoso de coco con base de granola

1. Refrigera la leche de coco

Un día antes, deja en reposo la leche de coco en un recipiente de boca ancha en la nevera.

1. Refrigera la leche de coco

2. Prepara la granola

Añade 200 mililitros de sirope de agave, el aceite de coco y el agua en un cazo y llévalo a ebullición. Después, añade la avena y la canela, además de los frutos secos previamente troceados bien pequeños. Remuévelo constante y lentamente a fuego medio para evitar que se pegue al fondo.

2. Prepara la granola

3. Hornea

Extiende el resultado sobre un papel vegetal y hornéalo durante 30 minutos a 160°, hasta que se haya evaporado la mayor parte del contenido líquido. De vez en cuando remuévelo para evitar que se pegue en trozos demasiado grandes. Lo que nos interesa obtener una granola fina. Cuando el color se torne ligeramente tostado, sácalo del horno y deja que se enfríe a temperatura ambiente.

3. Hornea

4. Haz el cremoso de coco

Separa la materia grasa que flota sobre el agua residual de la leche de coco que has dejado reposando en la nevera. Mézclala con 100 mililitros de sirope de agave usando unas varillas. Deja la mezcla en el congelador hasta el momento de emplatar.

4. Haz el cremoso de coco

5. Emplata y sirve

Sirve el postre en vasitos o tarros individuales donde irás intercalando capas de granola, crema de coco y kiwi natural. Se pueden poner láminas de coco deshidratado por encima para decorar.

5. Emplata y sirve

Consejos:

  • La granola se puede comprar ya hecha pero es mejor decantarse por una casera y personalizarla con los frutos y frutas secas que prefieras. Te recomendamos que, si te gusta, prepares una buena cantidad aprovechando que el horno está encendido y que la utilices para tomarla en el desayuno. Va genial solo con leche o incorporada a un porridge de avena.
  • Si buscas un postre sano pero no te importa que sea un poquito más calórico, cambia el cremoso de coco por yogur griego con miel. Es una delicia.
  • Puedes poner la fruta que quieras como topping, nuestra recomendación es que cambies el kiwi verde por kiwi amarillo, mucho más dulce.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla