Con buenos ingredientes y buena mano, hasta la tarta más sencilla se convierte en un éxito. Prueba a preparar esta tarta de mascarpone: la base se prepara con galletas tipo maría trituradas, ralladura de limón, mantequilla y canela. Aquí tienes otra forma de preparar una tarta con crema de mascarpone.

Los pasteles con base de galleta son muy rápidos de preparar, como el clásico cheesecake. Puedes hacerlo con galletas maría o tipo digestive, las que te gustén más. Hay que triturarlas bien y mezclarlas, siempre, con la mantequilla a temperatura ambiente. 

El mascarpone es el secreto del éxito, como también lo es de un buen tiramisú. Es originario del norte de Italia y su textura en crema y su sabor extraordinario lo hacen protagonista de innumerables postres.

Si quieres otra idea para enamorar a todos, prueba este corazón de mascarpone y frutos rojos.

Ingredientes paraTarta de mascarpone con base de galleta

  • Para la base
  • 250 gramos de Galletas María
  • 80 gramos de Mantequilla
  • ½ cucharadita de Canela
  • ½ Limón
  • Para el relleno
  • 400 gramos de Queso Mascarpone
  • 100 gramos de Azúcar
  • 1 cucharadita de Esencia De Vainilla
  • 4 hojas de Gelatina
  • 130 mililitros de Nata Para Montar
  • Para la cobertura
  • Mermelada De Fresa

Cómo hacer tarta de mascarpone con base de galleta

1. Prepara la base

Lava el limón y ralla la piel. Tritura las galletas hasta que estén casi molidas. Añade la ralladura de limón y remueve. Agrega la mantequilla ablandada a temperatura ambiente, la canela y 1 cucharada de agua, y mezcla hasta integrarlos.

1. Prepara la base

2. Forra el molde

Forra con papel sulfurizado un molde rectangular de paredes bajas, dispón la masa de galleta en el fondo y extiéndela, presionando con las yemas de los dedos, hasta que se forme una capa de grosor uniforme.

2. Forra el molde

3. Elabora el relleno

Dispón el queso con el azúcar y la vainilla en un cuenco; bátelos, mejor con varillas eléctricas, durante 2 minutos. Agrega la gelatina previamente remojada, escurrida y diluida en 35 ml de agua hirviendo, y remueve.

3. Elabora el relleno

4. Monta la nata

Monta la nata, que debe estar muy fría, también con varillas eléctricas, hasta que tome cuerpo. Incorpórala a la preparación anterior, con movimientos envolventes para que no pierda volumen. 

4. Monta la nata

5. Reparte sobre la base

Reparte esta preparación en el molde, sobre la base de galleta, alisa la superficie y deja cuajar en la nevera entre 2 y 3 horas.

5. Reparte sobre la base

6. Echa la mermelada

Desmolda la tarta sobre una fuente. Justo antes de servirla, templa la mermelada en un cacito con 1 cucharada de agua, para que se licue y repártela por encima.

6. Echa la mermelada

El truco

Sustituye la mermelada por un coulis de frutas rojas variadas y sírvelo de acompañamiento.

Consejos para una tarta de mascarpone con base de galleta perfecta:

  • Si no tienes un robot de cocina o no quieres utilizarlo para que te ayuden los más pequeños de la casa, por ejemplo, puedes triturar las galletas metiéndolas en una bolsa y golpeándolas con un rodillo de cocina hasta que tengan la textura deseada. ¡Seguro que pasáis un rato estupendo golpeando las galletas!
  • La mantequilla tiene que estar a temperatura ambiente. Sácala unas horas antes para que se mezcle con facilidad. Si se te echa el tiempo encima, puedes usar el microondas, aunque no es lo mejor.
  • Para rallar la piel de limón que se mezcla con las galletas, la mantequilla y la canela, usa un rallador de orificios bien finos para que dé sabor pero no se encuentre al paladar.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla