Cheesecake con arándanos, fácil y sin horno

Este cheesecake con arándanos es una auténtica delicia. La base tiene galletas desmenuzadas y la crema lleva queso blanco, azúcar glas, limón y mascarpone.

Cristina Alvarez, directora de Cocina Fácil
Cristina Alvarez

Directora de Cocina Fácil y periodista especializada en gastronomía

paso_a_paso_para_realizar_cheesecake_con_arandanos_resultado_final
Cocina Fácil / RBA / ORIOL ALEU
8 personas
40 min

4

(45 votos)

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Media

Cualquier día es bueno para tomar una porción de un rico cheesecake de arándanos. Si eres fan de este postre tan representativo de la repostería neoyorquina y te gusta descubrir nuevas recetas, aquí tienes una propuesta que no solo te conquistará por su fácil elaboración, sino también por su cremosidad y su exquisito sabor. Además, se cocina sin horno. ¿A qué ya tienes ganas de probarla?

Para que la crema quede perfecta, coloca el queso blanco y el mascarpone en un cuenco, agrega el azúcar glas y la ralladura de limón y remueve bien hasta que obtengas una textura cremosa, pero consistente. Luego, colócala sobre la base de galleta y mantequilla y déjala por lo menos durante unas 6 horas. Deberás tener un poco de paciencia, pero, una vez transcurrido el tiempo, el resultado merece la pena. Antes de servir, vierte la salsa de arándanos por encima y… a disfrutar.

Si te encantan los pasteles de queso, fíjate en el cheesecake al estilo neoyorquino o los cheesecakes con chocolate y galletas. También puedes probar los polos de cheesecake. Te sorprenderán.

Ingredientes paraCheesecake con arándanos, fácil y sin horno

  • Para la base
  • 200 gramos de Galletas María
  • 80 gramos de Mantequilla
  • Para la crema
  • 500 gramos de Queso Blanco Para Untar
  • 250 gramos de Queso Mascarpone
  • 80 gramos de Azúcar Glas
  • 1 Limón
  • Para decorar
  • 200 gramos de Arándanos
  • 2 cucharadas de Azúcar

1. Desmenuza las galletas

Parte las galletas con las manos hasta que queden desmenuzadas y colócalas en un cuenco. Funde la mantequilla y deja templar; añádela y mezcla hasta que obtengas una pasta densa.

1. Desmenuza las galletas

2. Rellena un molde

Forra un molde desmontable redondo con papel sulfurizado. Extiende la masa anterior en la base del molde, presiona para que quede una capa uniforme y deja 30 minutos en la nevera.

3. Bate el queso

Bate los dos tipos de queso con el azúcar glas en otro cuenco. Añade también la ralladura de limón y remueve todo bien con una espátula. 

3. Bate el queso

4. Vierte sobre la galleta

Coloca esta preparación en el molde, sobre la base de galleta, reserva 6 horas en la nevera y desmolda pasado ese tiempo, con cuidado. 

5. Cuece los arándanos

Lava los arándanos, cuécelos 4 minutos con el azúcar y deja enfriar. Cubre la tarta completamente con ellos y sírvela.

Consejos y variantes para el cheesecake con arándanos, fácil y sin horno

  • En lugar de arándanos, también puedes usar otras frutas. Por ejemplo, pues decantarte por los fresones o las frambuesas.
  • Esta receta admite muchas variantes. Para la base, sustituye las galletas María, por otras de chocolate o de canela. Puedes desmenuzarlas bien o dejarlas con trocitos.
  • La ralladura de limón es optativa, pero si te gusta el toque cítrico, también puedes utilizar de naranja.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla