Pastel de salmón y espárragos

Aquí tienes una receta superfácil y muy práctica para tener a mano fresquita en la nevera: un pastel de salmón y espárragos. Se decora con huevo duro y gambas.

pastel_de_salmon_y_esparragos
Amanda Laporte
Amanda Laporte
La repostera más televisiva
8 personas
70 min
195 Cal

4

(39 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Horno

Tipo Plato:

Primeros platos y entrantes

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Los pasteles fríos son una excelente solución para los días más calurosos. Lo preparas con antelación, lo dejas fresquito en la nevera y te lo encuentras preparado al volver de la playa, por ejemplo... 

Hay muchas opciones ricas de pasteles salados fríos, como este de calabacín, esta otra variedad de salmón o nuestra propuesta con langostinos.

Para nuestra receta de pastel de salmón y espárragos hemos utilizado salmón fresco. Puedes cortarlo con un cuchillo bien afilado en trocitos pequeños o triturarlo, sin que llegue a deshacerse del todo, con la batidora. Tú eliges qué textura te gusta más al paladar.

Los espárragos es mucho más fácil que los utilices de una buena conserva, pero si en abril o mayo los compras frescos y los cueces tú, el resultado será espectacular.

¡Sigue nuestra receta y te encantará lo fácil que es preparar este pastel de salmón y espárragos!

Ingredientes paraPastel de salmón y espárragos

  • 400 gramos de Salmón fresco
  • 7 Huevos
  • 1 Cebolla
  • 20 Espárragos Blancos de bote
  • Salsa De Tomate
  • 120 mililitros de Brandy
  • 250 mililitros de Nata Líquida
  • Salmón Ahumado
  • 8 gambas cocidas
  • Salsa Rosa
  • Mantequilla
  • Sal
  • Aceite
  • Pimienta

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer pastel de salmón y espárragos

1. Sofríe la cebolla

Pela, pica fina y sofríe la cebolla en una sartén con un poco de aceite unos 5 minutos, hasta que se dore levemente.

1. Sofríe la cebolla

2. Trocea el salmón

Limpia y trocea el lomo de salmón en trozos pequeños. Agrega el salmón y 2 cucharadas de salsa de tomate y rehoga con la cebolla.

2. Trocea el salmón

3. Vierte el brandy

Añade los 120 ml de brandy a la mezcla y déjalo evaporar durante 1 minuto. Resérvalo todo.

3. Vierte el brandy

4. Bate los huevos

Casca 5 huevos, bátelos con los 250 ml de nata y salpimiéntalos. Mientras, precalienta el horno a 170º.

4. Bate los huevos

5. Tritura los espárragos

Escurre los espárragos del agua del bote y tritúralos. Añade la mitad a los huevos batidos y el resto de la preparación de salmón.

5. Tritura los espárragos

6. Prepara el pastel

Enmantequilla un molde alargado, vierte la mezcla de huevo y espárragos y hornea al baño maría 20 minutos. Retira, pon encima la mezcla de salmón y hornea del mismo modo 30 minutos más.

6. Prepara el pastel

7. Cuece los huevos

Cuece los huevos restantes 10 minutos en agua salada hirviendo; refréscalos y pélalos.

 7. Cuece los huevos

8. Saca el pastel

Comprueba la cocción del pastel y retíralo del horno; déjalo enfriar y desmolda con cuidado.

8. Saca el pastel

9. La presentación

Unta la superficie con salsa rosa y decóralo con rodajas de huevo cocido, las gambas peladas y salmón ahumado.

9. La presentación

El truco

Si quieres hacer tú la salsa rosa, mezcla 200 g de mayonesa con 2 cucharadas de kétchup, 1 de brandy, 1 de zumo de naranja y, si quieres, unas gotas de salsa picante.

Consejos para un pastel de salmón y espárragos perfecto

–La temporada del espárrago blanco es corta, entre abril y mayo, por eso utilizamos casi siempre este delicioso alimento en conserva. Si quieres cocerlos tú, apreciarás mejor su sabor extraordinario. Para eso hay que pelarlos con un pelaverduras, cortar un poco la base y ponerlos a cocer con agua salada, de pie, atados con una goma, con las puntas hacia arriba. Pasados 15 minutos los puedes tumbar para acabar la cocción.

–Si lo guardas en la nevera para consumirlo más tarde, deja para el último momento el proceso de untarlo con salsa rosa y la decoración con huevo duro, gambas y salmón ahumado.

–Si os gusta mucho el sabor del salmón ahumado, en lugar de unas tiritas para decorar, puedes forrar toda la superficie superior con unas lonchas y luego untar con la salsa.

–Como la textura es muy tierna, tienes que desmoldarlo con sumo cuidado para que no se rompa la forma del pastel. Te irá muy bien un molde alargado de silicona o uno desmontable.

¿Has preparado esta receta?

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?