Panna cotta con coulis de arándanos

Postre típicamente italiano, la panna cotta, que literalmente quiere decir nata cocida, es muy fácil de hacer y siempre queda exquisita. Elaborada con nata, leche, azúcar, una vaina de vainilla y gelatina, hoy la servimos con un delicioso coulis de arándanos.

Pannacotta con coulis de arándanos
Jani Paasikoski
Jani Paasikoski
El chef finlandés que ama el Mediterráneo
4 personas
45 min
290 Cal

Sé el primero
en votar

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Técnica mixta

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

¿Tienes una celebración y quieres conquistar el paladar de tus invitados? Aquí tienes una sugerencia muy golosa. Se trata de una panna cotta con coulis de arándanos. Elaboración típicamente italiana, concretamente de la región del Piamonte, su textura, similar a la del flan, pero mucho más cremosa, no dejará a nadie indiferente.

Para realizar la panna cotta se precisan muy pocos ingredientes. Solo necesitarás leche entera, nata de montar, azúcar, una vaina de vainilla y gelatina. Una vez tengas la mezcla preparada, debes dejarla en la nevera unas dos horas para que cuaje. Es importante tener paciencia en este paso. Así quedará perfecta. Para la cobertura, nosotros te proponemos crear un coulis de arándanos. Te llevará algo más de tiempo en elaborar la receta, pero es facilísimo de hacer y el resultado será espectacular.

Si quieres descubrir más recetas con panna cotta, aquí tienes varias ideas que te encantarán. Prueba la tarta de panna cotta, chocolate blanco y frutos morados, los flanecitos de panna cotta con un toque de café o la pannacotta con dos texturas de chocolate.

 

Ingredientes paraPanna cotta con coulis de arándanos

  • para la pannacotta
  • 400 mililitros de Leche entera
  • 400 mililitros de Nata Para Montar
  • 150 gramos de Azúcar
  • 2 Vainas De Vainilla
  • 4 hojas de Gelatina
  • hojas de Menta
  • para el coulis de arándanos
  • 100 gramos de Arándanos
  • 50 gramos de Azúcar

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer panna cotta con coulis de arándanos

1. Cuece los ingredientes

Parte las vainas de la vainilla por la mitad a lo largo y con la punta del cuchillo raspa las semillas. Ponlas en una cacerola con la leche, la nata, el azúcar y los palitos de vainilla. Cuece hasta que llegue a ebullición, retira y deja infusionar unos 10 minutos.

1. Cuece los ingredientes

2. Disuelve la gelatina

Hidrata las hojas de gelatina en agua fría hasta que estén blanditas y escúrrelas, apretándolas bien. Añádelas a la leche aún caliente y remueve hasta que se disuelvan. Deja templar.

2. Disuelve la gelatina

3. Distribuye en moldecitos

Reparte esta mezcla en 4 moldecitos y reserva en la nevera unas 2 horas hasta que cuajen.

3. Distribuye en moldecitos

4. Prepara el coulis

Lava los arándanos, sécalos y reserva algunos. Cuece el resto con el azúcar y 50 ml de agua. Cuando hierva, deja cocer a fuego lento unos 5 minutos y retira. Pasa esta mezcla por la batidora y luego por un tamiz para eliminar pieles y semillas, y deja enfriar.

4. Prepara el coulis

5. Desmolda el postre

Desmolda las panna cotas con cuidado sobre platos de postre y sírvelas acompañadas del coulis de arándanos y decoradas con las hojitas de menta y con los arándanos reservados.

5. Desmolda el postre

El truco

Prepara un coulis más rápido. Diluye mermelada de frutos rojos en un vasito de agua caliente.

Consejos para que la panna cotta con coulis de arándanos quede exquisita

  • Más fácil. En nuestra receta hemos colocado las panna cottas en unos moldecitos tipo flaneras. Para desmoldarlas, introduce la base del molde unos segundos en agua caliente y las podrás extraer sin problemas.
  • Otras decoraciones. Puedes servir la panna cotta con un coulis de fresones o de melocotón. También quedará muy rica con miel o con un poco de chocolate negro derretido por encima. Y si quieres variar de sabor, sustituye los arándanos por frambuesas, grosellas o, incluso, kiwis. Para que quede más bonito, córtalos en trocitos muy pequeños.
  • Más crujiente. En lugar de coronar el postre con arándanos frescos, puedes poner unos frutos secos picados por encima o espolvorear con una cucharada de muesli.
  • Servicio. Para apreciar todos los aromas y matices de este postre, sácalo de la nevera unos minutos antes de servirlo.

Descárgate GRATIS nuestro eBook con 25 recetas de bizcochos solo por registrarte en nuestra web.

¿Has preparado esta receta?

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?