POSTRES Y DULCES

Tarta de panna cotta, chocolate blanco y frutos morados

La panna cotta es una elaboración típicamente italiana que tiene un aspecto de flan de nata, que aquí se ha enriquecido con chocolate blanco y se sirve en forma de tarta con una masa de cacao y con arándanos por encima.

Personas: 10 Tiempo: 50 min Calorías: 304 Cal

paso_a_paso_para_realizar_tarta_de_pannacotta_chocolate_blanco_y_frutos_morados_resultado_final

Ingredientes para Tarta de panna cotta, chocolate blanco y frutos morados

  • Para la base
  • 250 g harina
  • 150 g mantequilla
  • 80 g azúcar
  • 45 g almendras molidas
  • 2 cda cacao en polvo
  • 1 huevo
  • 1 pizca sal
  • Para la pannacotta
  • 4 hojas gelatina neutra
  • 450 ml nata para montar
  • 1 vaina de vainilla
  • 60 g chocolate blanco para postres
  • 80 g azúcar
  • Para decorar
  • 200 g arándanos congelados
  • 100 g moras congeladas

Temporada: Todo el año

Técnica: Hervido , Horno

Tipo Plato: Postres

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (5 votos)

Cómo hacer Tarta de panna cotta, chocolate blanco y frutos morados

blank

Paso 1

Pon los ingredientes de la masa en el vaso del robot y trabájalos hasta obtener una masa compacta. O mézclalos manualmente teniendo la mantequilla previamente reblandecida. Deja reposar la masa unos minutos en el frigorífico.

blank

Paso 2

Extiende la masa formando un rectángulo del tamaño del molde. Cubre el molde, presionando delicadamente con las yemas de los dedos y elimina la masa que sobresalga de los bordes. Pincha la base con un tenedor, introdúcela en el horno precalentado a 180° y hornea durante unos 30 minutos, hasta que esté cocida por completo. Retira y deja enfriar.

blank

Paso 3

Prepara la pannacotta. Pon en remojo las hojas de gelatina, en un cuenco con agua fría, durante unos 5 minutos. Calienta la nata y el azúcar con la vaina de vainilla abierta a lo largo.

blank

Paso 4

Cuando la nata hierva, apaga el fuego, retira la vainilla y añade el chocolate troceado. Escurre las hojas de gelatina y disuélvelas en la preparación de nata y chocolate. Deja entibiar un poco y vierte delicadamente sobre la tarta. Deja cuajar en la nevera unas 2-3 horas más. Sirve la tarta bien fría, decorada con los arándanos y las moras.

El truco:

Dale más sabor añadiendo a la nata las semillas de la vaina de vainilla. Extráelas con un cuchillo una vez cortada a lo largo.

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?