Los huevos escalfados se conocen también como poché porque mientras se cuecen la yema se envuelve con la clara de modo que queda oculta como si estuviera dentro de una bolsa (poche, en francés). Pero independientemente del nombre, el método de preparación es el mismo: hay que introducir los huevos sin cáscara en un recipiente con agua muy caliente (no hirviendo) y retirarlos en 3 o 4 minutos máximo, cuando la clara esté bien cocida y la yema casi líquida.

¿Son fáciles de hacer los huevos poché?

Sí, pero para que salgan bien y puedas presumir de presentación no basta con lanzar los huevos al agua alegremente, hay que seguir unas pautas y algo de paciencia hasta que adquieras práctica, pero obtendrás buenos resultados antes de lo que piensas.

Como la elaboración de los huevos poché no requiere ningún tipo de grasa, resultan más ligeros y saludables que los fritos. Tienen un sinfín de posibilidades culinarias y realzan cualquier receta, ya sea una tosta untada con aguacate, un salteado de setas o uno de verduras. También puedes utilizarlo para enriquecer una sopa, una crema o un arroz.

Justo antes de servir los platos, rompe la yema de los huevos poché con un cuchillo, para que caiga por los lados y se mezcle con los demás ingredientes. Un espectáculo para la vista y un capricho para el paladar.

Huevo poché con la yema chorreando

Cómo cocer huevos poché en cazuela

Tienes dos opciones dependiendo de tu pericia en asuntos de fogones. Si no tienes mucha experiencia, empieza por la más sencilla y utiliza el comodín del film de cocina hasta que le pilles el truco.

1. Dentro de un saquito de film (especial principiantes)

  • Llena una cazuela con agua, hasta algo más de la mitad, y caliéntala a fuego fuerte.
  • Corta cuadrados (1 por huevo) de film de 15 x 15 cm. Forra con un trozo de film el interior de un bol pequeño, o de una taza, dejando que el film sobrante sobresalga por el borde.
  • Vierte unas gotas de aceite de oliva y extiéndelas con un pincel de cocina. Si engrasas bien el film luego te resultará muy fácil desprenderlo del huevo poché.
  • Casca 1 huevo en el bol y espolvoréalo con sal y pimienta al gusto.
  • Une las 4 esquinas del cuadrado de film y retuerce para formar un saquito que envuelva el huevo.
  • Cierra el film con un nudo o átalo con hilo de cocina o una goma, de modo que no quede nada de aire en el interior del saquito. Envuelve los demás huevos del mismo modo.
  • Cuando el agua casi llegue a ebullición, baja la intensidad del fuego e introduce los saquitos dentro del agua.
  • Cuece los huevos entre 3 y 4 minutos. Sácalos de la cazuela con cuidado, para no quemarte, y pásalos a una fuente; quita el hilo y retira el film.
Preparando huevo poché con film

2. Directos al remolino de agua (nivel cocinillas expertos)

  • Pon al fuego una cazuela o un cazo hondo con agua abundante y un poco de vinagre.
  • Cuando el agua llegue casi a ebullición, baja el fuego para evitar que hierva.
  • Forma un remolino en el agua removiéndola con una cuchara de madera.
  • Casca 1 huevo en una taza y déjalo caer con cuidado en el interior del remolino.
  • Mientras el huevo se cuece, envuelve la yema con la clara, con una espumadera.
  • Retíralo cuando hayan pasado unos 3 minutos, con una rasera, escurriéndolo bien.
  • Reserva el huevo poché al calor y repite la operación con los demás huevos.
Echando huevo al agua sin film

Cómo hacer huevos poché en el microondas

Además de los huevos que quieras escalfar, necesitas agua y un cuenco (también vale una taza) y un platito que sean aptos para la cocción en microondas. También aquí puedes cocer los huevos directamente en el agua o introducirlos antes en saquitos de film, así te aseguras esa presentación en forma de flor que caracteriza al huevo poché y que queda tan vistosa.

1. Sin film

  • Llena el cuenco de agua hasta algo más de la mitad y caliéntala 2 minutos, a potencia media o alta.
  • Casca 1 huevo, ponlo en un vaso y deslízalo sobre el agua, con cuidado para que la yema no se rompa.
  • Asegúrate de que el huevo está completamente cubierto de agua y coloca el platito sobre el cuenco, a modo de tapa.
  • Cuece el huevo entre 30 segundos y 1 minuto a potencia media.
  • Retira la taza y comprueba si la clara se ha cuajado. Si no es así, prosigue la cocción de 10 a 20 segundos más. Si hace falta, repite el proceso hasta que la clara esté bien hecha.
  • Saca el huevo poché del agua con una cuchara y pásalo a una fuente forrada con papel de cocina para que absorba el líquido sobrante.

2. Con film

  • Envuelve cada huevo en un cuadrado de film transparente y forma saquitos tal y como te explicamos más arriba, en el apartado “Cocer huevos poché en cazuela”.
  • Introduce 1 huevo en un cuenco con agua (caliéntala antes 2 minutos en el micro).
  • Cuece el huevo aproximadamente 1 minuto. Si pasado este tiempo la clara aún no está bien cuajada, déjalo unos segundos más.
  • Retira el huevo poché del agua, elimina el film y haz lo mismo con los otros huevos.
Enfriando huevo poché

Trucos para que los huevos poché queden perfectos

  • Para tener éxito con los huevos poché es imprescindible elegir huevos muy frescos, mucho mejor si son ecológicos y proceden de gallinas que viven en corrales al aire libre.
  • El agua para cocer los huevos poché debe estar muy caliente, a punto de hervir, pero sin que llegue a ebullición. La temperara ideal está entre 80º y 85º.
  • Si vas a añadir el huevo directamente al remolino de agua, vierte antes un chorrito de vinagre para que la clara se coagule cuanto antes y no se extienda de forma incontrolada por el agua. La proporción es 1 parte de vinagre por 10 partes de agua.
  • Cuando cocines huevos poché por primera vez en tu microondas, hazlo en intervalos de tiempo muy cortos, así controlas la cocción y evitas tanto que queden poco hechos como que cocinen demasiado. Cuando estén en su punto, anota el tiempo exacto que tarda tu microondas en hacer los huevos escalfados y la próxima vez irás sobre seguro.
  • En caso de que los huevos poché no se vayan a consumir inmediatamente, sumérgelos en agua con cubitos de hielo unos segundos, con una espumadera. Así cortas la cocción y evitas que la yema se cuaje. Justo antes de servirlos, caliéntalos vertiendo por encima una salsa muy caliente (tomate, holandesa, velouté...).
Huevo poché en film

5 recetas deliciosas con huevo poché

Cómo hacer huevos cocidos perfectos

Articulo relacionado

Cómo hacer huevos cocidos perfectos

Cómo cocer huevos mollet, duros, pasados por agua y a baja temperatura

Articulo relacionado

Cómo cocer huevos mollet, duros, pasados por agua y a baja temperatura