POSTRES Y DULCES

Cuajadas con membrillo y galletas de mantequilla

Si te gustan los postres tradicionales, anímate a preparar estas cuajadas caseras con dulce de membrillo, galletas de mantequilla y un crujiente de caramelo y semillas de sésamo.

Personas:
4
Tiempo:
60 min
Calorías:
273 Cal
paso_a_paso_para_realizar_cuajadas_con_membrillo_y_galletas_de_mantequilla_resultado_final
Ingredientes
600 ml leche para la cuajada
50 g azúcar para la cuajada
2 Gotas cuajo para la cuajada
3 Hojas gelatina para la cuajada
115 g mantequilla para las galletas
100 g azúcar glas para las galletas
1 huevo para las galletas
1 Pizca vainilla en polvo para las galletas
Pizca sal para las galletas
245 g harina para las galletas
1 cdta levadura en polvo para las galletas
100 g azúcar para el crujiente
20 g semillas de sésamo negro para el crujiente
40 g dulce de membrillo para decorar
Temporada: Todo el año
Técnica: Técnica mixta
Tipo Plato: Postres
Precio: € €
Dificultad: Media
¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (6 votos)
Elaboración:
_blank
Paso 1

Prepara las cuajadas. Remoja las hojas de gelatina en agua fría hasta que se hidraten. Vierte la leche en un cazo y agrega el azúcar; lleva a ebullición y retira del fuego. Escurre la gelatina, incorpórala a la leche y remueve hasta que esté completamente disuelta.

paso_a_paso_para_realizar_cuajadas_con_membrillo_y_galletas_de_mantequilla_llenar_el_molde
Paso 2

Deja templar la leche hasta que alcance los 37o de temperatura, incorpora entonces el cuajo y mezcla. Reparte esta preparación en los 8 huecos de un molde de silicona y reserva en la nevera durante un mínimo de 2 horas, hasta que se cuaje completamente.

_blank
Paso 2

Deja templar la leche hasta que alcance los 37o de temperatura, incorpora entonces el cuajo y mezcla. Reparte esta preparación en los 8 huecos de un molde de silicona y reserva en la nevera durante un mínimo de 2 horas, hasta que se cuaje completamente.

_blank
Paso 3

Elabora las galletas. Trocea la mantequilla, pásala a un cuenco y déjala a temperatura ambiente hasta que esté a punto de pomada. Añade el azúcar glas y bate, con varillas eléctricas, hasta que esté cremosa. Casca el huevo, bátelo e incorpora la mitad al cuenco, con la sal y la vainilla.

_blank
Paso 4

Tamiza 225 g de harina con la levadura y agrégalas a la preparación anterior, poco a poco y removiendo hasta que estén bien integradas. Forma una bola con la masa resultante, envuélvela en film y deja reposar 30 minutos en la nevera.

_blank
Paso 5

Precalienta el horno a 170o. Estira la masa con el rodillo, sobre una superficie enharinada, hasta que consigas una lámina de 5 mm de grosor. Córtala en 8 discos con un cortapastas redondo de un diámetro un poco mayor que el de las cuajadas y disponlos en la placa forrada con papel sulfurizado. Hornea las galletas 8 minutos, retíralas y deja que se enfríen del todo.

paso_a_paso_para_realizar_cuajadas_con_membrillo_y_galletas_de_mantequilla_cortar_la_masa
Paso 5

Precalienta el horno a 170o. Estira la masa con el rodillo, sobre una superficie enharinada, hasta que consigas una lámina de 5 mm de grosor. Córtala en 8 discos con un cortapastas redondo de un diámetro un poco mayor que el de las cuajadas y disponlos en la placa forrada con papel sulfurizado. Hornea las galletas 8 minutos, retíralas y deja que se enfríen del todo.

_blank
Paso 6

Haz el crujiente. Calienta el azúcar con 2 cucharadas de agua en una sartén, hasta que alcance una temperatura de 165o, y retira. Vierte el caramelo obtenido sobre una fuente plana forradacon papel sulfurizado y muévela para extenderlo bien; debe quedar una plancha fina. Espolvoréala con el sésamo, deja enfriar completamente y pártela en trocitos con las manos.

_blank
Paso 7

Parte el membrillo en dados pequeños. Desmolda las cuajadas y colócalas sobre las galletas. Pincha en un lado de la superficie un trocito de crujiente de caramelo y decora con el membrillo. Sírvelas enseguida.

paso_a_paso_para_realizar_cuajadas_con_membrillo_y_galletas_de_mantequilla_colocar_las_cuajadas_sobre_las_galletas
Paso 7

Parte el membrillo en dados pequeños. Desmolda las cuajadas y colócalas sobre las galletas. Pincha en un lado de la superficie un trocito de crujiente de caramelo y decora con el membrillo. Sírvelas enseguida.

El truco:
Congela las cuajadas y déjalas descongelar en la nevera, así no se romperán al desmoldarlas.
Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?