Si te estás iniciando en el mundo de la repostería y te apetece hacer un bizcocho que, además de ser muy sencillo de seguir, quede realmente exquisito, no te pierdas la propuesta que te presentamos hoy: un bizcocho de vainilla. Ideal para tomar tal cual, a la hora del desayuno o de la merienda, junto a un vaso de leche, o como base para crear tartas más elaboradas, este bizcocho está tan rico que conquistará el paladar de toda tu familia. A la que lo lleves a la mesa, no van a dejar ni las migas.

Para que este bizcocho quede sin grumos y con una textura perfecta, es fundamental que tamices la harina con la levadura sobre el resto de ingredientes y que remuevas, poco a poco, hasta que la mezcla quede fina y homogénea. Luego, vierte la masa en el molde, engrasado y enharinado, y deja hornear. En unos 40-45 minutos tendrás tu bizcocho listo.  

Si esta idea te ha encantado, prueba el bizcocho fácil de yogur y chocolate, el bizcocho de limón o el bizcocho clásico con trocitos de tofe.

Ingredientes paraBizcocho de vainilla

  • 250 gramos de Harina
  • 5 Huevos
  • 250 gramos de Azúcar
  • 10 gramos de Levadura En Polvo
  • 250 gramos de Mantequilla
  • 1 cucharada de Aroma De Vainilla

Cómo hacer bizcocho de vainilla

1. Bate la mantequilla

Precalienta el horno a 180°. Prepara un molde de unos 18-20 cm, engrásalo y enharínalo. Bate la mantequilla con el azúcar hasta obtener una crema fina.

1. Bate la mantequilla

2. Prepara el bizcocho

Añade los huevos, de uno en uno, hasta integrarlos. Agrega la vainilla y mezcla. Incorpora la harina con la levadura hasta que la mezcla sea homogénea.

2. Prepara el bizcocho

3. Hornea la masa

Vierte la masa en el molde y hornea unos 40-45 minutos o hasta que, al pinchar el bizcocho con un palillo, este salga limpio pero algo húmedo, de lo contrario quedaría muy seco.

3. Hornea la masa

4. Deja enfriar

Deja reposar el bizcocho en el molde durante unos 10 minutos antes de desmoldarlo y deja que se enfríe sobre una rejilla.

4. Deja enfriar

Consejos y variantes para el bizcocho de vainilla

  • En lugar de un molde redondo, elige uno de corona. Así el resultado será más vistoso.
  • A la hora de preparar la masa, puedes cambiar la vainilla por ralladura de limón o de naranja y un chorrito de su zumo. También puedes incorporar almendras picadas muy finas.
  • Con esta base puedes realizar bizcochos de otros sabores y colores. Por ejemplo, si te apetece conseguir un bizcocho rojo, añade a la masa unas gotas de colorante en gel de ese tono. Y si te gusta el chocolate, agrega un poco de chocolate negro rallado o cacao puro en polvo.
  • Para un resultado más sofisticado, abre el bizcocho por la mitad y rellénalo de mermelada, trufa, nata montada… También lo puedes cubrir con azúcar glas, chocolate fondant, caramelo, trocitos de fruta fresca o frutos secos.
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla