POSTRES Y DULCES

Tarta de requesón con frutos rojos

Los frutos rojos hacen muy apetecibles las tartas. Además, si no los encuentras frescos, siempre puedes recurrir a los congelados. La tarta es superfácil, con base de galleta y requesón, nata y gelatina en el relleno.

Personas: 10 Tiempo: 30 min Calorías: 269 Cal

paso_a_paso_para_realizar_tarta_de_requeson_con_frutos_rojos_resultado_final

Ingredientes para Tarta de requesón con frutos rojos

  • Para la base
  • 200 g galletas maría
  • 80 g mantequilla
  • Para el semifrío de queso
  • 300 g requesón
  • 3 hojas gelatina neutra
  • 1 cda azúcar avainillado
  • 75 g azúcar
  • 100 ml nata para montar
  • 2 cda agua
  • Para la gelatina
  • 100 g frambuesas
  • 150 g fresones
  • 100 g arándanos
  • 3 hojas gelatina neutra
  • 100 g azúcar
  • 100 ml agua
  • Para decorar
  • hojas menta

Temporada: Todo el año

Técnica: Técnica mixta

Tipo Plato: Postres

Precio: € €

Dificultad: Fácil

¿Te ha gustado?
Vota esta receta:
5 (4 votos)

Este es un postre fácil e irresistible compuesto por una base de galletas maría trituradas, un semifrío de requesón y una gelatina casera de frutos rojos. 

Hay infinidad de recetas con requesón porque es un queso que encaja bien tanto en platos dulces como salados, y uno de los más utilizados para hacer las clásicas tartas de queso como la nuestra de requesón con frutos rojos.

La hemos hecho con tres capas: una base de galletas maría, el semifrío de requesón en medio, y una gelatina casera de frutos rojos para la cobertura. Las recetas de tartas con base de galletas suelen ser rápidas y sencillas, porque no necesitan horno.

Anímate a hacerla porque es un postre facilísimo y de lo más vistoso.

Cómo hacer Tarta de requesón con frutos rojos

1. Tritura las galletas

1. Tritura las galletas

Tritura las galletas con la ayuda de un robot o con una picadora hasta que queden muy finas, incorpora la mantequilla reblandecida y 1 cucharada de agua y mezcla hasta que todo quede homogéneo.

2. Coloca la base

2. Coloca la base

Forra un molde rectangular con una hoja de papel de horno del mismo tamaño y cubre el fondo con la mezcla de galleta y mantequilla, presionando con el dorso de una cuchara para que quede liso. Introdúcelo en el frigorífico.

3. Empieza el semifrío

3. Empieza el semifrío

Para hacer el semifrío, vierte el queso, el azúcar y el azúcar vainillado en un recipiente, y bate con unas varillas eléctricas 2 minutos. 

4. Disuelve la gelatina

4. Disuelve la gelatina

En un cazo, calienta las láminas de gelatina, previamente remojadas en agua fría y escurridas, con 2 cucharadas de agua hasta que se disuelvan. Mezcla con 2 cucharadas de la mezcla de queso y, luego, con el resto de la crema de queso.

5. Monta y reparte la nata

5. Monta y reparte la nata

Monta la nata muy fría con ayuda de unas varillas eléctricas hasta que tenga consistencia espesa y agrégala delicadamente a la mezcla anterior con movimientos envolventes. Reparte el semifrío de queso sobre la base de galleta y reserva en el frigorífico.

6. Haz la gelatina

6. Haz la gelatina

Remoja la gelatina en un poco de agua fría 5 minutos. Vierte el agua en un cazo, añade el azúcar, y cuece hasta que este se disuelva. Agrega la gelatina escurrida y remueve. Limpia los frutos rojos, mezcla la mitad con el almíbar, aplasta un poco y dejar entibiar.

7. Monta la tarta

7. Monta la tarta

Vierte la gelatina sobre el semifrío, agrega encima el resto de frutos rojos e introduce en el frigorífico un mínimo de 4 horas. 

8. Desmolda y corta

8. Desmolda y corta

Pasa un cuchillo por los bordes del molde, desmolda la tarta, córtala en porciones cuadradas y decora con hojitas de menta lavadas y picadas. 

Loading...

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?