La tarta de calabacín y queso de cabra que te proponemos hoy es una auténtica delicia para el paladar. Con un exterior crujiente, un relleno muy rico y una presentación supervistosa es perfecta para tomar en cualquier situación. La puedes servir como entrante en un día festivo, en una cena informal con los amigos… y siempre te hará quedar muy bien. A la que la lleves a la mesa, dejarás a todo el mundo gratamente sorprendido.

El encanto de esta tarta es la forma que adquiere la pasta filo al cocerse en el horno. Para que quede tan bonita como la de la foto, prepara un cuenco con mantequilla derretida y un pincel, pinta una hoja por todas partes y colócala en el molde rizado, procurando que sobresalga un poco. Luego, ve haciendo lo mismo con el resto de hojas. Recuerda que este tipo de masa es muy delicada y se seca con facilidad. Para que eso no suceda, mientras untas una de las láminas, protege las demás bajo un paño ligeramente húmedo. Otro punto en el que debes prestar atención es durante el horneado. Para que la tarta no se dore demasiado, tápala con papel de horno. Así te quedará fantástica.

Si quieres descubrir otras tartas saladas, echa un vistazo a la tarta de hojaldre rellena de pisto y queso feta, a la quiche de verduras o al hojaldre de tomates, beicon y queso de cabra.

Ingredientes paraTarta de calabacín y queso

  • 7 hojas de Pasta Filo
  • 1 Cebolla Roja
  • 1 Calabacín
  • 2 rulos de Queso De Cabra pequeños
  • 300 mililitros de Nata Líquida
  • 125 gramos de Queso Mascarpone
  • 4 Huevos
  • Mantequilla
  • Sal
  • Pimienta

Cómo hacer tarta de calabacín y queso

1. Prepara los ingredientes

Pela la cebolla y córtala en aros finos. Lava el calabacín, sécalo y córtalo en rodajas finas. Corta los rulos de queso por la mitad y, a continuación, cada una de las mitades en tres rodajas. Saca la mantequilla de la nevera para que se ablande ligeramente. Precalienta el horno a 180º.

1. Prepara los ingredientes

2. Mezcla los huevos

Bate los huevos con la nata, agrega el queso mascarpone, salpimienta y vuelve a batir.

2. Mezcla los huevos

3. Forra el molde

Pinta una hoja de masa filo con mantequilla y cubre con ella un molde con hondas. Repite el proceso con todas las hojas, colocando una sobre otra y dejando que sobresalgan un poco por los bordes.

3. Forra el molde

4. Hornea la tarta

Reparte las verduras y el queso de cabra y vierte por encima la preparación de huevos, mascarpone y nata; tapa con papel de horno y hornea durante unos 45 minutos. Antes de sacar la tarta, comprueba que esté bien cocida pinchado un palillo (si está cocida, saldrá limpio).

4. Hornea la tarta

Variantes para la tarta de calabacín y queso

  • Si lo prefieres, en lugar de calabacín y cebolla, puedes usar puerro.
  • Para hacer más gustosa esta receta, en el momento de introducir el relleno en el horno añade unos daditos o tiritas de beicon o de jamón serrano.
  • También puedes agregar piñones, almendras laminadas, nueces, pistachos
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla