Los pimientos rellenos son un clásico de nuestra cocina que siempre triunfan en las mesas. Apetitosos, fáciles de hacer y muy vistosos, se pueden rellenar con muchísimos ingredientes. Además, tanto los puedes servir en un día de diario como en una comida especial. Hoy te proponemos que los rellenes con arroz y verduritas. Una receta, sencilla, pero resultona, que te hará quedar muy bien.

Para hacer este plato elige pimientos del color que más te gusten, en nuestro caso hemos escogido rojos y amarillos. La única condición es que deben ser muy carnosos, con la carne gruesa, para que aguanten la cocción en el horno sin que se deshagan. También es importante que sean de tamaño similar. Así se cocerán todos de manera uniforme y estarán listos en el mismo tiempo. Un consejo, antes de hornearlos con el relleno, ásalos unos minutos para que queden ligeramente cocidos. Luego, sácalos del horno, rellénalos con el arroz y espolvoréalos con el queso rallado y el orégano. En 20-25 minutos estarán listos para comer.

Los pimientos admiten infinidad de rellenos. Están exquisitos con carne picada a la boloñesa, con cuscús, con tortilla o con arroz, como en el caso de la receta de hoy. Y si quieres descubrir más ideas, echa un vistazo a nuestras recetas de pimientos rellenos.

Ingredientes paraPimientos rellenos de arroz gratinados con queso

  • 2 Pimientos Rojos
  • 2 Pimientos Amarillos
  • 1 Zanahoria
  • 4 tacitas de Arroz
  • 8 tacitas de Caldo De Verduras
  • 1 Cebolla
  • 2 Ajos
  • Orégano
  • 100 gramos de Champiñones
  • ½ Calabacín
  • Perejil
  • 100 gramos de Tomate Triturado
  • Queso Mozzarella rallado
  • Queso Emmental rallado
  • Aceite
  • Sal

Cómo hacer pimientos rellenos de arroz gratinados con queso

1. Prepara los ingredientes

Raspa la zanahoria, lávala con el calabacín y córtalos en daditos. Limpia los champiñones, lávalos y pícalos. Pela la cebolla y los ajos, y pícalos.

1. Prepara los ingredientes

2. Rehógalos en una sartén

Incorpora la cebolla y los ajos en una sartén con un poco de aceite y rehógalos durante 4 minutos. Añade la zanahoria y sigue rehogando 3 minutos más. Luego, agrega el calabacín y los champiñones y cocina otros 5 minutos

2. Rehógalos en una sartén

3. Incorpora el tomate

Lava el perejil, pícalo y agrégalo a la sartén. Añade también el tomate triturado. Remueve y cuece durante 10 minutos.

3. Incorpora el tomate

4. Añade el arroz

Incorpora el arroz, sofríelo durante 1 minuto, vierte el caldo hirviendo y cuece 13 minutos. Precalienta el horno a 200°.

4. Añade el arroz

5. Asa los pimientos

Lava los pimientos y ásalos durante 15 minutos en el horno.

5. Asa los pimientos

6. Espolvorea con el queso

Parte los pimientos por la mitad a lo largo y quítales las semillas. Rellénalos con la preparación de arroz y espolvoréalos con los quesos y con orégano. Ásalos 20-25 minutos más a 180º y sírvelos enseguida.

6. Espolvorea con el queso

El truco

A los pimientos se les da un asado previo para que no queden crudos, pero no mucho para que se puedan rellenar con facilidad y no se rompan.

Consejos para que los pimientos rellenos de arroz queden exquisitos

  • A la hora de comprar los pimientos. Comprueba que sean carnosos, con la piel lisa y brillante, y que sean duros al tacto. Si presentan golpes, arrugas o manchas, descártalos. En el momento de usarlos, retira las semillas y sus membranas porque pueden tener un sabor amargo.
  • Una base estable. Para realizar esta receta es importante que los pimientos se aguanten de pie. Antes de comprarlos, comprueba que su base no sea demasiado abultada. Otro truco es cortar un poco la base. Hazlo con precaución para que no se rompan y se escape el relleno.
  • Baja la temperatura. Si ves que los pimientos se están quemando demasiado, baja la temperatura del horno y alarga el tiempo de cocinado. También puedes taparlos un poco con papel de aluminio. Quedarán perfectos porque se habrán cocido con su propio jugo.
  • Receta de aprovechamiento. Nosotros hemos usado arroz con verduritas como relleno, pero si te ha sobrado un poco de pollo asado, carne picada o salchichas frescas, también los puedes utilizar. Lo mismo pasa con las verduras. Si en la nevera tienes un trozo de berenjena o de puerro, no dudes en usarlos.

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla