Si siempre has soñado con hacer una tarta digna de cualquier reality de pastelería aquí tienes una receta que te haría triunfar al instante. Se trata de una tarta de, nada menos, que tres pisos. Los bizcochos van rellenos de mermelada, llevan por encima una capa de fondant; lisa y blanca el primero, con forma de pétalos de rosa el segundo y pintada con polvo dorado el tercero. En definitiva es un pastel con una decoración muy currada pero con un interior bastante fácil de hacer.

Es ideal para una ocasión muy muy especial y para cuando contemos con un buen número de comensales en casa. Vaya, que si vas a celebrar una fiesta por todo lo alto y quieres lucir tus dotes con la pastelería, has encontrado la tarta ideal. Además de ser una preciosidad, está buenísima.

Para que quede tan bonita es necesario tener cierta experiencia trabajando el fondant, sobre todo para hacer los pétalos del segundo piso. Si todavía no te ves con tanta soltura, siempre puedes ponerlo en liso conservando la combinación de colores y más adelante, si lo repites de nuevo, probar suerte con los pétalos. En cualquier caso, con las herramientas adecuadas (las encontrarás en cualquier tienda especializada) será mucho más sencillo de lo que parece.

Ingredientes paraPastel oro y blanco con pétalos

  • para el bizcocho de 10 cm
  • 105 gramos de Mantequilla
  • 100 gramos de Azúcar
  • 2 Huevos
  • 110 gramos de Harina
  • 6 gramos de Levadura En Polvo
  • 1 cucharada de Esencia De Vainilla
  • para el bizcocho de 15 cm
  • 205 gramos de Mantequilla
  • 200 gramos de Azúcar
  • 4 Huevos
  • 210 gramos de Harina
  • 12 gramos de Levadura En Polvo
  • 1 cucharada de Esencia De Vainilla
  • para el bizcocho de 20 cm
  • 305 gramos de Mantequilla
  • 300 gramos de Azúcar
  • 6 Huevos
  • 310 gramos de Harina
  • 14 gramos de Levadura En Polvo
  • 1 cucharada de Esencia De Vainilla
  • para rellenar y decorar
  • 750 gramos de Mermelada De Melocotón
  • 300 gramos de Mantequilla
  • 300 gramos de Azúcar Glas
  • 1 cucharada de Esencia De Vainilla
  • 1,5 kilogramos de Fondant blanco
  • Colorante Alimentario rosa en gel
  • Colorante Alimentario amarillo en gel
  • Polvo De Oro
  • Pintura Comestible dorada
  • Pegamento Comestible

Cómo hacer pastel oro y blanco con pétalos

1. Prepara los moldes

Precalienta el horno a 180°. Engrasa con un poco de mantequilla 3 moldes (10, 15 y 20 cm de diámetro), y espolvorea cada uno con 10 gramos de harina.

1. Prepara los moldes

2. Haz la masa del bizcocho pequeño

Bate el resto de la mantequilla ablandada con el azúcar. Añade los huevos, de uno en uno e incorpora la harina restante tamizada con la levadura. Agrega la vainilla, mezcla y vierte esta masa en el molde de 10 centímetros.

2. Haz la masa del bizcocho pequeño

3. Hornea los tres bizcochos

Repite la operación con los ingredientes de los otros 2 bizcochos; rellena con una de las masas el molde de 15 cm y el de 20 cm con la otra. Hornea el bizcocho de 10 cm entre 30 y 35 minutos; 35-40 minutos el de 15 cm y 45-50 minutos el de 20 cm. Déjalos enfriar y desmóldalos.

3. Hornea los tres bizcochos

4. Rellena los bizcochos

Corta cada bizcocho en 3 discos iguales y cubre dos con una capa de mermelada. Superpón los círculos del mismo tamaño, dejando arriba el que no tiene mermelada, y recompón los 3.

4. Rellena los bizcochos

5. Haz la buttercream

Bate la mantequilla ablandada con el azúcar glas y la vainilla hasta que esté cremosa. Cubre las 3 tartas con una capa fina de buttercream (así el fondant se pegará).

5. Haz la buttercream

6. Corta los pétalos

Estira 300 gramos de fondant con un rodillo y forra la tarta de 10 centímetros. Tiñe 600 gramos del fondant restante con unas gotas de colorante rosa, estira más de la mitad y cubre con él la tarta de 15 centímetros. Alisa el resto del fondant rosa y haz los pétalos de la decoración. Para ello, estira el fondant muy fino y corta círculos de 4 centímetros de diámetro con un cortapastas. Necesitarás entre 40 y 50. Sobre una almohadilla para fondant, bolea los bordes de los pétalos con un bolillo para darles vuelo.

6. Corta los pétalos

7. Termina la decoración

Sujétalos alrededor de toda la tarta de 15 centímetros utilizando pegamento comestible. Tiñe de amarillo suave el fondant que queda, estíralo y forra la tarta de 20 centímetros. Píntala con la pintura dorada y, antes de que se seque, cubre toda la superficie con el polvo de oro.

7. Termina la decoración

8. Monta la tarta

Pon la tarta grande en un pastelero y clava dentro 4-5 brochetas verticales con su misma altura. Introduce 4-5 brochetas en la tarta de los pétalos, colócala encima y corona con la tarta de 10 cm.

8. Monta la tarta

El truco

Puedes lograr efectos sorprendentes tiñendo el fondant de otros colores, pruébalo.

Consejos:

  • Los bizcochos van rellenos con mermelada de melocotón pero puedes elegir el sabor que más te guste. Con una buena mermelada de frambuesa o frutos rojos también quedará de maravilla, incluso de naranja.
  • Otra opción es rellenar los pasteles con nata y/o trufa. La nata habría que montarla con azúcar y para hacer la trufa, habría que derretir chocolate dentro de la nata y cuando estuviera bien fría, montarla. Una ganache de chocolate también iría de maravilla, o una crema de café o caramelo también seria una delicia. ¡Personaliza tu pastel como prefieras con tan solo variar o mezclar varios rellenos distintos!
¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla