Pan casero

¿Has preparado alguna vez pan casero? Es una experiencia inigualable, amasar con cariño, dejar reposar y luego tomar ese pan que has hecho con tus manos. Aquí tienes la receta.

PASO A PASO PARA REALIZAR PAN CASERO: RESULTADO FINAL.
Amanda Laporte
6 personas
60 min
213 Cal

3

(37 votos)

Dieta:

Mediterránea

Vegana

Vegetariana

Temporada:

Todo el año

Técnica:

Horno

Tipo Plato:

Acompañamientos

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

Preparación con antelación

Si nunca has preparado pan en casa porque crees que va a ser muy difícil de hacer y no te va a quedar bien, ahora es el momento de probarlo. Te presentamos una receta, facilísima, que es ideal para principiantes porque no tiene ninguna complicación. Solo necesitas una cazuela grande con tapa que pueda ir al horno y unos ingredientes tan básicos que los puedes encontrar sin problemas en tu tienda de comestibles o en tu supermercado más cercano: harina de fuerza y levadura fresca, sal, aceite y harina de trigo. Nada más.

El éxito de esta receta reside en amasar bien la preparación para que quede una masa suave, brillante y elástica. Cuando tengas todos los ingredientes de la receta bien mezclados, es el momento de ponerte a trabajar. Espolvorea la superficie de trabajo con harina y empieza a amasar. Presiona con firmeza con la parte posterior de la palma de las manos, empujando ligeramente hacia delante y doblándola durante unos 10 minutos. Tras este paso, déjala reposar durante 1 hora en un lugar templado hasta que doble su volumen. Luego, presiona ligeramente con los dedos y déjala reposar otra vez. En este punto ya tendrás tu masa preparada para transformarse en un pan casero con una corteza crujiente y una miga tierna y esponjosa. ¡No habrá nadie que se resista!

 

Ingredientes paraPan casero

  • ½ kilogramo de harina de fuerza
  • harina de trigo
  • 7 gramos de levadura fresca
  • 1 cucharadita de sal
  • 1 cucharada de aceite

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer pan casero

1. Incorpora el agua a la harina

Mezcla la harina tamizada con sal y levadura desmigada o en polvo. Añade el aceite y 325 ml de agua templada y remueve con una cuchara de madera hasta integrarlo todo.

1. Incorpora el agua a la harina

2. Trabaja la masa

Espolvorea la superficie de trabajo con harina y coloca la masa encima. Presiónala con la base de las manos, empújala ligeramente hacia delante y dóblala.

2. Trabaja la masa

3. Vuelve a amasar

Sigue amasando de la misma forma 10 minutos, añadiendo a la masa más harina si se pegara a las manos o a la mesa, hasta que resulte suave, brillante y elástica.

3. Vuelve a amasar

4. Deja reposar

Forma una bola y colócala en un bol espolvoreado con harina. Tápala con un paño de cocina limpio y déjala reposar a temperatura ambiente 1 hora, hasta que doble su volumen.

4. Deja reposar

5. Presiona la masa

Aprieta la masa ligeramente con los dedos, vuelve a taparla y déjala reposar 1 hora más. Precalienta el horno a 240° con una cazuela enharinada dentro.

5. Presiona la masa

6. Coloca en el horno

Incorpora la masa en la cazuela y hazle unos cortes en la superficie. Pon la tapa y hornea 15 minutos. Quita la tapa y cuece 35 o 40 minutos más a 200°. Deja enfriar el pan sobre una rejilla.

6. Coloca en el horno

Algunos consejos para disfrutar todavía más del pan casero

  • El pan se puede degustar con multitud de ingredientes. Lo podemos comer a la hora de desayunar o de la merienda con mantequilla y mermelada o tomate y aceite, pero también como base en bocadillos de embutidos, queso, paté…
  • Además, con el pan casero se pueden preparar exquisitas tostadas para una cena informal. Le puedes añadir lo que quieras: huevo duro, atún, aguacate…
  • Es perfecto para mojar en las salsitas de cualquier guiso de carne o pescados y será imprescindible en la mesa junto a unos mejillones a la marinera.
  • Si quieres darle más sabor a tu pan casero, puedes espolvorear por encima de la masa antes de hornearla unas semillas. Las de amapola o sésamo quedarán muy bien. También puedes añadir frutos secos dentro de la masa o chorizo y aceitunas. Será una gran sorpresa gustativa.
  • Una vez frío, puedes hacer unos cortes horizontales sin llegar al final, introducir mozzarella rallada y volver a hornear unos minutos para que se funda el queso. Descubre la receta en hogaza de pan con queso, ajo y perejil.

Créditos: Videoreceta - Irene Requena

¿Has preparado esta receta?

Marcar como cocinada

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?