Milhojas de bizcocho con fresas y nata

Fresas y nata, una combinación clásica, irresistible y muy veraniega. Servida entre capas de bizcocho fino, toda una delicia.

paso_a_paso_para_realizar_milhojas_de_bizcocho_resultado_final
Amanda Laporte
Amanda Laporte
La repostera más televisiva
8 personas
45 min
301 Cal

5

(10 votos)

Dieta:

Mediterránea

Temporada:

Primavera

Técnica:

Horno

Tipo Plato:

Postres

Precio:

€ €

Dificultad:

Fácil

La baya más popular del mundo y una de las más dulces, la fresa, puede desplegar un abanico de sabores asombroso, que va de las notas especiadas, a las frutales pasando por las mantequillosas. Por eso, forma una pareja tan armónica con los lácteos. Con la nata tiene una afinidad muy especial y cuando se adereza con azúcar su jugosidad natural se multiplica por mil. Enmarcamos estos tres ingredientes en un esponjoso y ligero milhojas de bizcocho y nos transportamos directamente a los veranos de nuestra infancia.

Nuestra receta no es complicada, pero para elaborarla necesitarás algo de tiempo y una espátula, una manga pastelera con boquilla estirada, una batidora eléctrica con varillas y papel sulfurizado. Si no dispones de tiempo, prueba esta sencillísima tarta de fresas con nata montada. Si te sobra mucha fruta y es verano, prepárate un refrescante gazpacho de fresas o estas sencillas galletas de fresas y queso de cabra como canapés. 

Ingredientes paraMilhojas de bizcocho con fresas y nata

  • Para el bizcocho
  • 5 Huevos
  • 1 Yema De Huevo
  • 75 gramos de Azúcar
  • 1 cucharadita de Azúcar Avainillado
  • 90 gramos de Harina
  • ½ cucharadita de Levadura En Polvo
  • Para el relleno
  • 500 mililitros de Nata Para Montar
  • 40 gramos de Azúcar
  • 250 gramos de Fresones

Compra los ingredientes de esta receta en el supermercado on-line del Corte Inglésclicando aquí

Cómo hacer milhojas de bizcocho con fresas y nata

1. Prepara la masa del bizcocho

Precalienta el horno a 200º. Casca los huevos en un cuenco, y añade la yema y los dos tipos de azúcar. Bátelos, con varillas eléctricas hasta que doblen su volumen. Incorpora a esta mezcla la harina y la levadura tamizadas, y remueve con una espátula, de arriba abajo, hasta que estén totalmente incorporadas.

1. Prepara la masa del bizcocho

2. Extiende la masa

Vierte la preparación anterior sobre la placa forrada con papel sulfurizado y extiéndela con una espátula.

2. Extiende la masa

3. Hornea

Cuece el bizcocho entre 12 y 14 minutos, hasta que empiece a dorarse, y retira del horno. 

3. Hornea

4. Vuelca el bizcocho y enfría

Coloca otra hoja de papel sulfurizado en la superficie de trabajo y vuelca el bizcocho encima. Despega el papel superior con cuidado y deja enfriar.

 

 

4. Vuelca el bizcocho y enfría

5. Divide el bizcocho y monta la nata

Corta la placa de bizcocho en tres rectángulos iguales. Coloca la nata en un cuenco y bátela ligeramente con varillas eléctricas; ve añadiendo el azúcar poco a poco, sin dejar de batir, hasta terminar de montarla.

 

5. Divide el bizcocho y monta la nata

6. Rellena la manga pastelera

Introduce la mitad de la nata en una manga pastelera con boquilla estriada y reserva en la nevera. 

6. Rellena la manga pastelera

7. Haz las capas de nata

Unta los rectángulos de bizcocho con una capa fina de nata (la mitad que no has guardado en la manga pastelera) y extiéndela con una espátula.

7. Haz las capas de nata

8. Prepara los fresones

Lava los fresones; retírales el pedúnculo y las hojitas verdes, y sécalos. Córtalos por la mitad y repártelos sobre dos planchas de bizcocho, de forma que cubran la capa de nata.

8. Prepara los fresones

9. Monta las capas de bizcocho y rellena

Añade más nata sobre los fresones hasta cubrirlos y superpón los tres bizcochos; el que no tiene fruta debe quedar encima.

9. Monta las capas de bizcocho y rellena

10. Congela el postre

Introduce el milhojas en el congelador, durante 1 hora, para que adquiera consistencia. 

10. Congela el postre

11. Últimos toques

Retira el milhojas del congelador 1/2 hora antes de servirlo. Cuando esté aún congelado, recorta los bordes con un cuchillo afilado para que quede mejor acabado y cubre la superficie con rosas de nata, con la manga pastelera que tenías en la nevera. Hazlas dibujando una pequeña espiral, desde el centro hacia fuera.

11. Últimos toques

Variantes del milhojas de bizcocho con fresas y nata

  • Extiende un poco de mermelada de fresa encima de la capa de bizcocho e intensificarás el sabor de las fresas.
  • Como decoración final, puedes esparcir un poco de piel de limón rallada, unas pizcas de canela o moras, arándanos y frambuesas frescas por encima.
  • Si no tienes azúcar avainillado, sustitúyelo por unas gotitas de extracto de vainilla o por semillas de una vaina.
¿Has preparado esta receta?

Notas de cocina

Comparte las notas de tu cocinado con otros usuarios o envía un mensaje privado

Mis notas
Las más útiles
Todas

¿Te ha gustado esta receta?

Puedes guardarla en tus favoritos, imprimirla o compartirla

¿Deseas dejar de recibir las noticias más destacadas de Lecturas?